sábado, 13 de junio de 2015

El camino de las estrellas...

El camino de las estrellas, era el mapa escrito en cielo, la Vía Láctea que nos guiaba en la noche, de manera infalible hacia el "Finis Terrae" ( del latín el fin de la tierra). El hombre, ha buscado siempre un sentido a su vida y continuamente se ha preguntado, cuál era y dónde estaba el Fin del Mundo, el Paraíso, o por donde se podía acceder al Cielo. El fin del Mundo conocido, hasta hace poco más de 500 años, era Finisterre; donde la tierra acaba y el mar comienza o por lo menos así lo creyeron las legiones romanas al contemplar el hundimiento del sol en sus aguas.

Amanece en Fisterra (Finisterre)
frenteamicamara.wordpress.com

El sol se hunde en el horizonte (foto de la red)

Tradicionalmente, los peregrinos que había recorrido cientos o miles de kilómetros, además del gran gozo de abrazar al apóstol Santiago en la Catedral de Santiago de Compostela, seguían unos kilómetros más hacia el oeste para alcanzar el fin del mundo; allí celebraban los “ritos de purificación”, antes de emprender el camino de regreso.

- Bañarse en la playa da Langosteira, en la Costa de la muerte. Simbolizaba la purificación del cuerpo. El peregrino se quitaba así el polvo de toda su ruta y, limpio, comenzaba su nueva vida redimida de pecado.
- Quemar las ropas: el peregrino se deshace de todo lo material y, con el fuego, intenta quemar todo aquello de lo que se quiere deshacer y que no le beneficiará para comenzar una nueva vida. Deja atrás cargas de una vida pasada.
- Ver la puesta de Sol: simbolizaba la Muerte y Resurrección; la muerte del sol en el mar y la resurrección al otro día, como la resurrección del alma del peregrino indultado por Dios.


En la última década, Finisterre ha visto revalorizado su carácter de pueblo del fin de la tierra y del fin del camino, y cada año son más los peregrinos que se acercan a cumplir el casi obligado ritual.




 " El Camino de Santiago" 

Cada vez que la festividad del Apóstol Santiago, 25 de Julio, cae a domingo, se concede la gracia jubilar (para los católicos significa que se perdonan todos los pecados, para ello se debe visitar la Catedral, rezar alguna oración y recibir la comunión)

Desde que allá por 1.126 el Papa Calixto II estableciera esta indulgencia el fortalecimiento de la ruta de peregrinación a Santiago se convierte en un alud de personas procedentes de todos los puntos de Europa. Convirtiéndose no sólo en una manifestación religiosa sino también en una ruta de comercio internacional. Supuso la entrada de corrientes nuevas de pensamiento y manifestaciones artísticas.

La peregrinación a Santiago podía ser voluntaria, pero también obligatoria, impuesta como penitencia, desde un punto de vista religioso, penal o civil. El peregrino era de toda condición social, incluyendo desde reyes y obispos a gente del pueblo llano.

En la actualidad el camino vive una época de auge. El Consejo de Europa declaró el Camino de Santiago como Itinerario Cultural Europeo, en 1987, señalando el valor trascendental de la peregrinación en la formación de una civilización común a todos los pueblos europeos. El renacimiento de la peregrinación coincide con la formación de una nueva Europa.


Aunque los caminos por los que llegan los fieles a Santiago de Compostela son muy numerosos, uno de los recorridos llegará a convertirse en el Camino por antonomasia, es el camino francés. No obstante son numerosas las rutas de peregrinación jacobea que a lo largo de los siglos han ido creándose en España.

A lo largo de los caminos se encuentran albergues públicos en cada pueblo; en ellos se prima a los peregrinos que andan solos o en grupos reducidos frente a los grandes grupos organizados. Todos los de la Red de Albergues de la Xunta de Galicia tienen actualmente un precio de tres euros para los peregrinos, hace unos años eran gratuitos.

La credencial del peregrino, es una libreta de papel que se puede obtener en algunos albergues e iglesias, cuya finalidad es su sellado un par de veces al día (ya sea en iglesias, albergues o incluso hay bares con su propio sello), para que el peregrino consiga la acreditación necesaria para alojarse en los albergues del Camino. 

Con la triunfal entrada en la hermosa plaza Do Obradoiro al fin nos entregaran “La Compostela”, es un certificado expedido por las autoridades eclesiásticas y entregado a los peregrinos cuando terminan su recorrido y llegan a la Catedral de Santiago.


En la Edad Media, "La compostela" era un modo de indulgencia, que permitía reducir a la mitad el tiempo del alma en el purgatorio. No obstante, si ésta ha sido obtenida en un año santo compostelano, se obtiene la indulgencia plenaria. Hoy en día La compostela es un documento, otorgado por las autoridades eclesiásticas, que certifica haber completado al menos 100 kilómetros a pie o a caballo (200 si se hace en bicicleta) del Camino de Santiago por una motivación espiritual. Se expide a todos aquellos peregrinos que, mediante la credencial del Camino debidamente sellada, demuestren su paso por los diferentes enclaves de alguna de las rutas jacobeas (son válidas cualquiera de ellas).
Aquellos que hayan completado el Camino por otros motivos (lúdicos, deportivos…) podrán solicitar al llegar a Santiago otra certificación conocida como el certificado del peregrino.




Ahora que ya os conté un poco sobre esta ruta mágica, espero que todos los que disfruten con los viajes de naturaleza, no es necesario ser creyentes, puedan experimentar una escapada con mucho encanto y diversidad.






