sábado, 31 de marzo de 2012

Sólo una voz...

Imagen: ArtDulac´s Blog


Hace tiempo que perdí el temor a causar una mala impresión, como muchas otras cosas se logra con la edad, la humildad y la prudencia; es mucho lo que ignoro pero el deseo de aprender, de compartir, es algo que conservo con toda la impulsividad de la juventud.

A través de este espacio, soy una voz que habla a través de palabras, dejo libre el flujo de las ideas, no soy juez de las inquietudes ajenas, ni me considero experta en nada, somos alianzas que van y vienen. La lectura del otro siempre enriquece, es una explosión de vida similar o contradictoria, estamos en lugares y espacios diversos y conjugamos, sin ser verbos, tradición y modernidad. 

Alguien dijo: “Los elogios son agradables, son una canción al ego, los disfruto, pero no me doy permiso de dejarme llevar por su canto de engaño. Los acepto si son sinceros y los desecho si son adulación” 

Confieso que tengo inquietudes, no me conformo con lo que tengo, quiero participar de todo lo que esta sociedad puede ofrecer, puede que los bolsillos estén vacíos pero no mi corazón, a través de  esta ventana busco y doy  el tiempo que nos regalamos.


jueves, 29 de marzo de 2012

La huelga desde la ventana...

Estoy en contra de la mayoría de los puntos de la reforma laboral, y estoy a favor de la huelga con el deseo de que la crisis no la sufran los de siempre, mientras los que la generaron siguen llenando sus sacos de monedas. 

Eso no me cierra los ojos ni las entendederas. ¿son necesarios piquetes informativos en la era de las comunicaciones? Dos versiones:

Ayer un amigo que entraba en el turno de noche en una empresa del polígono industrial de la ciudad me decía: -“aunque te resulte difícil creerlo los trabajadores estamos amenazados por los jefes, entonces hacemos llamadas anónimas a los sindicatos y ellos organizan piquetes, de lo contrario no podemos sumarnos a la huelga”

Hoy, Rosa tiene una juguetería frente a mi casa, trabajan ella y su hermana. Su cara reflejaba tristeza e impotencia, el escaparate manchado de pintura y la cerradura bloqueada con silicona y todo por no dejar visible el cartel que le repartieron ayer a última tarde los piquetes informativos.

En el centro de la ciudad, los cerrajeros están paliando su propia crisis, no dan abasto. Los comercios y oficinas bancarias tenían clavos o silicona; algunos, destrozos importantes, por la calle grupos de cinco personas coaccionan para que sigan la huelga. 

 
Según me cuenta una amiga vía telefónica que trabaja en uno de los centros comerciales de la ciudad, los piquetes estaban delante de las superficies comerciales y en la avenida quemaban  contenedores. Las fuerzas del orden público se hacen ver, por el momento sin incidentes.

En este momento desde la ventana veo la manifestación, es bastante numerosa y pacífica.

martes, 27 de marzo de 2012

A vosotros...

Si un pájaro te dice que estás loco, debes estarlo, los pájaros no hablan. (Confucio)

Mis paseos por el mundo virtual simplemente son a través de este blog y vuestros blogs. Últimamente no abro ni el correo y por supuesto no tengo curiosidad por el facebook, twitter, chats, foros, tuenti y demás plataformas de la red.

¿Por qué? Simplemente quiero conservar parcelas que me hagan sentir bien pero que no me agobien con obligaciones, y es que un Nick se convierte en alguien a quien aprendes a querer, incluso podríamos reconocerlo entre una multitud. A través de sus palabras se convierte en cómplice, no preguntas nada, no juzgas nada, simplemente es un amigo virtual por afinidad, por otro modo de ver la vida o simplemente porque su originalidad te hace reír…

Encontré este texto en una carpeta que iba a enviar a la papelera de reciclaje, posiblemente ya esté publicado en alguna de mis etiquetas pero no importa repetirse si eso nos motiva a seguir aporreando el teclado.

Por el momento el cáncer se ha cronificado, digamos que será de larga duración y la curación no ocurrirá nunca, pero los vándalos se mantienen retenidos. Este tiempo bloguero me hizo pensar que en la memoria muchos tenemos alguna enfermedad crónica. La más epidémica es la nostalgia y le sigue muy de cerca la soledad y el hastío.

Estas enfermedades crónicas pueden crear los poemas más hermosos, y escritos en los que te reflejas como en un espejo. La memoria vuelve una y otra vez a los lugares y personas que nos hicieron felices. Esas cosas que quedan doliendo en el corazón y cuyos momentos hermosos no devora el tiempo.

Por el colchón ruedan sueños rotos de alguien que nos parece irrepetible y lo fue, pero no podemos seguir abrazados a la tristeza ¿cómo levantar el espíritu de la nostalgia? … En la vida todos los días se comienza y sin embargo, en la memoria se construye un jardín cuyas flores no mueren y conservamos árboles siempre frondosos y campos de primavera.

¡Qué difícil es usar a dúo el corazón y la cabeza! No ignoras que cada día es una página en blanco que se puede llenar, hacer borrón y cuenta nueva. Es como un jeroglífico, un puzzle, y no se termina de construir  hasta el último suspiro. Los años me enseñaron que hay que detenerse en el jardín de la memoria sólo el tiempo necesario para saber que la persona que soy hoy, está hecha incluso del estiércol de ese jardín.

