martes, 9 de octubre de 2012

Me despido a la llanera...

Cuando nos despedimos a la llanera, no es otra cosa que irse sin decir adiós, porque sencillamente no queremos decirlo. Últimamente observo que el blog no tiene magia, me cuesta actualizarlo y por los vuestros paso como lectora en la sombra. Debo reconocer que no me atrevo a cerrarlo definitivamente... por lo tanto lo dejaré en stand by, no es la primera vez que hago una pausa ¿verdad?



Por si acaso yo no vuelvo
me despido a la llanera
despedirme no quisiera
porque no encuentro manera.

Si yo pudiera tener
alas para volar
como tengo un corazón
que sabe muy bien amar.




lunes, 8 de octubre de 2012

Me lo enviaron como un chiste...

Dentro de las categorías de personal al servicio de la Función Pública, se reconoce la de personal eventual. Éste ejercerá las funciones expresamente calificadas de confianza o asesoramiento especial y cesará automáticamente cuando cese la autoridad a la que preste su función de confianza o asesoramiento.


Un chico, hijo de alguien con carnet de un partido político, termina el bachillerato y no tiene ganas de estudiar nada. Como el padre es un tipo con malas pulgas, lo aprieta:
- ¿Ah? ¿No quieres estudiar? Bueno, yo no mantengo vagos, así que vas a trabajar.

El padre, que tiene algunos amigos políticos dada su larga trayectoria en el partido, trata de conseguirle un empleo  y habla con un amigo:

- Oye, Manolo, ¿te acuerdas de mi hijo? Bueno, acabó el bachillerato y no quiere estudiar por ahora. Necesitaría un puesto  para que empiece a trabajar mientras decide si va a seguir una carrera.
... El asunto es que haga algo y no vaguee, ¿entiendes?

A los tres días llama Manolo:
- Oye. Que ya está, he encontrado algo para tu hijo. Asesor de la Comisión de Salud del Gobierno Autonómico. Unos 9.000 euros por mes. Está guay, ¿no?
¡Nooo, Manolo!
¡Es una locura! Tiene que comenzar desde abajo.

A los dos días, de nuevo Manolo:
- Ya lo tengo. Le conseguí un cargo de Secretario Privado de un Diputado. El sueldo es más modesto, de 5.000 euros al mes.
- ¡No, Manolo! No quiero que la vida se le haga tan fácil de entrada. Quiero que sienta la necesidad de estudiar, ¿me entiendes? Si gana esa pasta no estudiará nada.

Al otro día:
- Tío, ahora sí, Ayudante del Encargado del Archivo, con algo de informática, claro que el sueldo se va muy abajo ... serían 2.800 euros, nada más.
- Pero Manolo, ¡por favor!, consigue algo más modesto. Es un niño aún. Algo de 500 euros.

- No tío, eso es muy difícil ...
- ¿Por qué?
- Verás ... esos cargos son por oposiciones, se necesita currículum, título universitario, masters ... ¿Me entiendes? ...

sábado, 6 de octubre de 2012

Luis Miguel


Los años pasan para todos ...

Nadie es jamás tan viejo que después de un día no espere otro. - Séneca -

viernes, 5 de octubre de 2012

No voy a votar a Chávez

El próximo domingo 7 de octubre se celebran elecciones en Venezuela, no suelo hablar mucho de política pero hoy dejo en esta ventana una lectura que comparto.

http://www.totoaguerrevere.com/2012/10/cinco-mil-dias-son-suficientes.html

La campaña política ha polarizado la sociedad una vez más. Espero, que al proceso electoral los venezolanos vayan convencidos y puedan dar el voto con libertad y paz. No hay buenos y malos, el que resulte electo que se deje de protagonismos y trabaje para el pueblo. Los ciudadanos no siempre somos conscientes de nuestro inmenso poder, no sólo porque lo diga la Constitución, hay que creerlo y aunar esfuerzos.