domingo, 14 de julio de 2013

Las sombras de Grey


Autora: E.L. James

Resumen:

Es la historia moderna de la cenicienta: Grey es un hombre guapo, rico, y arrogante con un halo de misterio en torno a su personalidad. Se encapricha de Anastasia, la chica ingenua que no rompió un plato en su vida y ella queda deslumbrada por ese ser dominante, celoso y controlador.

Comentario:

Puede que mi libido esté en hibernación, ¡vamos! no tengo el cuerpo para mucho baile, pero las "situaciones gimnásticas" son tan repetitivas que llegué a saltarme páginas enteras y no, porque hirieran mi sensibilidad. A los que consideren este libro erótico y les guste este tipo de lecturas, les recomiendo Historia d'O novela de la escritora francesa Pauline Réage (pseudónimo de Dominique Aury)  Emmanuelle, de Emmanuelle Arsan;  y mi favorita El amante, de Marguerite Duras.

Cuando leo disfruto participando con la descripción ambiental, imaginando a los personajes, creyéndome los diálogos. En el juego del sexo, en la vida real, decimos mil veces las mismas frases y cada vez las sentimos novedosas, pero cuando lees, esperas que la técnica narrativa del autor/a no sea repetitiva en frases hechas. Bien escritos los tres libros se podrían resumir en uno, ¡vamos!  una lástima que la autora no aplicara aquello de "menos es más", de esta forma es una tomadura de pelo. Agradezco el préstamo, llenaron horas donde cualquier entretenimiento era bienvenido, pero una vez más son la prueba de lo que puede hacer una campaña editorial para ganar dinero.

-¿Por qué algunas mujeres pueden querer a un Grey en su vida? La pregunta es parecida aquella otra que Robert Reford le hacía a Demi Moore en una "proposición indecente"... Seamos sinceras, el enganche pasional existe, e incluso hay circunstancias que pueden dar la vuelta a los principios morales  de cualquiera, pero esa dependencia del otro llega a hacer daño cuando la sientes hacia una persona emocionalmente inestable: un hombre que sufrió una niñez espantosa, una adolescencia  enganchado al sadomasoquismo, y en su vida adulta le pare el dinero en los bolsillos... Si, ya sé que es una fantasía, pero muy poco original, no me digan que no es un topicazo esa otra personalidad de Grey: hombre encantador, complaciente, un virtuoso seductor a la hora de trabajar los encuentros eróticos y tan necesitado de amor...

Sinceramente, durante la lectura de la dichosa historia me preguntaba: Será qué no hemos logrado desterrar ciertos "modelos" por más que presumamos de independientes... La mitad del libro estuve indignada con Anastasia por no ser una cenicienta que se niegue a comer perdices y la otra mitad con Grey por esa forma tan egoísta de amar.






13 comentarios:

  1. ;)
    Que bueno que no lei ninguno de los tres
    Solo leer que son "historias para mujeres" me alejó del escaparate.
    Te dejo un abrazo grande
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cantares, para mi fue un culebrón, simplemente que aderezado con escenas increíbles, el personaje masculino siempre estaba listo para el combate y la damita sólo con mirarlo se derretía, para colmo casi no comía; no me explico de donde sacaba fuerzas para aguantar semejante maratón...
      Un abrazo y gracias por tu afecto

      Eliminar
  2. Este libro pretende subir algunas temperaturas, pero no por indignación, jeje.

    Es un divertimento entre blanco y porno que curiosamente se vende mucho para eboock por lo discreto.

    Me encanta leerte, incluso leyendo esto.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Pilar, será que prefiero un buen helado de vainilla, eso si, aderezado con canela ;)
      Un abrazo grande y gracias por seguir al otro lado de la ventana

      Eliminar
  3. Alondra querida
    Nunca he leído a esas tres escritoras, menos aún algo que pueda llamarse erótico.
    El enganche pasional sí existe, doy testimonio de ello: vino a Bogotá alguien, me enamoró, me apasionó… nos casamos, me llevó a su país y es allí donde a los años me he dado cuenta de muchas cosas que no puedo publicar.
    Aclaro que el individuo en cuestión no era deslumbrante, una ingenua yo sí. Cualquier cosa que tengamos la conseguimos con el esfuerzo mutuo, pero en otros aspectos me temo que tengo un Grey a mi lado :(
    Deseo que pases una semana maravillosa
    Un alegre abrazo, para una dulce amiga virtual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Rud: el bien y el mal conviven siempre encerrados en la mente. Todos tenemos algo de Dr.Jekyll y Mr. Hyde... Entre dos personas pienso que todo es lícito mientras sea de común acuerdo, pero aunque sea en las cuatro paredes de una habitación el aspecto de "amo y sumisa" no me gusta ni como fantasía, me erizaba la piel sólo de pensar que al finalizar las relaciones muy cuerdas no podían quedar las chicas que pasaron por la habitación roja.
      Por otro lado, tal parece que las mujeres sentimos debilidad por dos clases de hombres: dominadores o frágiles, las dos caras de la moneda, y una vez que caemos en la tentación resulta difícil de salir de ese laberinto cuando nos cae la venda de los ojos.
      Ficción y realidad a veces se parecen, pero en la realidad ni tenemos coches, ni joyas para empeñar y salir corriendo...
      Te deseo lo mejor.Un abrazo cálido

      Eliminar
  4. He leído con atención tu entrada -es lo que hago siempre- pero también todos los comentarios y tus respuestas. Necesitaba aclararme un poco. No sé si lo habré conseguido.

