martes, 20 de enero de 2015

Carlos Pelikan Rotter (Perot)


No sé cómo se llama este cuadro, y la persona que lo tiene colgado (en fotografía) en su salón, sólo me proporcionó el nombre del autor: Carlos Pelikan Rotter, conocido en los medios plásticos chilenos como Perot.
Ante este paisaje me siento como esos escritores que utilizan el mar como inspiración sin haber navegado nunca y los sucesos de sus obras los ambientan en la orilla, en los tranquilos pueblos pesqueros refugio de esas barcas esperadas al atardecer y tan frágiles cuando enfilan la proa cortando las aguas del mar. Y recuerdo los versos de Gabriela Mistral, que siendo de tierra adentro mece sus amores en la orilla marina…
"Al costado de la barca / mi corazón he apegado, /al costado de la barca, / lávalo, mar, con sal eterna; / lávalo, mar, lávalo mar, / que la Tierra es para la lucha / y tú eres para consolar. / En la proa poderosa / mi corazón he clavado. / ...Sobre la nave toda puse / mi vida como derramada!...y yo te pido olvidar!"
Buscando información sobre este artista (Revista Escaner Cultural) me encuentro a un hombre que desde niño sintió la llamada de los mares, estimulado por los viajes en barco que realizó entre Europa y Sudamérica. Perot, plasmó su obra amando el mar. No sólo lo conoció desde la costa, sino que se impregnó con la experiencia acumulada durante más de sesenta años de viajes por el Cabo de Hornos, las bravías aguas del indómito Golfo de Penas y de navegar bañado por la blanca espuma entre las mil y una islas del archipiélago austral del Sur de Chile. Su sensibilidad le permitió plasmar la sinfonía del agua y el viento. En una entrevista de María Soledad Mansilla Clavel, el pintor cuenta que su atracción la empezó a sentir a medida que se encontraba con más y más dificultades para dominar las olas y vivió un sentimiento parecido al del jinete que trata de domar un potro desbocado.


Esta pintura de altas olas golpeando contra las rocas me recuerda a Pablo Neruda que pintó con las palabras imágenes llenas de luz y logró conmovernos con la aventura de sus sueños…Es que el mar es misterio, peligro, desafío. Cambia en función de los vientos y el clima. Puede ser vida y muerte…
La ola viene del fondo,
con raíces hijas del firmamento sumergido.
Su elástica invasión fue levantada
por la potencia pura del océano:
su eternidad apareció inundando
y cada ser le dio su resistencia,
desgranó fuego frío en su cintura
hasta que de las ramas de la fuerza
despegó su nevado poderío...

Perot trabaja bien el dibujo; se nota en las líneas paralelas al horizonte, dando amplitud, y las perpendiculares que dan profundidad. El pincel lo domina, usa las aguadas, capas superpuestas de color para sugerir las transparencias propias del agua, rompiendo la monotonía de su superficie y haciendo que ésta se vea de varios tonos. Con la espátula no sólo mezcla, deja trazos gruesos, impasto, para crear textura sobre todo en las rocas. El magnífico espectáculo de fuerza al romper la ola, esa que irá convirtiendo la piedra en arena blanquecina que luego lame y se funde en ella... 
Esa mezcla de tonos fríos en la distancia y calientes en los relieves y cercanías, nos llega con fuerza del paisaje y nos regala un momento de profundidad interior. 
Indudablemente después de analizar alguno de sus cuadros, aunque sea virtualmente, ha crecido en mí la sensación de concordia y armonía de la que hablaba al iniciar esta muestra.


En estos días de temporal recordé este artículo que dejé en otro blog, lo recupero para esta ventana.
Hay cosas que no deben perderse: la luz, y el brillo de mirar, aún sabiendo que muchas cosas que vemos en ocasiones llenan de lágrimas los ojos.

20 comentarios:

  1. No soy experta en arte, pero me ha gustado tu post.
    Saludos y gracias por tan hondas notas.

    ResponderEliminar
  2. Bella entrada, los poemas son preciosos
    Asi como las marinas de Perrot
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Las pinturas son preciosas y tu comentario sobre ellas muy bueno....el mar siempre ha sido fuente de inspiración para pintores y poetas.Besicos

    ResponderEliminar
  4. Vestida de mirada clara te asomas al mar. Cuando la brisa de la tarde y las sombras del día que termina, te hacen suspirar pensando no se qué. La olas acarician tus tobillos y se retiran llenas de espuma y melancolía...Vestida de mirada clara, pareces vestida de mar. Con ojos oscuros de noche y dientes de blanca Luna...de inocencia cuando te lo crees todo...Cuando vuelves a ser niña, pintada de Mar...

