jueves, 21 de noviembre de 2013

Portugal mar afuera y otros relatos.




Autor: Alí Reyes H.

http://www.librosenred.com/libros/portugalmarafuerayotrosrelatos.html


Cuando llegué al blog de Ali Reyes decidí quedarme en su ventana, sus temas eran interesantes y además me traía el calorcito de mi Venezuela querida. http://tigrero-literario.blogspot.com.es/  Aunque su modo de presentación me pareció algo vanidoso: Un escritor muy bueno pero que casi nadie lee. Lo que importa es que por ello no deja de ser bueno ¿Verdad?... también  pensé que todos deberíamos celebrar nuestras aptitudes, lo que cuenta es el valor de seguir adelante.

Hoy quiero decir que ha sido un placer refugiarme en la lectura de este libro de cuentos, lo leí lentamente para saborearlo, temía que sus sesenta páginas me supieran a poco. Tiene una prosa desprovista de tecnicismos y resulta una lectura cálida y cercana, por otro lado describe los lugares y las situaciones como un poeta. A lo largo de ocho historias te encuentras, unas veces, con recuerdos posiblemente surgidos de la memoria del autor con la idea de fijar en letras momentos que no quieren perderse; otras, usando la fantasía para pasar por la historia y sus acontecimientos.

Aunque no es mi forma de leer habitual, pero era el dedicado, comencé por el último: "Meu fillio" En esta historia te encuentras con la emigración, algo que iguala a todos los que la ejercen, un hecho que sustentó durante muchos años a todo un país con el desgarro social y familiar que significa. Nos cuenta la causa del exilio, la metamorfosis emocional y la actitud del personaje ante la nueva vida, la adversidad como oportunidad. Sin olvidar la nostalgia incrustada en el alma de quienes se ligan a un territorio geográfico distinto y que siempre, en algún momento se escapa... Debo decir que el autor sintetiza muy bien el problema y lo único que me chocó un poco fue la expresión "meu fillio" porque en lengua gallega se dice "meu fillo" si se refería como pienso a "hijo mío".

De los paisajes emocionales también se construye: "El ocho" y "Esa pálida soledad" relatos evocadores con gotitas de humor y ternura.  Y "Ahora tenés tu Punto Fijo" es una leyenda deliciosa de como el amor puede dar nombre a un pueblo.

En "La Pelu'a" utiliza el simbolismo de una guitarra como algo sublime para su dueño y, la voluptuosidad del baile que convierte a quién lo ejecuta en una diosa, logrando con sus descripciones una fotografía nítida de seducción y tensión.

"La piramide Walenda" es una historia de la tradición circense, los hijos que nacen en la familia del circo seguirán la carrera y suele ser difícil romper ese mandato generacional, a veces, algo puede hacer que alguien, recupere su libertad...

"El arma secreta" es un cuento épico de guerreros audaces con el trasfondo de un enigma como el fuego griego. Lástima que la historia de Calínico sepa a poco pero el viento fue el culpable... Me quedo con una frase: "Hay gente que cree que, si el racionamiento fuese a todos por igual, lo harían con más entusiasmo. Ellos piensan que en palacio debieran dar ejemplo". 

Y como fui leyendo sin orden ni concierto dejé para el final "Portugal mar afuera",  este cuento da título al libro y nos muestra la capacidad de fabulación y documentación del autor, algo que le permite poner en pie una historia de la conquista de América y sostenerla. España y Portugal se vieron en la necesidad de encontrar nuevas rutas para llegar a Oriente y, aprovechando su cercanía con el océano Atlántico, comenzaron a buscar caminos ... El descubrimiento de las nuevas tierras generó disputas entre españoles y portugueses, ambos querían asegurarse para sí el dominio de los territorios descubiertos... Si profundizamos un poco en cualquier tema histórico nos llevaríamos muchísimas sorpresas, la historia siempre tiene varias versiones, y por qué no cuestionarnos quién cruzó el atlántico primero: ¿españoles o portugueses?...

