jueves, 10 de septiembre de 2015

Tractorada.

Galicia sin vacas no solo pierde leche y carne, también su cultura, su paisaje; cuando el campo se cultivaba los incendios no eran tan feroces. Un país sin sectores primarios vale muy poco.

Los ganaderos están "desesperados" por la situación del sector lácteo, un oficio sin festivos del que ahora viven a duras penas. Galicia produce más del 40% del total de la leche en España. Como media, los ganaderos gallegos cobran unos dos céntimos menos por litro de leche que los asturianos y hasta siete menos que los andaluces. Hay que darles de comer a las vacas, pagar la luz y mientras, algunas de las industrias no solo pagan por debajo del coste, sino que además retrasan los pagos.

La menor rentabilidad de las granjas coincide, paradójicamente, con el momento del año en que estas registran un mayor nivel de gastos. Son los derivados de las campañas de recogida del forraje y de la siembra del maíz, facturas que todavía muchas granjas tienen pendientes de liquidar debido a su bajo nivel de ingresos. Este retraso en los pagos está afectando de forma directa a veterinarios, empresas de servicios y comerciales agroganaderas que ven cómo su volumen de impagados ha aumentando de forma importante hasta poner en serias dificultades la continuidad de muchos negocios.

Las organizaciones agrarias también han sido objeto de críticas por tomar un camino totalmente desviado del ganadero. Entre "producción, transporte y el beneficio de la industria",  para que el ganadero pueda cubrir los costes de producción no puede haber ningún litro de leche en el mercado a menos de 61 céntimos...


Mientras centenares de tractores siguen rodeando desde la semana pasada la muralla de Lugo, la Plataforma en Defensa do Sector Lácteo califica de histórica la nueva protesta en Santiago porque representan a un sector que ha decidido dar la batalla definitiva por un campo que agoniza.

A pesar de que  los apoyamos y los movilizados intentan que transcurra con las menores molestias para los vecinos, no dejo de pensar que todos sufrimos las consecuencias: las líneas de autobús urbano unas funcionan y otras no; el curso escolar se inició y las horas de entrada y salida a los centros son un caos; la gente tiene que salir de su casa una hora antes debido a las colas interminables para llegar a su centro de trabajo, cuyo recorrido normalmente se hacía en diez minutos; el pequeño comercio no abre la caja registradora y también tienen que vivir y por supuesto, no me gustan los actos de violencia que algunos descerebrados generan...

No me malinterpreten, no estoy yendo en contra del derecho a huelga,  estoy orgullosa de ese derecho fundamental en nuestra Constitución, y que yo defiendo y defenderé por su gran importancia en nuestra sociedad, pero quienes deben sufrir sus consecuencias son los políticos para que hagan bien su trabajo, no el resto de los ciudadanos que también tienen que ganar su pan.


7 comentarios:

  1. Coincido contigo plenamente, vecina. Lo que pasa es que vivimos en un mundo indiferente, antisocial, envidioso e hipócrita que sólo se acuerdan de uno a la hora de las elecciones.
    Más allá de lo que considere cada persona. Los políticos no solo deberían de asumir tales cuestiones sino más bien que se vayan que estorban. Solo responden saliendo por la tangente o poniendo la puya al anterior. Creo que en esto, como cualquier trabajo se debe llevar con sentido común. Pero es el sentido que menos prevalece a la hora de la verdad. Se venden motos sin ruedas en cada instante, nos vapulean y por encima tenemos que darles las gracias. Va siendo hora que a la hora de votar -se tengan en cuenta todas estas cuestiones- y lo hagan con conciencia. Sino no vale de nada lo que una minoría suframos estas incidencias. La sociedad camina aletargada, como si estuviese esnifando opio cada segundo. Y así nos va. Unos por otros y la casa sin barrer.
    Llevaría mucho tiempo tratar de explicar la filosofía de la vida y empresarial. Así que sólo deseo que por lo menos este artículo sirva como lanza a todos aquellos que nos preocupamos por una sociedad más equilibrada.

    un abrazo de luz y feliz día, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias vecino por la visita y una respuesta tan coherente, creo que todos nos estamos hartando de que nos vendan humo.
      Aprovecho para decirte que ahora te leo en silencio porque no me manejo bien con el google+ Me pasa con todos los amigos que se pasaron a esa modalidad, al final ya sois bastantes así que tendré que hacer un cursillo :)
      Un abrazo afectuoso

      Eliminar
  2. Me uno y apoyo a estos ganaderos que tan injustamente son tratados, deseo que logren su objetivo, tampoco soy partidaria de la violencia pero entiendo que a veces la desesperación hace que la gente haga cosas que no harían en una situación normal. Con los lácteos ocurre cómo con la uva en mi tierra que se entrega a la bodega en las vendimias ( finales de septiempre o principios de octubre) y no te la pagan hasta 6 meses después de entregarla y encima no te dicen a cómo te la van a pagar que viene a ser un precio ridículo en comparación a lo caro que está el vino de Rioja......y así nos va a los españolitos de a pié :-(
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Charo, cualquier cultivo del campo hay que trabajarlo mucho y el negocio lo hacen siempre las grandes empresas. Yo me pregunto como puede ser posible que cueste menos un litro de agua que uno de leche.al ganadero.
      Un abrazo amiga

      Eliminar
  3. Tienes razón y no te quepa la menor duda que ellos lo que buscan es que todo el mundo se entere de sus razones y dicen la verdad. No me queda nada que añadir porque tu información es completa.

    Solo apuntar una cosa: podrían venir a Madrid como han ido a Bruxelas pero en Galicia se piensa con lógica: "tenemos un gobierno autonómico, que nos defienda". No les queda otra que molestar... Y parece que algo se está moviendo porque les problema afecta a otros países...

    Venga, preciosa, no te desanimes. Siempre hay que estar enfrentándose a problemas: "Cuando pitos, flautas; cuando flautas, pitos". Tenéis una carne extraordinaria y la mejor de las "leches".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me uno a tu entrada y apoyo a esos ganaderos que luchan por ganar su pan. Soy hija de un campesino extremeño y tuvimos que emigrar de nuestra tierra, porque no podíamos aguantar más la precaridad de nuestra vida, en unas tierras que no eran nuestras (Extremadura siempre en manos de nobles y ricos de pecado) mi padre lo pasó fatal el salir de su tierra y nosotros con él... la culpa, el gobierno que olvida el sufrimiento y la lucha de estas personas que lo hacen para ganarse su sustento.

    No hay derecho, pero eso no importa, ellos, los que pueden, se olvidan de los que luchan por sus puestos de trabajo y su produción.
    Estamos en una España aletargada que cada vez nos hace a todos bajar un escalón hacia el desempleo y los valores éticos de los españoles.

    Te dejo mi abrazo con cariño.
    Ángeles.

    ResponderEliminar
  5. Franziska y Ángeles: será mejor no esperar mucho de lo que promete el gobierno.Esperemos que sorprendan para bien y no los sigan decepcionando. La tractorada en Lugo se ha desconvocado por el desacuerdo de los ganaderos con los actos vandálicos ocurridos en las últimas horas por parte de grupos descontrolados que apoyan el bloqueo a la industria.
    Gracias amigas por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!