viernes, 29 de junio de 2012

Imaginar...

Creo que tengo suerte porque todavía en ocasiones abro la puerta de los sueños, de la imaginación... Puede que fantasear implique un repliegue a la soledad o perder el tiempo... ¡me da igual!, entre las sábanas, mientras el sueño no llega salto barreras, abro puertas para alejar el conformismo, la sumisión, las ideas de otros y vuelo sobre imposiciones culturales o ideológicas.

Sé que hay una línea casi invisible que divide la realidad de la fantasía,  no soy de esas personas viviendo una mentira constante, que no distinguen lo real, lo soñado, o la ilusión... Pero me gusta imaginar que a pesar de la mucha negatividad con la que nos regalamos los unos a los otros todos los días, en el mundo hay mentes, millones de mentes, visualizando escenarios de progreso, de mejora, volando a mundos sutiles...

Los años atrofian el cuerpo y demasiados se están quedando sin recuerdos; sinceramente, estoy feliz porque hay algo que conservo y vive sin domesticar: mi imaginación.

martes, 26 de junio de 2012

Sin título...



Lees las noticias, escuchas los problemas de tus allegados y a veces piensas que sólo triunfan los que se dedican a engañar a los demás o robarles, para el caso es lo mismo...

Me niego a dejarme vencer por el pesimismo, puede que no siempre lograra  encontrar el término justo entre la protección y la sobreprotección, lo sigo intentando, y a los que quiero intento animarlos para no olvidar sus sueños y perseguirlos. Hay frases que se convierten en mandamientos: "Solo si  trabajas los sueños y te motivas a ti mismo llegarán de alguna forma y evolucionarán contigo a medida que tu avanzas". 

Hoy tienen menos de treinta años, disfrutaron de una niñez dorada, de unos padres responsables y de un país moderno y optimista que navegaba aparentemente con viento favorable. Decimos una y otra vez que es la generación más preparada de la historia de España,  pero a la vez decimos que no tienen interés por nada, que sólo quieren divertirse, que son distraídos, hedonistas, consumistas... Y no es cierto, tal parece que vertemos sobre los jóvenes actuales las frustraciones que la sociedad nos  produce. Empiezo a pensar que somos los que llegamos a los cincuenta quienes tenemos que cambiar nuestra visión del mundo y la perspectiva, por mucho que nos duela tenemos que admitir que los hijos no van encontrar trabajo en función de su formación, pero al menos  le ha servido para ser mejores personas.

¿Recuerdas que decían cuando nosotros teníamos su edad?... No vendría mal una autocrítica... Además, en la sociedad de información lo malo aparece en los titulares de los diarios y es muy raro un reportaje que nos muestre un joven creativo, trabajador y honrado.

Ningún padre pensaba que sus hijos lo tendrían dificil, quién no dijo alguna vez: "estudia para ser algo el día de mañana"... El mañana llegó, terminaron la carrera, siguieron estudiando en un intento de sobresalir: un máster, un doctorado, más cursillos... y la sociedad cada vez más exigente destruye y no crea.

Ella busca el trébol verde de cuatro hojas, su día a día es verde perejil porque tiene una sonrisa que es un aliño para alegrar la vida. En su presente intenta ser feliz con lo que tiene, no pierde la esperanza y es una buena profesional aunque no sea en lo que soñó, conseguir un trabajo en una recesión también deja a la persona con una sensación de éxito, de confianza; necesitamos el contacto con otros seres humanos para crecer, necesitamos pagar nuestras facturas para valorarnos.

lunes, 25 de junio de 2012

Para el recuerdo...


Fin de semana festivo en mi ciudad y cerramos con broche de oro:

El ascenso del Lugo a Segunda división.


No me gusta el fútbol pero sin que sirva de precedente y como dice un anuncio de cerveza: "en algunas ocasiones es un sentimiento"... 
Ocurre estos días que juega España en la Eurocopa no puedes evitar sufrir y alegrarte, hoy todavía era más cercano: se trataba de mi ciudad y mi costilla tenía ausentes a su estirpe fútbolera, no iba a dejarlo solo ¿no les parece? y ahí estuve acompañando hasta la tanda de penaltis.

La fiesta continúa en la calle seguramente me costará dormir, desde la ciudad amurallada, afición y club, lo tienen claro: ¡ha valido la pena!.



jueves, 21 de junio de 2012

Escuchar y hablar un acto de correspondencia.



