martes, 9 de febrero de 2016

Rincones lucenses en la noche.





























Soy una viajera de distancias cortas porque las horas en casa se hacen eternas. Cada ciudad es un enigma, en la mía, la noches de los fines de semana rebosa vida; la zona de la Calle de la Cruz y la Rúa Nova, la de los vinos y tapas, es una fábrica de euforia que se extiende por todo el centro amurallado.



















En en el día a día, cuando cierran los comercios el centro se queda vacío. La noche ofrece un encanto especial y la luz le da un toque mágico a las piedras.


La vida se nos ha vuelto del revés y hemos dejado atrás otros tiempos más tranquilos donde el pasear era entretenimiento oficial. Los cambios laborales, familiares y personales hace que la gente vaya de casa al trabajo y siempre corriendo. 




Pasear las calles despacito, viendo con tranquilidad los rincones de la ciudad histórica es uno de los placeres que últimamente tengo. No soy buena fotógrafa pero hoy quiero compartir con vosotros. También sois compañeros de la noche.







Las farolas de hierro forjado, nostalgia de tiempos pasados, embellece con sutileza los viejos edificios y la luz se refleja en el agua que moja las calles con esa lluvia menuda del invierno. Escuchando las campanas de la catedral, que marcan el ritmo de los cuartos de hora sigo caminando con mi amiga peluda...

Hay noches que te ofrecen momentos que dieron luz a tu vida.

20 comentarios:

  1. No importa que uno no sea buen fotografo lo importante es transmitir lo que se quiere a traves de las imagenes.
    un bonito recorrido por tu ciudad.
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Pues ha sido un auténtico placer acompañarte en este paseo nocturno y sentir la magia de tu ciudad y sus piedras.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Preciosos esos rincones que nuestras a la luz de los faros, en la noche callada y tranquila.
    Las fotos son bien bonitas, ni sé cuando volveré a pasear por encima o al lado de las murallas.
    Cada paso que das por esos lugares, se guarda en tu memoria.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  4. No conozco Lugo pero se ve que tiene rincones preciosos.Besicos

    ResponderEliminar
  5. Me encantaría visitar Lugo. Con este post me lo has recordado.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hermosa entrada, bellas imágenes como su autora, apreciada Alondra.
    La iluminación es muy importante, sobretodo, cuando queremos resaltar lugares importantes o para que tengan mejor visibilidad los transeúntes. Ciertamente las luces pueden reflejar imágenes mágicas en los muros, hasta llenarnos de nostalgia.
    Cordiales saludos, espero que la vida te sonría y que la salud no te abandone.
    Un enorme abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hola saludos y yo te acompaño con mucho gusto por que lo haces muy ameno y me gusta mucho la historia. Besos

    ResponderEliminar
  8. Preciosas fotos de Lugo no silencio da noite na que a cidade é protagonista. Cántas lembranzas dese lugar onde pasei a xuventude. Sei ben dos paseos pola Praza Maior e Raíña nas tardes dos domingos, cando regresaba da aldea para continuar a miña vida de estudante. Do deambular polas rúas dos viños acompañada da xente que me quería. Vindo de terras tan lonxanas e diferentes, sínteste una galega cos pes na terra e coas áas no ar, Alondra voadora!!! Aperta e grazas por deixar un comentario no meu blog.

    ResponderEliminar
  9. Hola amiga,
    Tú ciudad es muy especial, y reconozco que se llena de una luz enigmática cuando cae la noche. Cuando voy por allí, por cuestiones laborales, suelo acomodarme en el pazo de Orbán, desde cuyas ventanas rozo con los dedos las murallas por las que me gusta dar un paseo de vez en cuando y el trabajo me lo permite.
    Una ciudad muy bella. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Alondra, por este bello paseo nocturno! Tus imagenes son seductoras. Abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  11. Qué bonito y mágico paseo Alondra paeando la noche por tu ciudad iluminada con la paz y la tranquilidad de la que tiene todo el tiempo. ¡Cuánto nos perdemos con esas prisas que vivimos!

    ResponderEliminar
  12. Qué paseo tan extraordinario acabo de darme por tu ciudad y en tu grata compañía de palabras que vas derramando ene tu paseo. No muchas pero las justas, las imprescindibles para compartir. De verdad que ha sido muy grato acompañarte y otra cosa, que no se me olvide- no veo que seas tan mala fotográfa como dices porque haces muy buenas composiciones.

    Un abrazo. Franziska

    ResponderEliminar

  13. FUERZA ALONDRA!!!
    VAS A ESTAR BIEN
    zarzuela, que tambien la amo
    https://youtu.be/zwHChf9Wntc

    ResponderEliminar
  14. Bellísimas fotografías nocturnas, que suerte tienes en pasear tranquila haciendo lo que te gusta, placer ver y conocer tu ciudad.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  15. Vengo del blog de Flor de acantilado de Geles Calderón y me ha encantado tu Espacio; por lo cual, si no te importa, me hago seguidor de tu maravilloso rincón...Te invito a que conozcas mi blog de http://poesiayvivencias.blogspot.com.es/...Espero que te guste.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  16. tu ciudad reflejada por los tenues rayos de luz de lámparas ajenas a la vida,,, que como la tuya envuelta en el encanto que tus pupilas contemplan y que al inmortalizarlas con tu cámara, haces un rincón mágico, gracias tienes un encanto especial para captar el mundo que te rodea, saludos amiga,,,

    ResponderEliminar
  17. Hola hermosa.
    Paso a disfrutar de tus bellas fotos y darte un gran abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  18. Alondra querida
    He vuelto a observar tus bien logradas fotografías. Espero que estés bien, que mi Dios te proteja.
    Feliz semana, un abrazo lleno de Luz

    ResponderEliminar
  19. GRACIAS MIL MI QUERIDA AMIGA.
    Mi cumple es mañana, pero Kasioles no quería llegar tarde, cuando pase por Lugo tomaremos chocolate con bizcocho
    Un gran abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  20. Y yo, yo también os he seguido en ese fantástico paseo disfrutando de la paz y la magia de la luz de la farolas sobre la piedra de los edificios. Sitios por los que pasamos todos los días pero tristemente no los miramos, hoy los he visto contigo. Abrazo Alondra.

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!