domingo, 6 de septiembre de 2015

Abel Pintos

Una hermosa canción de un artista que no conocía, tiene una voz maravillosa. La música tiene el don de transmitir sensaciones, vivencias y recuerdos. Dicen que permite conocer a quién la interpreta, a quién la oye...  Pienso que cada uno escucha música según su estado de ánimo.





En la duermevela no hay cadenas, mis alas las mueve el viento de la fantasía, no vacilo al andar, incluso encuentro pequeñas veredas de deseo cuando te recuerdo. Polizón en mis sueños, agua que se derrama y no calma la sed. Dueño de mis ansias y mis malos pensamientos.

7 comentarios:

  1. A la hora de la música soy muy especial. Desconocía a este artista.Besicos

    ResponderEliminar
  2. Este jóven tiene mucho éxito, estimo que merecido, comenzó de muy pequeño y por suerte alguien lo escuchó y aqui lo tenemos
    Besos

    ResponderEliminar
  3. No sé qué seríamos sin música y esos seres capaces de transformarla en canciones por las que nos dejamos invadir.
    Tampoco conocía este autor y me gusta. Gracias.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Caray...Estos cybercafés no tienen sonido, así que no puedo oir la canción

    ResponderEliminar
  5. Es cierto lo que dices, todo depende de nuestro ánimo. Gracias por la traducción porque yo no soy capaz de entender ni una sola palabra. Sin embargo, encuentro muy melodioso el sonido y la voz.

    Un abrazo. Franziska

    ResponderEliminar
  6. Alondra Me agrada pasar por aquí Saludos

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!