domingo, 4 de febrero de 2018

Pensamientos revueltos.

Me fastidia esa gente que va por la vida dando consejos que no pides, o te cuenta las bondades del deporte de moda o como debes aprovechar el tiempo. Esa gente que habla y habla pero no escucha. Luego están aquellos que si no le das la razón porque tienes una idea distinta se ponen como energúmenos. Y últimamente me encuentro con esos que echan la culpa a los demás de todos sus males, ¡por favor!!...

Empiezo a pensar que estamos construyendo una vida para borregos solitarios. Entras en el ascensor y te pones a mirar para la pared o para los zapatos sin decir un buenos días. Vas a comprar y funciona lo de sírvase ud. mismo; y ya no digamos al alcance de un clik y en pijama desde tu casa. Aunque tu amiga viva a cinco minutos caminando hablas más con ella por watsAppsat que personalmente...

¿Y la vida emocional? cuántas veces nos hemos encontrado con personas egoístas que no se comprometen en una relación o incluso, nos dejamos influir por aquello de: es tan bueno, no vas encontrar otro igual... Ay! que manera de dejarnos llevar por las modas o la opinión ajena sin pensar en lo que queremos de verdad.

Amanece y vuelve amanecer, un día resulta que te encuentras sola en compañía y te preguntas ¿quién puso más? ¿quién dejó de hacerlo? ¿dónde están los amigos que se podían abrazar?... Tiempos pasivos, perdidos, mirando sin ver. En una sociedad que olvida de dónde viene,  no piensa en las consecuencias de la intolerancia y donde hay que pasar bien la aspiradora para recuperar el prestigio de los políticos, esos que se supone trabajan para el pueblo.

En fin...

10 comentarios:

  1. Hola Alondra, has dicho todo un panegirico lleno de verdades, es muy cierto que todos hemos cambiados y la conversacion oral, va camino de desaparecer, nos limitamos a las palabras imprescindibles y muchas veces ni encontramos respuesta a un "buenos días" cuando entramos en una sala de espera de una consulta médica.

    Un abrazo lleno de cálidas palabras de cariño.
    Ángeles

    ResponderEliminar
  2. Eres pura Mafalda pero qué quieres que te diga si lo único que hay que hago es encontrar mi rinconcito y amoldarme a las cosas; es lo que hay...te digo que aún así soy feliz.

    ResponderEliminar
  3. Así pasa...hay mucho egocentrismo y se olvida uno de que somos seres humanos, no robots...Hasta cierto punto, nos hemos deshumanizado. Sin embargo, el que toma conciencia tiene que dar el primer paso y orar; únicamente Dios cambia los corazones.

    Las personas son irrazonables, inconsecuentes y egoístas,
    AMALAS DE TODOS MODOS.

    Si haces el bien, te acusarán de tener oscuros motivos egoístas,
    HAZ EL BIEN DE TODOS MODOS.

    Si tienes éxito y te ganas amigos falsos y enemigos verdaderos,
    LUCHA DE TODOS MODOS.

    El bien que hagas hoy será olvidado mañana,
    HAZ EL BIEN DE TODOS MODOS.

    La sinceridad y la franqueza te hacen vulnerable,
    SE SINCERO Y FRANCO DE TODOS MODOS.

    Lo que has tardado años en construir puede ser destruido en una noche,
    CONSTRUYE DE TODOS MODOS.

    Alguien que necesita ayuda de verdad puede atacarte si lo ayudas,
    AYUDALE DE TODOS MODOS.

    Da al mundo lo mejor que tienes y te golpearán a pesar de ello,
    DA AL MUNDO LO MEJOR QUE TIENES DE TODOS MODOS. (Madre Teresa de Calcuta)

    *Mi hermana favorita, fallecida, hace dos años; tenía toda la colección de Mafalda. ¡Me encanta!

    Un fuerte abrazo Alondra

    ResponderEliminar
  4. Hoy solo te dejo un saludo, cariños
    Beso

    ResponderEliminar
  5. Antes de nada, quiero agradecer tus letras en mi espacio ¡vaya alegría que me has dado!
    Reencontrarse con amigos es algo que nos hace revivir un pasado en el que nos hemos sentido felices.
    Pero tienes razón en todo lo que expresas entre tantos pensamientos revueltos.
    A mí lo que más me afecta es esa amistad tan superficial que bajo un nombre tan entrañable se esconde algo tan banal que hiere hasta el fondo del alma ¡pues lo peor de todo es que yo creo en la amistad!
    Y lo digo por mí, por mis sentimientos, seguramente me vuelco demasiado en las personas y les llego a coger un cariño inmenso, yo siempre estaré a su lado, pero ellas...
    Las buenas costumbres, los saludos, unas simples palabras de cortesía, ya han pasado a la historia, hoy en día cada persona se encierra de tal forma en sí misma que es incapaz hasta de dar los buenos días ¡con lo poquito que cuesta! Y eso que ya no hablo de dedicarte una sonrisa de cortesía, eso ya pasó a la historia y no creo que se repita.
    En fin, para reflexionar sobre esos pensamientos tenemos materia, seguro que, como vivimos a la carrera, empujando a unos y a otros ¡lástima que nos falte tiempo para meditar un poco sobre ello!
    Cariños en un fuerte abrazo.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  6. Aplaudo cada una de las palabras que has escrito, no porque me alegre sino por la radiografía tan acertada de la sociedad en la que vivimos. Triste realidad.

    Cariñoso abrazo, Alondra

    ResponderEliminar
  7. Cómo me identificado con tu entrada de hoy... Buen domingo

    ResponderEliminar
  8. Una feliz semana. Besos desde Andalucía

    ResponderEliminar
  9. Vida emocional...

    Cierto lo que señalas aquí. Y a la vez no dejaría de ser una circunstancia "no deseable" más en la vida del ser humano.

    ¿Cuántas de éstas ha habido, hay, habrá a lo largo de la vida? Y no me refiero solo a nosotros, nuestros antepasados, familiares, vivieron "sus" propias situaciones personales. Hoy impensables para nosotros muchas de ellas.

    ¡Es la vida! Y ¡ésta! es mucho más que la "nuestra" solamente.

    Tiempos pasivos, perdidos y una sociedad que olvida no deja de ser algo general... Pero no tiene por qué ser tuyo!

    ¡De hecho no lo es!

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hemos perdido el norte humano. Nos hemos vuelto tan arribistas, y en el colmo del egoísmo,nos negamos a que los demás puedan estar mejor, si les damos una mano.En esto tiene que ver la influencia del neoliberalismo y la globalización, que nos ha robado hasta la identidad, al tratar de hacer de las relaciones sociales, una sola cultura: la del consumo y la competencia.
    UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!