martes, 15 de septiembre de 2015

Cambalache...

Llevo unos días que no me apetece escribir. Además de un fuerte resfriado se acerca el paso por el "taller de reparaciones" y sinceramente, por mucho valor, esperanza y ganas de vivir día a día, te das cuenta que desde ese primer momento que te dieron la noticia ya sólo sobrevives...

Así que hoy dejo otra canción.

El tango Cambalache es la canción más famosa que compuso el gran poeta Enrique Santos Discépolo. Han pasado más de 70 años desde su creación y su letra sigue manteniendo una enorme vigencia, siendo un claro reflejo de la sociedad.

Aunque yo prefiero pensar como Daniel Naszewski:  hay millones de personas que crecen, aprenden, trabajan, se queman las pestañas estudiando, pensando, tratando de inventar, de innovar, de mejorar lo que hay. Hay millones de personas que se esfuerzan, sueñan, tratan de hacer las cosas dentro de la ley y de cumplir con sus convicciones, sus principios. 
En el mundo hay problemas graves, pero millones de personas se despiertan a la mañana, toman su desayuno y salen a trabajar para ver qué pueden hacer para estar mejor, para crecer, para aprender, para resolver sus problemas y los de sus seres queridos. Y hasta les queda tiempo para preocuparse del Cambio Climático, de pensar en sus nietos, de hacer planes, de enamorarse una y otra vez hasta que encuentren lo que los haga más felices. Y no mienten, no incumplen las leyes, no se escapan, no se inventan una realidad a su medida, no se creen los mejores ni los peores, no andan dando lástima ni pidiendo limosna, sino un trabajo digno.




Que el mundo fue y sera una porquería,
ya lo se...
En el quinientos seis
y en el dos mil también!
Que siempre ha habido chorros,
maquiavelos y estafaos,
contentos y amargaos,
valores y dublés...
Pero que el siglo veinte
es un despliegue
de maldad insolente
ya no hay quien lo niegue.
Vivimos revolcaos en un merengue
y en un mismo lodo
todos manoseaos...
Hoy resulta que es lo mismo
ser derecho que traidor..!
Ignorante, sabio, chorro,
generoso o estafador!
Todo es igual! Nada es mejor!
Lo mismo un burro
que un gran profesor!
No hay aplazaos ni escalafon,
los inmorales nos han igualao.
Si uno vive en la impostura
y otro roba en su ambición,
da lo mismo que sea cura,
colchonero, rey de bastos,
caradura o polizón...

Que falta de respeto,
que atropello a la razón!
Cualquiera es un señor!
Cualquiera es un ladrón!
Mezclao con Stavisky va Don Bosco
y "La Mignon,"
Don Chicho y Napoleón,
Carnera y San Martin...
Igual que en la vidriera irrespetuosa
de los cambalaches
se ha mezclao la vida
y herida por un sable sin remache
ves llorar la Biblia
contra un calefon.

Siglo veinte, cambalache
problemático y febril!
El que no llora, no mama,
y el que no afana es un gil.
Dale nomas! Dale que va!
Que alla en el horno
nos vamo a encontrar!
No pienses mas,
sentate a un lao.
Que a nadie importa
si naciste honrao.
Que es lo mismo el que labura
noche y dia, como un buey
que el que vive de los otros,
que el que mata o el que cura
o esta fuera de la ley.


Estamos en el siglo XXI, me pregunto: ¿existe la posibilidad de seguir buscando algo un poco mejor? o ¿seguiremos culpando al mundo de nuestros problemas?

15 comentarios:

  1. Es el único tango que me se de memoria y lo aprendí de chica cuando estuvo prohibido! Es fácil perder las esperanzas pero creo que todavia hay mucha gente que actúa bien. Pero no es la que llega al poder. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Yo no "sobrevivo" desde que me dieron el veredicto con fecha de vencimiento, vivo intensamente cada día y no me dejo vencer, ¡fuerza! no aflojes que hay mucho por disfrutar
    Tambien estoy en la tanda de controles que haría sin problemas si no dolieran tanto algunos............... pero respiro profundamente y sigo edelante
    Vamos Alondra! estás viva hoy, arroja lejos el pesimismo y sigue disfrutando de lo que puedas, mientras puedas
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Espero y deseo que tu estado de ánimo te permita ver el mundo desde la esperanza.
    Sí , aunque el mundo siempre fue y será una porquería ,porque siempre hemos podido compararlo con lo que bien esta porque lo parece. no basta con que exístalo bello y lo bueno que de nada valen si además de ser no lo parece.
    Y pese a todo , Tú, ¡Me pareces genial!
    Besos
    André

