martes, 22 de abril de 2014

Las reflexiones de Olivia

Jueves, 24 de septiembre de 2009, en el blog: Juntas pero no revueltas.  dejé este escrito basado en una confidencia entre amigas, a la cual por supuesto pedí permiso. Hoy pasé por ese lugar y decido traerlo, la vida de Olivia ha cambiado, después de la tempestad siempre vuelve la calma... Simplemente hay que tener valor para asumir que lo que nos ocurrió, fuera lo que fuera, no es motivo para arrastrarlo de por vida.


¡Qué generación la mía! “laisser faire, laisser passer”. Generación en busca de la inmediatez, del placer. “Dejar hacer, dejar pasar”, total el mundo sigue igual.

No, no es así, hay palabras peor que un golpe y hay actuaciones que escoges y marcan tu vida. ¡Vaya año!, desde luego que me está costando cambiar la piel, voy de lista e igual que a una paloma a la puerta de una iglesia me fermentó el arroz en el buche. Todavía como las viejas heridas duele cuando hace frío, acto reflejo diría el doctor.

Pasa el tiempo y he tomado mi ritmo hago lo mismo que hacia antes pero sola, controlando las obsesiones y la depre, ¡ay!, ¡dichosa depre! casi me mata. A mi edad, debería estar teniendo un hijo y no pensando que ya son pocas las cosas que me sorprenden. Incluso que me llamen ángel anónimo o jodida p… Un día somos útiles, y al otro ya no lo somos tanto.

Emocionalmente a cero. No espero demasiado, solo lo que merezco. Cosas soportables, un poco de tolerancia, y sobre todo no encontrarme con otro miserable. ¡Maldito sea! Hombre de muchos besos, orgulloso y celoso: yo solo suya y él de las dos.

Debí dejarle antes pero siempre me convencía, rogaba, lloraba y se convertía en un despojo y yo volvía una y otra vez. No me dejaba pasar página y efectivamente creí que no era nada sin él, no podría vivir sin él. Era vernos, y yo le pertenecía de la cabeza a los pies, no necesitaba hablar para convencerme. Maldita manera de besarme, malditos celos, volvíamos a lo mismo, siempre lo mismo. Ojos, oídos y razón necia, droga y dependencia.

No debí irme enfadada con la vida, hacer cosas por despecho; enfangar no solo el cuerpo, lo que es peor, llenar de lodo el alma. Lento, muy lento cicatriza la herida del camino oscuro y embarrado por donde me alejé. Observo como cisne que abandona la charca, mirando desde arriba, examino los detalles; hago un mapa de camas frías para no volver a pisar límites que se asemejen.

Dicen que ya no tengo los ojos turbios como animal enjaulado. Los días pasan, los meses se suceden y empiezo a pensar en tercera persona, sin escudarme y sin buscar culpables.

13 comentarios:

  1. ay amiga! es buena verdad k hay k dar tiempo al tiempo. Al leerlo la 1ª vez me quedé asombrada de la forma k habias interpretado mis sentimientos. Hoy espero k si alguien está en circunstancias parecidas no se derrumbe k se encuentre con buena gente k le apoye y k sepa perdonarse a si misma, luego el tiempo es la mejor medicina.
    No dejes de escribir Ok? un beso y el cariño de siempre

    ResponderEliminar
  2. Creo que las nuevas generaciones se van a perder muchas cosas con su afición a la inmediatez...

    ResponderEliminar
  3. Cuando se ama, es muy difícil hacer caso a la razón, ya que es el corazón el único que manda.
    Pero llega un momento, que es necesario romper, lo malo es levantar cabeza después de todo lo que se ha pasado.
    Admiro esa fortaleza, esa valentía y ese empuje para seguir adelante, olvidándolo todo y tratando de empezar una nueva vida.
    El tiempo, hace milagros, pero a veces pasa tan lento....
    Esta es una entrada de la que se pueden sacar muchas y provechosas conclusiones.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  4. es un placer leerte gracias por darnos tus letras

    ResponderEliminar
  5. El tiempo, siempre el tiempo es el que suaviza las cosas y la fortaleza y capacidad de la persona para seguir adelante.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Alondra, gracias por la visita, un gusto saber de ti.

    Me han gustado las reflexiones de Olivia, no nos alejamos de las personas dañinas hasta que aprendimos lo que debíamos aprender, todo es un proceso, darse cuenta es lo más importante, hay personas que repiten la misma historia una y otra vez, pero al darse cuenta todo cambia.

    ResponderEliminar
  7. Como las películas con buen argumento, la redacción fácil e intrépida, engancha. Mucha filosofía de vida transmite.
    Tal vez nos volvamos a equivocar-somos humanos- pero sin duda , ya sabemos que la vida no es para soportarla es para vivirla y sabremos empezar de nuevo.
    Besos
    André

    ResponderEliminar
  8. Hola, Alondra.

    El tiempo marca y deja huella.
    Muy bonita tu historia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. El tiempo sana las heridas, y borra las cicatrices...

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Me gusta lo que dices, me gusta saber que sales.

    Aprenderé de tus letras.

    Beso

    ResponderEliminar


  11. Hoy como es sábado debo comenzar deseando
    que pases un maravilloso y genial fin de semana!!

    Pero es diferente, a pesar de haber estado de viaje
    unos días he regresado a tiempo para celebrar
    en el día correcto el cumpleaños de La gata coqueta,
    pudiendo reunirme contigo en familia para brindar.

    Eres la casualidad más bonita que ha llegado a mi vida
    y te invito a que me acompañes en este acontecimiento.

    Siento una inmensa satisfacción al recordar todo
    el cariño recibido durante estos seis años, salpicados
    por la felicidad compartida, dibujando en el horizonte
    del alba un paisaje muy difícil de mostrar con palabras.

    Si plantamos una semilla de amistad
    recogeremos un ramo de felicidad…

    Y si por un casual no puedes acercarte,
    te dejo el enlace para que tengas este detalle
    hecho con mucha ternura como
    recuerdo de este fantástico día.
    http://dc617.4shared.com/img/2NYeExqWba/s7/1459ab24ea0/
    Gato_Cumpleaos.jpg?async&rand=0.7479251901857024

    ¡¡Gracias por tenderme la mano de la amistad!!

    Atte.
    María Del Carmen


    ResponderEliminar


  12. Hola buenos días querida amiga, veo que el detalle ya luce como muestra de nuestro afecto.

    Gracias miles, desando pases un domingo fenomenal rodeada de la familia y amigos!!

    Un abrazo de luz y armonía ♣ ♣

    Atte.
    María Del Carmen


    ResponderEliminar
  13. El tiempo se convierte en ese gran aliado para superar los malos momentos que parecen eternos mientras los sufrimos.
    Resulta esperanzador echar de vez en cuando la vista atrás y ver como hemos superado aquella época tan gris que desde la distancia nos parece sin duda exagerada.

    Un abrazo enorme preciosa

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!