jueves, 19 de septiembre de 2013

Sr. Presidente...

El mes de agosto mientras usted disfrutaba del descanso del guerrero yo viví en la incertidumbre, vi pasar los días con preocupación; además, estaba dolida y enfadada: cuando el pueblo pasa necesidades las ideologías se marchitan... Ahora, ya tengo la sentencia, emocionalmente intento pensar en las palabras de mi madre: "cuando las cosas pasan es porque algo mejor te espera..." bueno, ella es muy positiva, pero también resuenan las de mi padre: "hija estudia que otra herencia no puedo dejarte"...

¿Por qué le escribo?, le explico: desde el lunes voy a engordar la interminable lista de desempleados de este país, ¡vamos! que soy un número más para esa estadística que mes tras mes le destroza las previsiones del gobierno. Pero no, no soy un número, tengo un rostro, una historia y planes...(aunque por el momento me conformaría con seguir pagando el alquiler del apartamento de 30mts.cuadrados y lograr una estabilidad que me permitiera tener algún hijo antes de que se me pase el arroz)

Aquello de "tu presente y futuro está en tus manos", no es cierto, desde hace cinco años estoy a lo que salga, depende siempre de las circunstancias y por el momento no han sido favorables. Mientras no surge la oportunidad de ejercer mi carrera, cualquier empleo, en cualquier sector, es un salvavidas, ¿y sabe?,  para eso también impera la ley de la oferta y la demanda: empresarios y agencias de trabajo temporal para las que un "demasiado preparado" no es rentable, eres más conocedor de tus derechos y hoy se busca beneficio al menor costo, y piensan que si tienes menos estudios, o menos expectativas, serás un trabajador más estable. 

Sr. Presidente voy agarrarme aunque sea a un hierro ardiendo e intentar creer en sus palabras: “hay una mejora en la tendencia del desempleo"... Necesito aferrarme a la ilusión de que un mundo mejor es posible sin emigrar, cuando lo hicieron mis abuelos sobraba gente en España pero hacía falta en otra parte y hoy no es así... Tampoco me venda la excusa del idioma, ante el futuro incierto y para tener un trabajo precario, prefiero luchar aquí  y no porque me crea su discurso ("para salir de ésta todos tenemos que empujar y trabajar mucho" Sr. Presidente, eso es lo que hacemos, cuando logramos trabajo, trabajar mucho a cambio de menos sueldo, menos derechos y desanimados... Así que, por el momento me quedo, al menos en mi país tengo la barricada protectora de mi familia y mis amigos.

Dicen de usted que es  reflexivo, austero y sencillo, si es así, imagino que primero obrará y luego hablará... A ver si en el próximo discurso nos da la alegría de que los sacrificios no nos pasen factura a los de siempre. Sería bueno que los políticos no acumularan dietas y se prohibieran los cargos de libre designación en los cuales familiares, afines a los partidos y demás comensales se nutren a costa del erario público. También se podría ahorrar, sin tocar las pensiones, si los partidos políticos y los sindicatos estuvieran financiados por sus afiliados y benefactores, al menos no robarían el presupuesto del estado.

En fin, ¡que no cunda el pánico!, intentaré pasar página de este nuevo revés lo antes posible para poder afrontar con fuerza la nueva etapa.

Atentamente, Sara


8 comentarios:

  1. Debería leerla el Presidente , aunque realmente creo que eso no cambiaría las cosas.
    Estoy totalmente de acuerdo contigo, pero que se puede pensar de un médico que deja la medicina por hacer política. Cuando llegan al poder algunos no son corruptos ;pero no tardan en contagiarse y no les cae la cara de vergüenza por tener dietas , el futuro asegurado y nóminas injustificables,
    Siento tu falta de trabajo , deseo vivamente que tengas la suerte de tu lado,
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Suerte en la vida amiga, pero no la esperes del destinatario de la carta, ni de ese ni de los de su clase política: recortan las pensiones, educación y sanidad, pero todavía no les he oído que recorten sus sueldos y sus privilegios.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Es terrible lo que está sucediendo
    Y los gobernantes habitan otro planeta paralelo, no se enteran de lo que ocurre en la tierra
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Por qué aunque no diga nada siempre entiendes tan bien como me siento?parece que te metiste en mi cabeza con este escrito.La vida no viene con un manual de instrucciones,viene con una mamá,y yo a la mia la quiero mucho.

    ResponderEliminar
  5. Dios mío qué bien has entrado en el tema. Pero también lo has hecho con delicadeza sin querer dramatizarlo...Cartas semejantes a éstas, deberían recibirlas todos los días y yo le haría una pregunta al señor presidente ¿qué fue de aquella niña a la que le iban a ir tan bien las cosas cuando gobernara su partido? ¿Se habrá tenido que marchar a Alemania? ¿Estará limpiando mesas en algún burguer?

    Un abrazo, querida amiga. Te felicito por la iniciativa.

    ResponderEliminar
  6. Llegué de casualidad y tienes un blog muy interesante, hilando con la respuesta de Franciska le digo a Sara q Rajoy no cumplió con las niñas, hoy mujeres, tampoco con sus votantes porque subió los impuestos y tocó las pensiones. ¿q vamos hacer? seguir pateando y dejando currículos, ayer tuve una entrevista y me dijeron q lo sentían pero mi preparación era excelente para el trabajo (dependienta de tienda de calzados) y q me iría cuando encontrara algo mejor y ellos querían estabilidad. Hice empresariales y cuando busco algo relacionado me piden experiencia, si nadie me da la oportunidad como voy a tenerla???? Jo!!!!! es la pescadilla q se muerde la cola. Vivo con mis padres y voy a cumplir 30años, para mis gastos gracias al dinero negro de cuidar a un niño y algún enfermo hospitalizado y q no me diga q estoy delinquiendo con 300 eurillos q voy sacando al mes no puedo abrir una cuenta en Suiza.
    Saludos, anoto la página

    ResponderEliminar
  7. Terrible esta situación y lo peor que en Venezuela se está poniendo así ¡El Señor se apiade de mi!
    Gracias por tu comentario en tigrero y por recibir el guiño generacional de EL DERECHO DE NACER
    En cuanto a lo del libro que no ha llegado. Te pido un favor. mándame tu dirección, el día en que pediste el libro (si lo recuerdas ) y tu nombre por correo alijrh@gmail.com y yo llamo directamente a la genter en Buenos Aires a preguntar el porqué se ha retrasado la entrega ¿Vale? Recuerda que yo soy el más interesado en que el libro se distribuya

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!