domingo, 9 de marzo de 2014

Baldo Ramos

Es uno de los poetas gallegos contemporáneos con mayor proyección. Nació en 1971 en Celanova (Ourense) y ya ha recibido varios premios tanto literarios como artísticos. Entre su obra, se encuentra este poema:

Ás veces faltannos as palabras...


Ás veces fáltannos palabras
e ás veces sóbrannos.
Ás veces fáltanos o tempo de dicilas
e ás veces pásanos o tempo de calalas.
Ás veces precisamos o que xa temos
e ás veces desbotamos o alleo como se fora noso.
Ás veces mantimos inxustamente 
e ás veces facemos da lei unha verdade fedorenta.

Traducción:

A veces nos faltan las palabras
y a veces nos sobran.
A veces nos falta tiempo para decirlas
y a veces se nos pasa el tiempo para callarlas.
A veces necesitamos lo que ya tenemos
y a veces disponemos de lo ajeno como si fuera nuestro.
A veces mentimos injustamente
y a veces hacemos de la ley una verdad maloliente.


P.D. De un tiempo a esta parte me hacen falta palabras y es por eso que uso las de otros...


14 comentarios:

  1. No te preocupes, ya llegaran.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Lovely texto romantica. greeting from Belgium

    ResponderEliminar
  3. Gracis por el descubrimiento, no tenía el placer.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Usar las palabras de los demás es compartir algo mutuo, descubrir que alguien es capaz de plasmar con exactitud aquello que tú sientes es mágico, para ambos. Un poema precioso y una entrada exquisita. Un abrazo fuerte, Alondra.

    ResponderEliminar
  5. Cuando tomamos las palabra de otro es un eco de nuestros sentimientos , allí vibramos como si fueran nuestras, A VECES nos sobran sentimientos que las palabras no nos son suficientes Beso mi amiga que tu trino no deje se escucharse

    ResponderEliminar
  6. Alondra, me alegra verte por mí blog. Compartimos muchos recuerdos de aquellas tierras lejanas. Mi marido es gallego y viví allí unos cuantos años, tal vez hasta nos conozcamos, soy extremeña y también casi gallega, mí tiempos allí viví rodeada de gallegos, mí lengua casi, casi, era gallega. Te mando un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  7. Hola Alondra, son bellas y veraces letras las que compartes.
    La luz está dentro de ti, aprieta el interruptor y verás como regresan las musas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

  8. Gocemos de las pequeñas cosas que la vida nos ofrece;
    para encontrar la verdadera felicidad
    no necesitamos ser ricos o poseer grandes bienes,
    sólo necesitamos tener riqueza en el corazón
    y llenarlo con cosas positivas.

    Bendiciones en abundancia para ti
    y para toda tu familia en esta bella
    y esplendida semana que hoy comienza.

    Un abrazo de felicidad para ver el horizonte
    con la consabida ilusión y apertura de ilusiones.

    Atte.
    María Del Carmen





    ResponderEliminar
  9. Ese poeta sabe bien lo que dice y cómo lo dice.
    Yo prefiero esos momentos en que faltan palabras para expresar lo que se siente, en esos instantes, los ojos parlotean y brillan, lo dicen todo.
    Cariños para compartir.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  11. Hay demasiadas veces en que las palabras se vuelven huecas, mero repicar de cacatúas que no saben lo que dicen, ni sienten lo que pregonan.
    Y otras en las que salen de tan dentro que nos ahogan antes de llegar a la boca.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Pues casi es peor que te sobren (las palabras, digo). Contundente poema, gracias por traerlo.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!