lunes, 27 de octubre de 2014

Ainsss!!!!

Hoy no podía más, era una tentación sin precedentes. Además estaba en su punto: suave al tacto. Sin protocolo, lo agarré con las dos manos y me dispuse a devorarlo…

Mis manos se bañaban con su jugo que escurría por mis brazos, mi boca disfrutaba de esa pulpa resbaladiza dejando salir el néctar que se escapaba por mi cuello. Me irritaba la piel de chupar el hueso de esa fruta perfecta, no importaba; golosa lo saboreaba una y otra vez hasta que no fue más que hilillos blancos...

El color no garantiza la dulzura pero esta vez acerté de pleno, en su punto de maduración y su aroma, ¡ay!, su aroma… cuántos recuerdos me trajo su aroma…

Hacía dos días que estaba en casa, en una pequeña cesta en el mueble de la cocina. Supe que era para mi nada más entrar en la frutería, mis ojos no podían apartarse de aquel hermoso ejemplar de mango, de toda la caja era él, sus tonos de verde, amarillo y rojo me hipnotizaron. En mi bella Caracas a esos ejemplares grandes y coloreados le llamaban mangas.

A solas en la cocina, desde el momento que empecé el ritual del pelado, no hizo falta cerrar los ojos, allí estaba… La foto era nítida, el otro lado del charco, una adolescente acostada en un chinchorro con el bikini de flores blancas sobre fondo azul turquesa, igual que el mar que besaba la playa, y comiendo con gula un mango.



Hay tantas palabras vertidas desde esta ventana y posiblemente esté repitiendo, ¡lo siento! pero hoy al mediodía lo tomé nuevamente de postre y recordé este escrito y a una amiga bloguera: Anita-Loss, ambas nos seguíamos, y en su momento, fue mi respuesta a un escrito suyo lleno de erotismo sobre una mandarina. Ella pasó página en este mundo virtual, pero esta alondra la recuerda con mucho cariño.

sábado, 25 de octubre de 2014

Cinco horas con Mario

Autor: Miguel Delibes publicada en 1.966

Leer un libro es enterarnos de los paisajes del alma de otro y siempre con nuestra alma de telón de fondo. (Luis Alberto Tamayo)

Hay libros que es un placer volver a leer, además no me aburre, si lo elijo es porque algo tocó mi corazón y, lo que son las cosas, siempre descubro algo nuevo quizás, porque ya tengo otra madurez que cuando lo leí la primera vez...

En esta novela se funde el presente y el pasado en un espacio limitado… El argumento es muy sencillo, la protagonista habla consigo misma velando el cadáver de su marido. Repasa 27 años de vida matrimonial durante cinco horas de esa noche que Mario Díez Collado está de cuerpo presente. En los reproches que le dirige suelta el lastre de la falta de comunicación de su vida matrimonial.

Carmen Sotillo, es tradicional, católica, resentida y egoísta, su matrimonio con un catedrático era el trampolín perfecto para ascender en la jerarquía social. Mario es la otra cara de la moneda: liberal, idealista y humilde. Es una maravillosa fotografía de la época franquista, todo está presente: los valores morales, el sexo, las diferencias de clases, el matrimonio…

La novela está escrita con un prólogo, y 27 capítulos que comienzan con una cita bíblica subrayada por Mario que provocan una asociación de ideas en Carmen, y un epílogo que pertenece a otro Mario, el hijo, el futuro…

Los recuerdos de la protagonista, porque en realidad es Carmen la que lleva el peso de la historia surgen sin orden ni concierto, pasa de una idea a otra, es decir no puedes conocer la historia si no lees todo… Mario, el marido muerto, era un hombre progresista que buscaba erradicar lo marginal, dedicaba tiempo a los libros, a escribir para un periódico, sin embargo fue incapaz de ayudar a su esposa a crecer mentalmente.

Menchu (diminutivo de Carmen) era el reflejo de una educación mojigata para la mujer, pero también tuvo sueños, e ilusiones que con el paso del tiempo, se convirtieron en apatía, aburrimiento… En esas cinco horas le dijo a su marido lo que debió hacer y no hizo, y lo que hizo y no debió haber hecho. No hay buenos ni malos simplemente nos damos cuenta lo diferentes que eran los dos.

Sentí una gran ternura cuando Carmen le cuenta que se encontró con un amigo de la infancia (Paco) y que la llevó varias veces en su coche, la segunda vez que se citaron la beso e intentó seducirla pero se detuvieron a tiempo. Le jura que no pasó nada entre ellos y le pide perdón.