En un día lluvioso y gris me parece mentira que la celebración del solsticio de verano esté a la vuelta de la esquina. He pasado la tarde intentando pintar un jarrón de margaritas y escuchando la radio. Moviendo el dial encontré una emisora donde la música que sonaba era atemporal, esa que no pasa de moda y luego el programa me atrapó, pensé que ya no existían programas así: la audiencia protagonista,  una locutora de voz dulce intenta satisfacer musicalmente a sus oyentes y escucha sus cuitas.

Me alegró saber que era un punto de encuentro, los oyentes se comunicaban telefónicamente con el programa “en vivo”, y debo decir que era muy interesante el intercambio de saberes y experiencias de vida; algunas,  eran mujeres e imagino que de cierta edad, la participación en el espacio debía ser asidua porque la locutora conocía sus nombres. Lo extraño es que no había publicidad, ni un sólo patrocinador, se hacía un descanso a las horas en punto para las noticias.

Me gusta la radio, acompaña; la televisión y el ordenador necesita de toda tu atención. La radio te deja hacer, las manos libres y en la cabeza pueden surgir imágenes olvidadas, lo increíble es que se convierte en un murmullo a tu lado y logras desconectar y centrarte en la actividad que estás realizando.

Volviendo a esa fiesta que se acerca, donde el protagonismo lo comparten un personaje-símbolo de la cristiandad: San Juan,  el sol y también el fuego... Intento no dejar llevarme demasiado por el clima de hacer promesas  puede que se comprometan unas con otras y luego se convierta en un problema. No saltaré una hoguera, pero desde siempre escribo en un papel esas cosas que quiero olvidar y las quemo en un cenicero. Los rituales no son ni malos ni buenos, todo depende de quienes y con que fines lo practiquen.

miércoles, 13 de junio de 2012

Amada y el artista


Suena el timbre de la puerta y el cartero pone en mis manos un sobre color naranja. Miro el remite y siento una profunda emoción, alguien a quien conoces por compartir palabras te recuerda, te envía un regalo desde el otro lado del atlántico... abres el sobre y el contenido es un libro de su autoría, algo que ella creó.
¡Gracias Ingrid! por regalarme la magia de tus palabras, por hacer que la ilusión genere la fuerza que necesitaba para asomarme de nuevo a la ventana...




Sobre el libro: 
Amada y el artista
Autora:
Ingrid Gómez Natera

Es una novela corta de 44 páginas, fácil de leer por su lenguaje sencillo y que condensa perfectamente en su extensión la humanidad y la intimidad insatisfecha de la protagonista. La historia de vida de una mujer que lucha por romper lo que parece un destino innevitable y darse la oportunidad de alcanzar sus sueños.

El estilo cautiva por la delicadeza a la hora de tratar dos temas espinosos: la venta de placer de Amada y el arte del engaño del señor Cortés, sin olvidar la voz interior de la protagonista que llega a ser el personaje que le muestra el camino a seguir: "pintar mundos mágicos, bajar para otros la luna y secar el mar".

La acción, el tiempo y el espacio aparecen de una forma condensada con un ritmo acelerado en el desarrollo de la historia.  Los lugares, los ambientes, apenas se describen, un pequeño esbozo que el lector debe completar con su imaginación. La autora busca presentar el interior de los personajes, mostrar sus anhelos, el deseo de ser amados; vas leyendo y es como observar por un microscopio la fragilidad del ser humano y su derecho, pese a todo, de ser feliz.

Esta novela nos muestra con una sensibilidad exquisita que no importa el uniforme que llevemos para sobrevivir, juzgar es un verbo que utiliza quien prefiere confesar los pecados de los demás, pero si miras en su corazón verás lo mucho que tenemos en común.




No cuento nada del argumento porque prefiero invitaros a conocer el blog de Vicsabelle  http://elapostrofe.blogspot.com.es/  allí encontrareis referencias de sus libros y la belleza de una mujer hermosa por dentro y por fuera.

viernes, 1 de junio de 2012

Si, es hermoso cumplir años.

Uno de mis muchos defectos es ser reflexiva en exceso, pero a veces tengo ramalazos impulsivos y un blog es un buen lugar para dejar esbozos sin pulir mucho ... Es muy gratificante asomarme a esta ventana, sinceramente pensé que me aburriría antes y han pasado....



¡Dos años!... ¡Gracias por la Compañía!

Cualquier cosa que una persona mencione, cualquier frase dicha, desde un simple comentario, aparentemente inocente, hasta un pensamiento filosófico profundo, reúne dos condiciones: es la manifestación de un pensamiento, pero también la inevitable expresión de una emoción. (Laura Esquivel)