20 comentarios:

  1. Efectivamente no hace falta ser creyente para disfrutar de una ruta como tu dices mágica a lo largo de el norte hasta la plaza del Obradoiro. Habrá un monton de sitios hermosos en el recorrido.
    Unos besotesssssssssssss

    ResponderEliminar
  2. Muchas veces buscamos sin saber qué, poner los pies en este Camino puede ofrecer muchas respuestas, todos las que llevamos dentro.
    Me ha encantado pasear contigo hasta "el fin del mundo"
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hermoso reportaje para leerlo una segunda reflexionando, me resulta además de informativo genial
    Besos
    André

    ResponderEliminar
  4. Me quedará en la lista de "pendientes"
    Siempre quise hacer un tramo del camino a Santiago
    Bellísima entrada
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado tu entrada ¡la cantidad de cosas que desconocía!
    Llevo tantos años por estas tierras, que ya se me han olvidado muchos detalles de la mía.
    Sabía lo del cabo Finisterre, pero desconocía que los peregrinos seguían el recorrido para bañarse en la playa de la Langosteira para su purificación.
    Me encantaría hacer el camino, bueno, con que hiciese una etapa ya me daría por contenta, soy una perezosa para andar y, cuando una se lanza en una aventura así, por lo menos debe entrenar un poco.
    Sigue en pie tu propuesta, yo hará un quiche o lo que haga falta, tu no dejes de traer el líquido elemento para pasar las migas.
    Cariños en el corazón.
    kasioles

    ResponderEliminar
  6. Árduo es el camino de quién busca. Miles de cosas tienen que discurrir en nuestra cabeza para hallar justo en nuestro pensar, esa llave que abre nuestro pesar....
    Hay quien busca a Dios, la compañera de su vida, su salud, la felicidad, así como infinitos deseos por cumplir que urgen solución. La vida se complica en miles de dudas y pesares. Es inmenso el corazón cpomo inmensos son los caminos y en medio de todo ese embrollo, estamos nosotros buscando la sencillez...
    La dicha de ser feliz ahonda en el corazón y para llegar a ella, se tiene que pasar a veces por una Odisea. La ingeniería de la naturaleza humana busca la sencillez en el pensamiento; todo lo demás queda demás. Me sorprendo a veces en la infinidad de formas que se tienen de la vida y de la realidad, tanto, que entrar en la mente humana es decubrir los engaños y las falsedades, el dolor de la gente, la enfermedad, su dicha y su forma de pensar...El amor lo acapara todo y no sé si en mis cavilaciones, este ansia de saber me permitirá ser aún quién soy.

    ResponderEliminar
  7. que lindo!!! ya me dieron ganas de perderme en esos lugares y regresar sin recuerdos mordaces.

    ResponderEliminar
  8. Vivo en la ruta del Camino de santiago y siempre he deseado hacerlo pero por circunstancias de la vida no lo he logrado y a estas alturas de mi vida ya he perdido toda esperanza de hacerlo.Besicos

    ResponderEliminar
  9. Alondra, tu entrada es maravillosa, yo he realizado el camino de Santiago y después he llegado hasta Finisterre y algo me impulsaba a bajar hasta sus aguas y lo hice segura y sin ningún miedo, me senteé en las rocas y desde el profundo silencio metí mis pies en el agua y recordé esas palabras que significan Fin de la tierra, porque así parece ante la inmensidad de agua que se ve en el horizonte.

    Y ya la costa de la Muerte con la playa de Langosteira, te llena espiritualmente el alma de luz... y no hay en mí las palabras para poder expresar todos los sentimientos vividos.

    Felicidades por tan magnifica entrada y abrazos de luz.
    Ángeles.

    ResponderEliminar
  10. Es preciosisimo lo que nos compartes hoy.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  11. Sí a mi me queda solo la posibilidad de acercarme a la playa de Langosteira si no tiene un acceso que sea muy difícil. ¡Hay quién pudiera hacer el camino de Santiago! Eso es algo que tengo que olvidarlo...No se hizo la miel para la boca del asno. A la ancianidad
    he llegado. Sostenerme en pie ya es casi un milagro. Pero eso no quiere decir que no me hayas convencido porque lo has hecho y lo has hecho muy bien. Hay que ver lo que has trabajado y la cantidad de datos que aportas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. ¡Fascinante! Todo un mundo de simbolismos, Alondra querida
    Ignoraba que el camino a Santiago hubiese sido nombrado como itinerario cultural europeo; luego de tu excelente exposición, ese título está muy bien ganado :)
    Es posible que alguna vez me atreva a realizar ese recorrido, lo malo es que tendría que estar viuda pues a mi pareja no le haría mucha gracia. Muy hermosas las imágenes.
    Felicidades por los cinco hermosos años del blog, espero que sigas por muchísimos años más.
    Deseo que pases un maravilloso fin de semana un enorme abrazo

    ResponderEliminar
  13. Dos lugares de leyenda espiritual, el Finisterre,a donde otrora se creía que llegaba el mundo, y el camino hacia la ciudad de Compostela, también hundida en la historia y la medievalidad. lugar para expiación, de promesa, como el mismo Finisterre. Grato leerte. Carlos

    ResponderEliminar
  14. Ahora conozco mucho mejor su significado.

    Gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Había leído a personas que hicieron el recorrido pero no sabía todo lo que se hace en este.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Bonita entrada Alondra, me han venido a la mente los versos de Machado: "Caminante, no hay camino / se hace camino al andar" extrapolándolos a este contexto. He tenido la oportunidad de disfrutar del paisaje de algunas partes del camino de Santiago y poco puedo decir más allá de que hay que caminarlo para sentirlo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Bella entrada,un recorrido lleno de magia,que tengas feliz verano,un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Apreciada Alondra
    He pasado a saludarte y desearte que tengas un hermoso verano.
    Un saludo lleno de pensamientos positivos, un enorme abrzo

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!