No es una trama que te mantenga en vilo esperando que ocurra algo, no es ese tipo de libro. Es una lectura entretenida y te pone en la piel de un hombre y una mujer. En el lento y desordenado monólogo en el que esa vida se hace real. Es triste pensar si Carmen conoció alguna vez a Mario y si Mario, pudo abrir caminos nuevos a su mujer pero le resultó más cómodo dejar que el tiempo pasara en soledad acompañada.


Tuve la suerte de ver la representación teatral en donde la gran dama de la escena española: Lola Herrera borda el papel de Carmen Sotillo, sinceramente se funde con ella.

jueves, 16 de octubre de 2014

Presumiendo de filósofa.

Nosotros somos aquellos que somos cuando nadie nos ve... Somos aves de paso en la vida de muchos, y en la vida de pocos, somos alguien importante, la cosa es siempre dejar una huella, una impresión buena o mala.

Es duro tener que sonreír cuando te estas muriendo por dentro. Es duro tener que hablar, cuando prefieres callar. Hay palabras que dicen poco y silencios que lo dicen todo.

Si me quieres en tu vida, tú me pondrás en ella, yo no debería estar peleando por un puesto. Hasta la persona más enamorada se cansa de dar todo por alguien que no le da nada. No pierdas un amor por orgullo, tampoco pierdas la dignidad por amor.

Hace falta escuchar más y hablar menos. El pasado siempre influye pero hay que dejarlo guardado en un cajón sin permitir que estropee nuestro futuro y es que puedo extrañarte  pero no te quiero de regreso en mi vida.

No pido lo que no puedo dar pero tampoco quiero recibir poco y es que merezco más... ¿Arrepentirme? no, pero me hubiera gustado tomar mejores decisiones en ciertos momentos de mi vida. Admito que hay una fecha, un lugar y una persona que no olvidaré jamás; sin embargo el tiempo, ese que no hace preguntas y da las mejores respuestas, te enseña a dejar ir a quien no tiene intenciones de quedarse, a no esperar a quien no va a regresar y dar una oportunidad a quien la merece.

Seamos sinceros, cuando hay muchas personas a las que quieres y puedes hacer daño, no saltas barreras y es que la libertad termina cuando tienes responsabilidades. Uno no es lo que piensa, es como actúa como aprovecha lo que la vida le ofrece y es que buscando certezas me he llenado de dudas... 

En fin, todos tenemos problemas pero cuando estás vulnerable parece que  se multiplican. ¿Cómo soy?, feliz con altos y bajos, amiga, soñadora, valiente, miedosa, dulce, no siempre; espontánea, revoltosa, todo lo cuestiono; a veces, me pierdo pero siempre termino encontrándome. En lucha constante y siempre observando y aprendiendo.

viernes, 10 de octubre de 2014

Día a día...


No tengo nada nuevo que contar, sigue lloviendo... La cotidianidad también es plácida: una comida a solas con mi costilla, un café con una buena amiga, un paseo con Lúa... Para sentirse plena basta con las pequeñas cosas.

En este momento en que la sociedad necesita aprender de los errores recuerdo a Eduardo Galeano:

“La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.”


martes, 7 de octubre de 2014

A ver si el cuerpo aguanta...


Otro año más, con el otoño, en mi ciudad: "Lugo" recibimos con alegría una de las fiestas más populares y concurridas de toda Galicia: "el San Froilán". Esta celebración, unida a los atractivos de una ciudad bimilenaria, llena las calles de luz, música y gente, mucha gente.






En otras ocasiones ya os hablé de éllas

http://alondra-volarsinalas.blogspot.com.es/2010/10/san-froilan.html

http://alondra-volarsinalas.blogspot.com.es/2010/10/sigo-con-el-rey-octopado.html

Esta fiesta se vive por el día y por la noche, y es difícil saber cuántos kilos de pulpo se consumen, os aseguro que nadie se va sin probar ese plato tan tradicional.


Es una fiesta donde se unen las generaciones y todas las clases sociales. Las plazas dentro de muralla, zona antigua de la ciudad, se llenan de actividades para todos los públicos. Tendremos una semana para no aburrirnos, desfiles de ganado, charangas, malabares, espectáculos de magia y conciertos gratuítos ... hasta el próximo Domingo 12, el "Das Mozas", dedicado al folclore,  al traje tradicional; las personas que ese día preparan sus vestimentas con orgullo realizan una obra de arte.