P.D.- ¡Gracias Alí! espero que tengas muchos lectores, merece la pena, lo siguiente  una novela ¿vale?






sábado, 16 de noviembre de 2013

Para no atrofiar la mente...


Es de noche y abro esta ventana con la idea de entender los miles de pensamientos que pasan a toda prisa durante el día... Las mujeres hemos ganado espacios en lo político, social, laboral, cultural, e incluso ahora parece que también se va a ganar en lo religioso. Siempre había alguna barrera que saltar pero demostramos con creces la igualdad de condiciones.

En este momento las palabras que acabo de escribir me parecen vacías, pompas de jabón... Las mujeres somos el queso que funde y une las dos partes del pan: los hijos y los padres ancianos, no importa que tengas una profesión y trabajes fuera de casa o lo hagas en casa, con excepciones, las mujeres somos las asesoras-cuidadoras del hogar. Para colmo, hagas lo que hagas y uno hace lo que puede, tal parece que tenemos mala conciencia y siempre nos parece que debemos hacer más... Es como si al formar una pareja aceptáramos la rutina, la servidumbre domestica, la falta de libertad, en una palabra, es como si empezáramos a perder nuestra identidad y nos convirtiéramos en el guardián de todo y de todos.

Si, este tema o parecido, ya lo traté en alguna ocasión, ¿para qué repetirme?... simplemente para poner en palabras los pensamientos, de lo contrario creo que mi mente se va atrofiar... Durante un año mi madre fue usuaria de una residencia, la tristeza infinita que sentí al ingresarla pasó a ser agradecimiento a las maravillosas trabajadoras, estupendas personas y mejores profesionales. Como un milagro no sólo fue recobrando la salud, también su mente salió de las tinieblas y reconoce a los suyos y habla de forma coherente. El estado autonómico le concedió una dependencia en segundo grado, la ayuda no llegó y los ahorros se estiraron como chicle todo lo que pudimos....

Yo creía en "el estado del bienestar" pensaba que se protegería a la sociedad a través de la acción del Estado y éste gestionaría bien los impuestos y se responsabilizaría de una serie de servicios (educación, vivienda, servicios sociales, seguridad social)... En fin, la utopía de que el ser humano desde que nace tuviera las estructuras necesarias para que la persona llegue a su ancianidad con las garantías de una calidad de vida adecuada.

En los últimos años las políticas sociales públicas han estado condicionadas por los objetivos económicos de control del gasto público, por lo que no se han desarrollado alternativas al cuidado familiar: guarderías, residencias geriátricas, ni son suficientes las ayudas y apoyo a las familias con personas dependiente. Las mujeres asumimos esa tarea como un deber moral, no digo que no lo hagamos con amor pero también en ocasiones no tienes otra alternativa y esta actividad repercute negativamente en la "calidad de vida", otra de esas palabras tan desgastadas...

Los que me leen desde hace tiempo saben que lucho por no ver la leucemia como el centro de mi vida y que no lo sea para mi familia, hago proyectos aunque no siempre realizables, abro las cortinas para dejar pasar la luz y tener la posibilidad de no perder la esperanza y sonreír a la vida. No siempre es fácil y entonces me refugio en mi interior para buscar pequeñas píldoras que vayan paliando ese estado de cansancio crónico que me desespera... ¡También necesito y necesitaré de los que me quieren!...

El caso es que asumí nuevamente el rol de cuidadora con los padres, antes lo asumí con los suegros, ya no es una novedad. Cuidar a alguien acarrea una gran carga física: medicación, higiene, cuidados, alimentación... y psíquica para qué hablar... Si tenía alguna independencia la perdí, ¿ocio, aficiones, salir con amigos? ¿qué es eso?... Lo único que sé es que debo seguir a mi corazón, de lo contrario me siento mal pero también a veces tengo ganas de gritar...