sábado, 29 de marzo de 2014

Espacio abierto a... André

“Dejar que una amistad muera por negligencia o por silencio, es una locura comparable a arrojar lejos uno de los mayores tesoros de este cansado peregrinaje” – Samuel Johnson

Últimamente no llevo esta frase a la práctica, estoy hibernando como los osos y tengo que proponerme seriamente volver a salir de mi cueva...
Sin embargo, en esta ventana, disfruto tanto con esta etiqueta que suelo recuperarla con mucho afecto para hablaros de amigos de palabras que me acompañan desde hace tiempo. Hoy os presento el blog de http://andresdeartabro.blogspot.com.es/  (Nereidas)



Las nereidas pueden considerarse como representación de la infinita variedad de fenómenos y aspectos del océano, son divinidades bienhechoras y protectoras. Los navegantes las invocan para obtener una feliz travesía. André que vive junto al mar les tiene un especial cariño, al menos eso pienso, ya que le puso ese nombre a su ventana.


Él es un sembrador de palabras, de esas que no resbalan, se amarran al corazón.
Pienso que es firme como la tierra, cálido como una tarde de verano y limpio como un mar en calma. En sus respuestas analiza y armoniza, penetra en tus palabras para adivinar el bálsamo que necesitas.
El pasado y el presente se conjugan en su blog. con imágenes de su autoria que nos muestran la nostalgia pero con el ánimo abierto a la esperanza en el futuro.


Tiene un huerto donde cultiva hermosas rosas de todos los colores, son para "ella", su amor, pero las comparte con quienes le seguimos. Dice García Márquez que:  “Recordar es fácil para el que tiene memoria. Olvidar es difícil para quien tiene corazón.” y el corazón de André  es tan grande que nos hace sentir especiales.

Uno de sus poemas:


Me gusta mirar al cielo
me gusta decir tu nombre,
me gusta mirar al mar,
me gusta hablarle a las olas
me gusta pensar a solas.
Me gusta recordar,
me gusta hasta esperar,
me gusta vivir y dar,
me gusta oír mis suspiros,
me gusta haberte conocido
me gusta tu risa, tu saber estar,
me gusta la blonda de tu pelo
me gusta sí, mirar al cielo;
me gusta tu caminar
me gusta hasta en soledad
me gusta romper la intimidad
me gusta gritar en silencio
y...seguir diciendo ¡Te quiero!
(10- 2014)

 Otro de sus escritos y fotografía:



Horizonte y mi pensamiento...

Subí en mi barca icé mi vela romana surqué veloz el mar,
en pos de la puesta de sol, quiero sorprenderlos en el beso
que no espera. Olvidarme de la estela, la mirada siempre al frente sin pestañear.
Siempre me gustó lograr una quimera ¡Cuántas cosas hemos logrado los humanos
porque nadie nos advirtió que eran imposibles de lograr!
Solo conseguí llegar a la aurora y allí estaba el infinito , perdido el horizonte encontrando la alborada.
Y salió de nuevo el día, quise contemplar el rubor del beso de ese mar y de su cielo
No, nunca consigo llegar al horizonte ni al despuntar de la mañana,
allí donde todo se funde y no sé si soy el centro de todo o estoy en medio de la nada
Pero sentí así el placer de estar vivo, aprendí a mirar el horizonte y empecé a entender eso de "el alma"
Septiembre 10-2013

Si como decía Gandhi: “La felicidad consiste en poner de acuerdo tus pensamientos, tus palabras y tus hechos” creo que André es un hombre feliz y tiene mi admiración y mi respeto.

Todas las imágenes pertenecen al blog  http://andresdeartabro.blogspot.com.es/


8 comentarios:

  1. Realmente André es excepcional, porque no sólo maneja la palabra, sino la buena fotografía. Su poética es bienhechora y solidaria, no solo para las causas de lo social, sino del amor mismo. Gracias por la semblanza de tan singular artista y poeta. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  2. Que hermosa entrada, luego pasaré a verlo
    Que tengas un bello fin de semana
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Alondra
    Escribo para quien quiera recogerlo y como quiera recogerlo, en la certeza de que tú le darás el mejor destino,, en cuanto a mis fotos, están y son para quien vea en esas flores todo el amor y el esfuerzo que pongo en cultivarlas , no son solo f lor, son también mi trabajo, escardando la tierra , regando el rosal abonarlas y poner en todo ello todo mi amor y todo lo que soy., eliminando malas hierbas o sea "cultivando"
    ¡CÓMO NO ME VOY ALEGRAR QUE ALGUIEN LAS VALORE!
    Besos Adré
    Esto que antecede, es lo que te respondí en mi blog a tu comentario;, después de leer esta tu entrada, veo que has escrito un bello homenaje que tal vez no merezco; aún así me siento halagado y feliz por tu iniciativa y tu alta estima.
    ¡Gracias!
    Besos envueltos en cariño.

    André de Ártabro

    ResponderEliminar
  4. Una bonita entrada que él se merece con creces.
    Se hace querer, sabe llegar al corazón de las personas que tenemos la suerte de leerle y en cuanto a sus flores... son aromas con las que acompaña versos, echa sus redes y nos envuelve en un mar de sueños que hasta las caracolas se estremecen.
    Te felicito por saber hacerlo tan bien, por calar su espíritu y por darlo a conocer.
    Aprovecho para dejarte cariños y abrazos para compartir.
    kasioles

    ResponderEliminar
  5. Y es todo un referente para los que tratamos torpemente de escribir en estos lugares.
    André no solo es grande en lo que hace, lo es sobre todo por su trato con las personas.
    Me uno a tu precioso homenaje con permiso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Precioso homenaje a André. Que mi voz se una a la tuya.
    Cuídate mucho. Un beso

    ResponderEliminar
  7. Me encantaron esas palabras de Ghandy, y también la reflexión primera, la del triste abandono de un amigo.
    Y hablando de poemas. Envié unos poemas perdidos a un concurso español...¿Quién sabe?

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!