miércoles, 17 de mayo de 2017

Día de las letras gallegas.

Imagen y parte de su biografía extraída de http://fundacioncarloscasares.org/biografia/


Hoy es el día en que se hace un homenaje a escritores en lengua gallega. Este año es Carlos Casares el elegido por la Real Academia Gallega.
 
Nació en Orense el 24 de agosto de 1941. En los años 60 se marcho a Santiago de Compostela a estudiar Filosofía y Letras. Allí entra en contacto con un grupo de estudiantes galleguistas y participó en actividades culturales que contestaban el oficialismo franquista.
En su primer trabajo Casares es acusado de “comunista” por pretender que los niños pobres del pueblo pudieran acceder gratuitamente a los servicios del comedor escolar por ello, fue expedientado e inhabilitado para impartir la docencia en todo el territorio gallego. En 1982, Casares es elegido diputado al Parlamento de Galicia se presentó como galleguista independiente en las listas del PSdeG-PSOE, fue la época en que se aprobó por unanimidad la Lei de Normalización Lingüística, en sus debates y redacción Casares jugó un importante papel. Es para destacar que tenía 60 años y en compañía de ochenta escritores europeos mucho más jóvenes que él, recorrieron en tren durante mes y medio Europa desde Lisboa a San Petersburgo. Murió el 9 de marzo de 2002.

Casares fue un hombre leal a sus principios, a sus amigos. Abrió la puerta de su universo fantástico: reyes, caballeros normandos, espíritus, alquimistas, obispos, falsos santos y gente normal sale al encuentro del asombrado lector. Es un autor capaz de hilvanar historias de temática y estilo diverso y, si te acercas a su libro Juegos de la guerra, demuestra un profundo conocimiento de la psicología humana.
El día anterior a su muerte entregó a la editorial Galaxia la versión definitiva de O sol do verán.

Voy a la estantería de autores gallegos, abro el libro y copio un pequeño fragmento que recrea la memoria de la infancia y juventud desde un presente de amor y muerte que tiñe de nostalgia y melancolía el paraíso del ayer perdido.


...nin siquera o sonriso franco desde a solaina serviu para suavizar aquela sensación que eu tiña de estar vivindo fora do tempo, como se tratase inutilmente de apreixar entre as mans a auga transparente daquel río que tantas veces tiñamos contemplado xuntos desde a solaina, como un soño, nas cálidas noites de tantos veráns. 


6 comentarios:

  1. No me resulta sencillo leer en gallego, quizás porque me enamora el frufrú de las letras organizadas al modo calmado y sencillo de su tierras antiguas.
    (gracias de las traducciones)
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  2. El fragmento es precioso...ese querer atrapar un tiempo ido, tan hermoso en el recuerdo anclado...
    Un gusto conocer a este autor.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Tomo nota y haré lo posible por encontrar los dos libros que mencionas. A medida que iba leyendo sentía que mi piel se iba estremeciendo. Este es un hombre que deja un legado imborrable en el pueblo gallego pero, a mi que soy asturiana, me hace sentir orgullosa -aunque solo sea por unos momentos- de pertenecer a la misma especie a la que él pertenece. Borra con su vida los muchos pecados que cometen otros...

    He oído hablar de hoy de él y ahora tengo la suerte de contar contigo porque es a través de tí, cuando he sido capaz de empezar a valorarlo.

    Un abrazo lleno de afecto y confianza. Franziska

    ResponderEliminar
  4. Bella entrada, no conozco al autor, no entiendo el gallego
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me alegra que hayas dado a conocer a este escritor y hombre bueno,porque hay tanta gente que "no suena"y son verdaderos personajes,que nadie los nombra.
    Debe de ser un placer leer ese libro
    Besucos

    ResponderEliminar
  6. Una semblanza bien lograda,que acerca a la vida de este escritor gallego. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!