    ResponderEliminar
  4. Los humanos somos tan "especiales" que siempre seguiremos culpando al mundo o a los demás de nuestros propios males sin pararnos a pensar en la propia culpa que de reconocerla podríamos cambiar a mejor muchas cosas. Espero que ese paso por el "taller de reparaciones" te salga todo perfecto y así puedas vivir tranquila en vez de sobrevivir. Besicos

    ResponderEliminar
  5. El ser humano empieza a sobrevivir desde que adquiere consciencia de la muerte. Es triste pero cierto.

    La felicidad está en tres cosas: Salud, dinero y amor. La salud es lo principal. Admiro a esas personas valientes que viven aún sabiendo que están enfermas yo soy cobarde y me doblo ante cualquier tipo de enfermedad que siento, desde un simple catarro. Mi felicitación por tu entrada y por ese ánimo que tienes.

    Mil besos amiga.

    ResponderEliminar
  6. A mí pesar, el pesimismo me corroe respecto a la sociedad que hemos creado y me lleva a creer que aquellos que predicen y predijeron finales crueles para nuestra especie llevan las de ganar. Deseo de corazón estés bien, y te envío un fuerte abrazo. A la vez que lo hago, me prendo de tus letras y música...siempre hay lugares donde escapar de la crudeza que nos muestran estos días.

    ResponderEliminar
  7. Le deseo a usted unas eternas pocas ganas de escribir...
    Pero salud infinita de fuerza física y de espíritu.

    ResponderEliminar
  8. ¡Me encanta el optimismo de ese primer texto! Es así

    ResponderEliminar
  9. Alondra, me hago diariamente las mismas preguntas que tu, más termino concordando con Julio Cortázar que nos dijo, en un bello poema, para mantener el reloj funcionando, porque por muchas razones (que debemos mantener en foco), la vida siempre vale la pena. Gracias por tu blog y tu amistad. Abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Gran entrada.
    El mundo somos todos, pero sí que creo que unos pocos lo tergiversan a su antojo cada día de manera que esa multitud que formamos el resto, les somos totalmente indiferentes.
    Los que no podemos ser así, somos ese resto que viven, sencilla y humanamente viven, (vivimos)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Una pregunta inevitable en la vida, pero quizá la respuesta está en cada uno. Hay momentos en que yo creo que si vale la pena buscar siempre lo mejor.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. uFFFFFFFFFFFFFFFFFF.
    Hace tanto tiempo que no veo tantasssss verdades juntas.
    Y lA CANCIÓN TOMA YAAAAAAAAAAAAA.
    Besos muchos

    ResponderEliminar
  13. Yo te dejo los buenos dias con cariño
    besos
    Marina

    ResponderEliminar
  14. Has realizado una entrada completa y eso que no tienes ganas...Muy interesante y posistivo y de la letra de cambalache que se puede decir... es como estar oyéndonos a nosotros mismos en los momentos de sinceridad. En lo que no estoy de acuerdo, es en que seamos peores los hombres de hoy, porque las debilidades humanas han existido siempre así como los redomados hipocritas, los tramposos, estafadores, mentirosos, ladronzuelos y ladronazos.

    Venga, todo va a salir bien. Tú eres un ser luminoso, lleno de vida, amor y esperanza y te sientes y eres importante para todos los que tratamos contigo. Abrazos. Franziska

    ResponderEliminar
  15. Muy bien traído ese Cambalache para este tiempo que estamos viviendo. Yo también prefiero pensar en positivo. Sí hay mucha gente construyendo un mundo mejor con su quehacer de cada día, pero las imágenes que vemos en este otoño son tan brutales que nos arrastran momentáneamente hacia el pesimismo y la impotencia. Pero ahí está cada amanecer con una nueva oportunidad de vida.
    Mucho ánimo para ti y un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!