domingo, 20 de enero de 2013

Berthe Morisot

Se llama Hache y se hizo seguidor de esta ventana, fui a curiosear y devolverle la visita y me encontré que su andadura tiene los días de este nuevo año :)  Sólo utiliza imágenes pero hablan por si solas, según sus palabras:- "Quiere rendir homenaje a lo cotidiano, que quizás pasa desapercibido porque nos fijamos en cosas más sustanciales y, a veces, olvidamos que lo sencillo puede ser hermoso".Os dejo el enlace, merece la pena.
http://elfantasmadelarbolcaido.blogspot.com.es/

Bien, pues Hache me recomendó este cuadro en particular "le corsage rouge" (1885) Es un retrato, creo que de  Julie la hija de Berthe Morisot,  al verlo me hizo recordar la polaroid, aquella cámara portátil que la foto salía al momento... Imagino que la niña vestida para el paseo se sentó en el muro del jardín esperando. La madre desde la ventana captó esa mirada ensimismada y ausente, quizás hizo un boceto y luego con calma plasmaría  una pintura que da la sensación de espontaneidad y frescura. No hay sombras o se vuelven tan transparentes que apenas se distinguen y nos hipnotiza mirar como la luz se posa cálida en el rostro, a esta alondra le parece que tiene la mirada triste, una sensación particular, no hagan demasiado caso... Las pinceladas blancas de la falda sugieren pliegues y crean el volumen de la tela. Las flores y la jaula no quitan protagonismo a esa niña de corpiño rojo que cubre la cabeza con un sombrero. Las pinceladas son abiertas como en las acuarelas pero con los generosos empastes del óleo.




Berthe Morisot (Bourges, 1841-París, 1895) fue una mujer afortunada para la época que le tocó vivir, de familia pudiente francesa, lo bastante abierta y liberal para dejarla dedicarse a la pintura libremente. Siendo niña Joseph-Benoit Guilchard uno de sus maestros, le informó a la madre que no era digno que una señorita se mezclara con la gente de los barrios bohemios. Pero su madre no le hizo caso y tiempo después conoció a Manet de quien fue amiga y modelo, incluso su cuñada, se casó con su hermano menor Eugène Manet.

Fue la primera mujer que entró a formar parte de la  Exposición Impresionista de 1874, y recibió mejores críticas que algunos de sus compañeros. Se dice que fue Degas quien convenció a la madre de Berthe para que la dejase unirse al grupo.

“Día de verano", 1879

En sus cuadros representó  la realidad cotidiana, usaba su vida como fuente de inspiración y plasmaba con sus pinceles un relato de su entorno. Sus telas suelen reflejar el tranquilo ambiente del que formaba parte.

"Los verdaderos pintores comprenden las cosas con el pincel en la mano"- Berthe Morisot

5 comentarios:

  1. :)
    Me encantó, iré a visitarlo
    Un beso lleno de energía

    ResponderEliminar
  2. NO ENCUENTRO EL SITIO, MISTERIOS DE BLOGGER....

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Cantares! me ha sucedido lo mismo "Perfil no disponible" es más, desapareció la imagen de seguidores.
    En fin, estamos en el gran laberinto de la red y los Niks aparecen y desaparecen.
    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  4. Qué hermosa lectura para el final de la noche, la frase con la que concluiste es bella, profunda.

    Un abrazo Alondra

    ResponderEliminar
  5. Quería decirte que no borres las publicidades, primero pasalas a SPAM así el sistema los identifica
    A mi me sirvió, cada vez recibo menos
    Besotes

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!