    Por la edad que tengo -79 años cumplí en el mes de abril- mi mente se forjó, en relación con el tema del amor, de una irrealidad que, con el tiempo, no contribuyó para nada a mi bienestar emocional. No digo felicidad que se mencionaba continuamente.

    Así es que por mi vida, salvo mi primer amor -idealizado con el paso de los años como el "patrón", el modo, la manera de vivir y sentir un amor que tenía que ser como fue aquél para mí: platónico pero que, por no realizarse, a sobrevivido durante sesenta años y aún perdura aunque ya comienzo a cuestionarlo- para tomar en consideración a otros que llamaron a mi puerta, siempre estaba en antecedente de cómo había sido él conmigo.
    Quería su dulzura, su entrega, su adoración, su respeto... Terminé casándome con alguien que me lo recordaba mucho por la dulzura que me trataba. Creo que he tardado años en entender un poco lo injusto de mi comportamiento.

    Tantísima literatura, tanto cine, habían conseguido dominar mi mente. Para mi el amor ha sido siempre algo idealizado, puro. La verdad es que me moriré sin poder enmendarme. Ahora sé que el amor lo he conocido a través de mis hijos porque lo que me ha importado siempre ha sido su bienestar y felicidad. En cuanto a mi marido -ya hace ocho años que murió- esperaba que él nunca me fallara en lo que yo más valoraba y eso, ahora lo tengo claro, era pedirle peras al olmo. No comprendía que también yo le tenía que estar fallando a él...Solo hay egoísmo cuando lo que nos importa es nuestro bienestar y felicidad: cuando exigimos esa felicidad, cueste lo que cueste.

    Todo lo dicho se aparta del tema tratado por tí. Creo que nunca me habría podido entregar a juegos de ese tipo. Seguro. No habría podido pero eso no quiere decir que no haya quien pueda vivir de ese modo, es decir, quien esté dispuesta a perderse la parte más alentadora, la que te hace sentir bien contigo misma. Es la fuerza que te da fe en los demás, que te hace verlos como seres humanos valiosos y si los ves así es porque tú tienes esa opinión de tí misma. Concluyo. Ha sido un alegrón ver tu mensaje en el rincón de las fotos del gato rubio. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Franziska: Partiendo de la base de que esta trilogía es ficción y aceptando que la intimidad de cada uno es muy respetable, me alegra que el tema nos lleve a una conversación que está siendo enriquecedora.
      A lo largo de la vida vamos dejando por el camino muchos amores y como bien dices "los que no llegan a madurar son los que se conservan intactos", añadiría que incluso los adornamos con virtudes que seguramente no tenían. Así es el pasado, pero no vuelve, y las comparaciones no nos dejan ver colores nuevos en los muchos claveles del jardín jejeje.
      Cuando estamos viviendo una situación apasionada la cautela brilla por su ausencia. Pero me fastidia la idea que nos quieren vender: "novela para ponerse a tono", "porno para mamás"... ¿qué su erotismo puede ser atrevido para personas mayores de 40 años?... En el comentario ya dije que las "hazañas" de los protagonistas, no son nada nuevo bajo el sol, pero me preocupa que se acepte tan alegremente que el Sr. Grey sea: posesivo, autoritario, sobreprotector y amante de lo agresivo. Nunca, se debe jugar sin conocer las reglas, cualquier práctica ha de ser segura, sensata y consensuada.
      Como siempre es un placer leerte. Dentro de veintitantos años quiero ser como tú.
      Un abrazo muy muy grande

      Eliminar
  5. Eso de "menos es más" es un axioma que me encanta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alí siempre es un placer tu visita, y si, en todos los aspectos de la vida se puede aplicar, lo de "menos es más", en el tema que se trata hoy las mujeres tenemos un refrán: "Más vale chiquito pero cumplidor" y cómo no... "Dime de que presumes y te diré de que careces" tiene un tanto por ciento muy elevado de verdad. En fin, cada loco con su tema :)
      Un abrazote amigo

      Eliminar
  6. Hola soy Ana de Blogginup.com.

    Blogginup es una pagina web que permite a los usuarios seguir contenido de los blogs que mas te gustan de la forma mas sencilla.

    Los usuario pueden seguir tu contenido y ordenarlo como mas le convenga, marcando los post con etiquetas. De esta forma tus entradas obtienen mayor repercusión.

    Cientos de blogeros dan a conocer su blog en Blogginup.com.


    Te invito a entrar y añadir tu blog en menos de 1 minuto y empezar a tener tus propios seguidores que sigan tu contenido.

    http://www.youtube.com/watch?v=Lgt0R4xhj48

    blogginup.com

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Alondra

    Me había perdido de lo hermoso que es leer una recomendación tuya. Esta lectura me entusiasmó, sin duda me gustan tus preguntas, como desmenuzando la historia. Eso me agrada.

    Te dejo un abrazote y hasta luego.
    He estado medio ocupado, pero cada noche como hoy te leo, aunque a veces me vaya en silencio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo mío, supongo que los años influyen a la hora de dejarnos llevar por una historia y debo reconocer que seguramente a tu edad hubiera pensado de forma diferente.
      Últimamente también yo visito vuestras ventanas en silencio pero el afecto sigue intacto.
      Un abrazo

      Eliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!