viernes, 15 de abril de 2016

La chica del tren.


Foto de YouTube

Últimamente prefiero leer novelas que simplemente entretengan, no tengo la cabeza para análisis profundos. Por lo general huía de los best-seller pero mi hija comparte conmigo el amor a la lectura y es mi proveedora oficial cada vez que viene a casa.

Reconozco que esta novela no me ha cautivado como para no poder dejar de leer, desde luego la publicidad ya sabemos que es engañosa y en este caso, se pasan un poco con lo de "fenómeno mundial".

Eso si, el final me sorprendió, la autora Paula Hawkins,  juega con el lector a la sospecha de unos y otros; ni los buenos son tan buenos ni debemos desconfiar de los que parecen malos. Sabe mantenernos a la expectativa haciendo conjeturas que van variando a lo largo de los diferentes capítulos. Se adentra bastante en el mundo oscuro de las emociones y es como un diario a tres voces,

Rachel, es alcohólica y cada vez que se emborracha tiene lagunas mentales y olvida lo que hace o dice, está terriblemente sola. Anna es la nueva mujer del exmarido de Rachel, muy temerosa. Megan es inestable y sobre su desaparición girará la intriga.

Soy de esas personas que siempre intenta leer entre líneas y en este caso he visto la historia  como un  retrato de dependencias emocionales, de la hipocresía y la imagen de falsas vidas felices en hogares supuestamente perfectos, pero que ocultan vacío e insatisfacción. Y es que por amor mal entendido, celos, drogas, violencia etc.,  la vida se nos puede ir sin enterarnos.


sábado, 9 de abril de 2016

lunes, 4 de abril de 2016

Manolo Tena.

Querías ser feliz y volver a empezar... Hoy,  si es un buen día para mandarte flores... 
Gracias por tu música, tus canciones, esa voz única, te quedas en la banda sonora de mi vida.
Descansa ahora, libre y salvaje en tu mar. Una persona que compone música con las letras que tu cantaste no es sólo un poeta, es una gran persona.
Ahora te vas:"sentado solo y dejando el tiempo correr"... y como en otra de tus canciones: "pero volvemos a empezar y así la vida sigue y sigue"... 

¡Buen viaje!