    ResponderEliminar
  5. Un instante delicioso mirando despacio, guiada por tus palabras.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Los pintores buscan su inspiración, pero en realidad es el mundo quien se la ofrece y sus ganas de encontrarla.
    El mar clamó por ser inspiración para Perot y éste se lanzó de lleno a él para mostrarla después con sus pinceles.
    Has aunado además el arte de la pintura con el arte poético, así que solo puedo decirte, chapeau.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Preciosas pinturas y es cierto, los poetas dibujamos con las palabras los bellos paisajes que nos entrega el planeta tierra.

    Paisajes que encierran las obras de arte de los artistas.

    Linda e ilustrativa entrada.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado leerte.
    Me hablas del mar, del que ha inspirado a ese excelente pintor y a mí me entra la nostalgia al pensar en sus olas, en su color, en el olor a algas marinas que me traen recuerdos de un dulce ayer.
    Entre el poema de Gabriela Mistral, el de Pablo Neruda, los cuadros de Perot y tu magnífica prosa, has bordado esta entrada.
    Felicitaciones, de corazón.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  9. Hay que amar lo que se realiza y es ese amor lo que hace posible que se abra a nosotros la belleza -como en el caso del mar- y nos ofrezca esas visiones que no solo nos llegan a través de la mirada porque también nos penetran en los sentimientos y se quedan a formar parte de nosotros mismos. Y esta podría ser la explicación de esas cálidas, realistas y maravillosas pinturas.

    Un abrazo. Franziska

    ResponderEliminar
  10. Apreciada Alondra
    ¡Qué hermoso relato! Les has brindado un bello homenaje a tres representantes del sentir y el arte chilenos. La primera pieza de arte me recuerda a un pintor impresionista francés. Las imágenes están preciosas :)
    Ha sido un gusto leerte. Perot, el sensible pintor que domó el mar, qué maravilla. Cordiales saludos
    Un abrazo inmenso lleno de energía positiva

    ResponderEliminar
  11. Dicen que cada pintor tiene una visión distinta de los colores.
    Yo te diría que me identifico bastante con este, sobre todo en el segundo cuadro y esos tonos verdosos de las aguas.
    Buscaré información sobre él a ver que más hayo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Pinturas bellas,el mar fuente de inspiración, saludos

    ResponderEliminar
  13. Es una maravilla, esto que nos dejas.
    Los cuadros, las letras y lo que transmites.
    En general el conjunto ha resultado delicioso.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola Alondra!!!

    Nos dejas una preciosa entrada que nos enseña y nos habla del mar y de artistas, ese pintor desconocido para mí, pero un genial artista y luego los versos preciosos de otros ya más conocidos, que a tanto nos ayudan en nuestra inspiración.
    Perdona mi demora voy muy despacio pasando por mis blogs amigos, este es una de ellos.

    Y ha sido un inmenso placer. Te dejo mi cálido abrazo, mi gratitud y mi estima siempre.
    Besitos en vuelo.

    ResponderEliminar
  15. Tienes un blog maravilloso... me quedo contigo¡¡¡ genial entrada¡¡¡ un besazo ¡¡¡nos leemos¡¡¡

    ResponderEliminar
  16. Hola Alondra, esta publicacion tuya no la he visto.
    Pasaba a saludarte y decirte que tienes correo del 22, pero me he encontrado con esta sorpresa maravillosa en un precioso conjunto de imágenes y letras, gracias por esta belleza.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  17. Vine a dejarte un abrazo y desearte buena semana.
    Besitos

    ResponderEliminar
  18. Solo sé que me gustan los cuadros.

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola Alondra!

    Paso a dejarte un abrazo y desearte un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  20. Qué maravilla de pinturas las que hoy nos traes y un placer la información que nos das al respecto con esa prosa poética tan bella.
    Besos Alondra

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!