domingo, 13 de septiembre de 2015

Mónica Naranjo

Cuando el cielo esté gris acuérdate cuando lo viste profundamente azul. 


Cuando sientas frío piensa en un sol radiante que ya te ha calentado.

Cuando sufras una temporal derrota acuérdate de tus triunfos y de tus logros.

Cuando necesites amor, revive tus experiencias de afecto y ternura, acuérdate de lo que has vivido y de lo que has dado con alegría.

Recuerda los regalos que te han hecho, los abrazos y besos que te han dado, los paisajes que has disfrutado y las risas que de ti han brotado. 

Si esto has tenido lo puedes volver a tener y lo que has logrado lo puedes volver a ganar.

Piensa en lo bueno, en lo amable, en lo bello y en la verdad.

Recorre tu vida y detente en donde haya bellos recuerdos y emociones sanas y vívelas otra vez. Visualiza aquel atardecer que te emocionó. Revive esa caricia espontánea que se te dio.

Disfruta nuevamente de la paz que ya has conocido; piensa y vive el bien.

Allí en tu mente están guardadas todas las imágenes.

Y solo tú decides cuáles has de volver a mirar...

Tenía guardado en mi cuaderno este escrito, no sé el nombre del autor, ni si lo dejé alguna vez en esta ventana. Hoy escuchando esta canción en la voz inigualable de esta gran artista, decido ponerlo porque no se debe mirar hacia atrás con ira, ni hacia adelante con miedo, sino alrededor con atención.


4 comentarios:

  1. Miedo al miedo.

    Existen lugares prohibidos y peligrosos; de ultratumba y miedos terribles como para dirigir nuestras vidas...Esa infelicidad, se adueña de nuestras emociones, sentimientos, actos, futuro, pasado o presente en definitiva... Crean una confabulación que intenta destruir al ser humano apuntando a su mismo centro. Posiblemente, a nadie que no los padezca no se le confían dichos temores tan horribles porque, no nos pueden tomar en serio. Es tal la magnitud de ese cataclismo, que consume nuestra vida y nuestra existencia...Ni una bomba atómica sería suficiente o de tal calibre como para calmar ese tormento de quién lo padeciera...Nos consumimos en miles de conjeturas por tratar de evadirlos y rezamos a Dios fervientemente.

    El miedo al miedo es traicionero. Crea fantasmas poderosos que cuesta superarlos...Imaginamos aquello que nos puede destruir y nunca sucede de tal manera. El dolor que empleamos nos pone en guardia, es ese mismo miedo que nos quita la calidad de vida.

    Mi mayor miedo, es aquello que jamas existió de esa manera tan atroz...

    Un saludo amiga.

    ResponderEliminar
  2. Mirar alrededor con atención y al ser posible con calma.
    Esa es la aspiración de mis ojos cada mañana, aunque confieso que no siempre lo consigo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Preciosa canción, Mónica naranjo tiene una bonita voz y además canta con mucho sentimiento.Besicos

    ResponderEliminar
  4. Por lo que nos cuentas, se ve que tomas notas de las ideas positivas que todo lo que puede ayudar a superar las situaciones que nos hacen sufrir. Y es todo tan sugestivo y parece tn cargado de razón que solo nos queda decir: "así debiera ser".

    Un abrazo. Franziska

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!