Siempre hay buenas razones para tomar la antigua calzada romana y bajar hasta el barrio de A Ponte. En este San Froilán, los fuegos artificiales se lanzarán desde las proximidades del viaducto romano 
Además, muy cerca, el estadio Ángel Carro acogerá el día del Pilar un duelo de fútbol entre los equipos de dos ciudades en fiestas, ya que el Lugo recibe al Real Zaragoza. (Marta Veiga - El Progreso)



Esta alondra aprovechando la tarde de sol se dio un paseo por el ferial, merendó chocolate con churros y terminó el día en el concierto  de Lucía Pérez, si,si la de: ¡que me quiten lo bailao! es una gran artista que  no tuvo suerte con la canción para representarnos en  Eurovisión, ¡lástima!, aunque le sirvió par darse a conocer a nivel nacional. Sin embargo ya había participado en la edición de 2006 del Festival de la Canción de Viña del Mar (Chile), donde quedó en segunda posición. En 2006 viajó también a Argentina, actuando en Buenos Aires y Rosario y ya había publicado cuatro discos. Estaba emocionada cantando en su ciudad y nos presentó su sexto disco: "Quitapenas"  ¡y vaya si nos las quitó!, abarrotamos la Plaza Santa María, junto a la Catedral y no vean como moví el esqueleto.



Este fue un homenaje a los peregrinos el día de Galicia.






sábado, 4 de octubre de 2014

Al igual que vosotros sigo aquí.

Cada día descubro auténticos tesoros en este mundo bloguero, mi afecto para "todas/os", que no por ser virtual, deja de ser menos cierto.



Cuando sientas que la noche te atrapa en su inmensa obscuridad y que de ella ya no puedes escapar... Puedes contar conmigo.

Cuando pienses que nadie en este mundo te comprende y ni siquiera se preocupan si tu corazón sigue latente... Puedes contar conmigo.

Cuando estés tan deprimida por razones de la vida y te sientas de ella cada día mas aburrida... Puedes contar conmigo.

Cuando ya no te importe viajar en los sueños por que tu alma ha perdido poco a poco el anhelo... Puedes contar conmigo.

Y aun cuando a mi también todo esto me atormente fingiré que nunca lo he vivido...
Para que confíes en mi y puedas contar conmigo. 


 P.D. ¡Lo siento! una vez más este escrito estaba en mi libreta y sin el nombre del autor.

miércoles, 1 de octubre de 2014

Ante la ventana.

Recuerdo una frase de Vargas Llosa "Nadie que esté satisfecho es capaz de escribir. Solo se inventan realidades cuando no estás conforme con tu realidad".



Imagen de www.taringa.net/posts/imagenes/1601258/Nidos,...

A veces siento que estoy gastando las palabras, diciendo las mismas cosas una y otro vez. He sido una luchadora pero reconozco que siempre busqué relaciones que llenaran un vacío emocional, y me impliqué mucho en mi familia; el nido que necesito para sentirme protegida. Mis pajaritos crecieron sin darme cuenta, fueron como canciones y poesía mientras cocía las lentejas o planchaba la ropa…Tuve suerte, aprendieron a volar en libertad y nuestra  relación también fue creciendo; ahora intento ser una buena oyente, comprender sus puntos de vista de un mundo nuevo.
Elegí un camino para llegar a estar conforme conmigo misma, dejé de pedirle a la vida más de lo que podía darme, incluso llegué a extirpar hasta el menor lastre nocivo de mi cabeza, con disciplina logré pensar en presente y cerrar con mil candados el pasado, los fantasmas se fueron en historias que conjuré con la fantasía. 
Llevo un tiempo donde la sensibilidad está a flor de piel e intento convivir con la realidad. Siempre me enfrenté a los problemas, por qué razón me niego a ver el que tengo, por qué quiero mentirme… He desdoblado mi personalidad: una depende de las circunstancias externas y la otra se levanta cada mañana como si no pasara nada. Bueno, tampoco es del todo cierto, antes me levantaba pensando en todo lo que tenía que hacer y ahora en lo que quiero hacer y no siempre puedo. 
No creo en el destino, creo que soy libre para tomar un camino u otro pero tiene que existir un azar indescifrable que juega con nosotros y pocas veces te trata a cuerpo de rey.