miércoles, 23 de octubre de 2013

La canción de Dorotea.

Autora: Rosa Regás.

Argumento y pequeño comentario:

La novela nos cuenta una historia protagonizada por dos mujeres muy diferentes: Aurelia, profesora universitaria, solitaria y seria que vive en la capital; tiene un padre anciano, solo y enfermo en una casa situada en un pueblo. Adelita, mujer humilde, charlatana, servicial y trabajadora que cuidará del anciano enfermo y al morir seguirá trabajando de guardesa de la casa de campo.
Aurelia descansa sus obligaciones en Adelita pero poco a poco va creciendo en ella la sensación de que Adelita oculta algo... Lo extraño es que a pesar de comprobar el engaño, Aurelia siente cierta morbosa curiosidad e incluso cierta envidia de Adelita, los acontecimientos la enfrentan con sus propias frustraciones y deseos inconfesables. Los sucesos narrados convierten la historia en misteriosa y dramática.
El final no acaba en nada, incluso puede decepcionar, será la imaginación del lector quien pondrá letra a la canción de Dorotea.

Esta novela obtuvo el Premio Planeta en 2001 y seguramente en esas fechas pasó a tener un lugar en mi biblioteca, sin saber la razón empecé a releerla nuevamente. Es un libro entretenido, la autora fotografía de forma magistral las miserias del alma, el entorno, el paisaje, los olores..., sientes que estás en el lugar que eres arte y parte de la escena. Además la historia es también una crítica social y pone al descubierto vicios, situaciones y la doble moral de la sociedad. 

Rosa Regás en sus obras trata muy a menudo ese vínculo de dependencia que se crea entre las personas que se aman o se necesitan, la propia autora lo define así:

“El amor nos vuelve dependientes y dejamos de vivir nuestra propia vida para acoplarla a otro ser”


Copio del libro...

Aurelia: No era la edad la que me había arrebatado la pasión, el coraje y la vida, sino que, de haberlos tenido alguna vez habían sido la cobardía y el ansia de seguridad las que habían elegido un paisaje en el que no podía fructificar más que la rutina...

Adelita: Para usted todo es muy fácil, siempre ha tenido suerte, hasta por haber nacido. Yo lo he tenido todo en contra: baja, fea, no tengo educación, no tengo dinero... Vivo en un lugar donde hay que luchar por subsistir, por llevar una vida mejor que la que nos ha tocado en suerte, un lugar desconocido para los ricos que no tienen problemas para encontrar trabajo y miran con unos ojos que no tienen la capacidad de ver más allá de lo que se lee en los periódicos, de lo que deciden los políticos, los economistas, los que mandan. ¿Ha pensado alguna vez de qué vivimos los que no podemos vivir del dinero?...