miércoles, 13 de marzo de 2013

Sigo con Camilla Läckberg...

Empiezo a ser adicta a esta autora (ya hablé de ella en otra ocasión) reconozco que no va a ser el próximo premio Nobel de literatura pero desde la primera hoja te atrapa y se me olvidan todos los dolores. Además puedes comprarla en edición de libros de bolsillo con un precio más asequible.

Esta vez le tocó el turno a "Las hijas del frío" como las anteriores, una historia aparentemente simple resulta tan enrevesada que no adivinas el final . Todos los personajes tienen importancia, la escritora ha sabido darles ese punto de misterio tan necesario en una obra de este género. Las reflexiones a lo largo de la historia nos hacen ver que todos  tienen secretos que guardar y no sabemos hasta que punto tienen que ver con el crimen, en este caso de una niña.

Con el pasado, una historia que aconteció en el mismo pueblo de Fjällbacka en los años 20,  crea una historia paralela a la actual, aún si cabe con más intriga, y al final se juntan en un desenlace de lo más inesperado algo que agradezco como lectora.

El retrato social es real, ocurre en Suecia pero con la que está cayendo es el reflejo de cualquier sociedad donde la hipocresía se ha convertido en moneda de cambio, empezando por la familia: matrimonios que se tambalean por el exceso o carencia de trabajo, suegras  que no paran de entrometerse en la vida de su nuera, madres  metomentodo, padres dictadores,  mujeres maltratadas que aguanta por los hijos o por carácter débil; rencillas entre vecinos que se llevan a los tribunales; hombres aparentemente intachables y pederastas. Todo un abanico de miedos, complicidades, conveniencias, irresponsabilidades, astucias y maldades ocultas tras la apariencia.

Si te gusta la novela de intriga, esta autora no te defraudará..

9 comentarios:

  1. Gracias por la recomendación. Tengo este libro sin leer, pero me animo y lo leeré.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Yo le tengo en una lista de "pendientes" con cientos de otras intenciones jajaja
    Un beso inmenso con abrazo

    ResponderEliminar
  3. A mi me encanta, y espero con ganas cada libro.

    Mientras me he abonado a Lorenzo Silva y sus guardias, te los recomiendo mucho y si puedes empieza por el primero.

    Me encanta leete, así me digo que estás bien.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Querida amiga: Hace mucho tiempo que no pasaba por tu casa, creo no haberme equivocado.
    Te había perdido la pista y ahora, de casualidad, te he encontrado al hacerle un comentario a un amigo común.
    Voy a anotar el título de ese libro que nos aconsejas, de momento, estoy leyendo uno que también engancha, me encantan esos libros que te tienen entusiasmada desde el principio.
    La intriga es un buen estímulo para seguir leyendo hasta el final.
    Aprovecho para dejarte un fuerte abrazo.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  5. Tengo una lista de pendientes gracias a ti, que el día que vaya a la librería me van a hacer reverencias jajaja.
    Besos enormes mi querida hada madrina :)

    ResponderEliminar
  6. Alondra

    Que hermosa recomendación, sería bueno tener acceso a ese libro en Guatemala.

    Tengo recuerdos hermosos de suecia en el 2010-11 suspiré. fue un encuentro genial conmigo mismo. Me reecontré allá. Muchas historias

    un abrazo, gracias por las imágenes en tus letras.
    hasta pronto

    ResponderEliminar
  7. Me encantan las novelas de intriga...así que tendré en cuenta tu recomendación....besooossss

    ResponderEliminar
  8. La tendre en cuenta.
    Lastima saber que poco vende familias en armonia buscando buen futuro.

    Cariños

    ResponderEliminar


  9. He estado ausente unos cuantos días y el motivo es visible en los blogs…

    El paso de los días se van sucediendo y las heridas abiertas van al encuentro de los medios para ser cicatrizadas, más nunca olvidadas.

    Intento que todo vuelva a la normalidad, pero no puedo ocultar que dentro de mí algo se ha roto dejando un enorme vacío.

    Pero como soy por instinto optimista reanudo las visitas a este tu maravilloso espacio de luz, donde me has tendido las manos continuamente, brindándome el cariño y la mesura de las palabras, que yo siempre he valorado y apreciado, más allá del tiempo y los sentimientos…

    ¡¡Y ante todo, te doy las gracias en gran medida por ayudarme a continuar el camino!!

    Un beso con dulzura

    Y un abrazo con ternura.

    Atte.
    María Del Carmen


    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!