Es muy difícil salir del abatimiento sobre todo en un tiempo que parece que el miedo se está apoderando de todos. Y sin embargo, como decía Confucio, para terminar igual que empecé: “es más fácil apoderarse del comandante en jefe de un ejército que despojar a un miserable de su libertad”


sábado, 24 de marzo de 2012

la patita de alondra...


No, no me fui de escalada, ni  subí en parapente, tampoco fui a un concurso de salsa… Simplemente parece que eso de probar lo dura que es la calle se está convirtiendo en mi deporte favorito. Hace dos semanas que rompí el quinto metatarsiano derecho. Primero me pusieron una férula hasta que bajó la inflamación, era un horrible globo violeta. Esta semana hicieron una nueva radiografía y ahora tengo una bota de yeso, menos mal que con ese zapatón azul puedo apoyar el pie, el reposo absoluto y las muletas me tenían graznando todo el día como una urraca.

Depender de otros no lo llevo muy bien, aunque sea mi costilla, afortunadamente esta pendiente para facilitarme cualquier necesidad que tenga, es un amor de enfermero. Pero ya os imagináis el problema, una alondra anda de acá para allá todo el tiempo y este pie talla 36 ayuda a sostener mi cuerpo. Estar en el banquillo mirando la jugada me ha hecho pensar una vez más que un día estamos perfectamente, aparece el resbalón o la caída, y nos vemos inmovilizados y dependientes de los demás porque los percances no sólo le ocurren a los otros…. Si, caminamos en una cuerda floja circense y sin red.

martes, 20 de marzo de 2012

Labor social de las protectoras de animales...

Es un trabajo desinteresado y altruista, únicamente se cuenta con la pequeña ayuda del ayuntamiento, el hospital veterinario universitario que sin costo alguno castra a los animales y chequea su salud antes de cualquier adopción; vecinos que hacen alguna aportación económica y jóvenes voluntarios que limpian, dan de comer y pasean. Las actuales dependencias en Lugo están totalmente obsoletas y tienen una limitada capacidad que supera la situación de saturación, aún así, en nuestro centro recuperan, rehabilitan e intentan conseguir nuevos hogares para los animales rescatados.

Las dos chicas peludas de la foto que ilustraba la felicitación de ayer, sabéis que llegaron a nuestra vida desde la protectora después de pensar mucho pros y contras. Las quiero tanto que el escrito de hoy es para recordaros que en las protectoras de animales hacen una gran labor en el rescate y recuperación de animales abandonados. Saben el carácter de cada animal, sus necesidades. Te preguntarán tus circunstancias: donde va ha vivir el animal, el carácter que buscas en tu nuevo compañero, el tiempo del que dispones, si tienes niños etc… Lo entregan con chip identificador, desparasitado e incluso con pasaporte y la aportación económica es mínima, sobre los 50€, eso si, debes firmar un contrato donde garantizas tu responsabilidad. Cuando el perro, por lo general adulto llegue a tu casa, en dos semanas sabrá perfectamente quienes son sus nuevos dueños, y agradecerán de por vida la oportunidad de formar parte de tu familia.

A veces, se pagan cantidades abusivas por uno de raza. Los mestizos son animales amables, inteligentes, cariñosos y muy peculiares, además de poseer una admirable capacidad física. Es un hecho que cuanto menos emparentadas estén dos razas que se cruzan, menos degradaciones por consanguinidad adquieren, son únicos e irrepetibles.

Si queréis un perro de raza os presento a la otra chica de la pandilla



“El galgo” es una raza canina autóctona de España que está sufriendo tratos crueles y abandono al terminar la temporada de caza. Tal parece que fueran como los pañuelos de papel de usar y tirar…
Son ejemplares hermosos tienen aspecto atlético y estilizado, con patas largas y pecho voluminoso que les permiten alcanzar grandes velocidad pero, os aseguro, que son maravillosos como compañeros: nobles, más bien tímidos y se adaptan bien a la vida en una casa. Su actitud doméstica tiende a ser pasiva, durmiendo la mayor parte del tiempo, siempre y cuando se les permita un ejercicio regular, correr con cierta frecuencia, o recorrer paseos largos que satisfagan su instinto atlético.

lunes, 19 de marzo de 2012

¡Feliz día!


¡Feliz cumpleaños hija mía!

Que disfrutes del clima de las islas y sobre todo de la compañía, tu perrita disfrutando también de las vacaciones con su prima...

Hoy abro la ventana porque es un día especial, mi niña nació el día del padre. Aprovecho para felicitar a todos los padres, a las Josefas, Josés, Pepes y los que hoy celebren alguna cosa buena.

¡Gracias a todos mis amigos de palabras compartidas! pasar de los 20.000 ha sido emocionante...

martes, 13 de marzo de 2012

Progenitores denunciados por hijos y viceversa...

El afán por someter al otro a nuestra personal manera de ver la vida nos hace pensar que la familia tiene que ser igual que la sociedad: “democrática”, pero en democracia también hay normas y en el hogar las estamos derogando. Las opiniones de los jóvenes se están imponiendo a las de los padres en un mundo al revés cuando surgen conflictos de comportamiento: salidas, horarios, organización y reparto de tareas domésticas etc., etc. Los padres se concentran en ser amigos de sus hijos, lo que sí no es malo, pero tienden a decidir todo según acuerdos y no imponen reglas y un entorno sin normas termina en el caos.

Por supuesto que hay excepciones, pero los progenitores no son "delincuentes" a los que se puede amenazar y humillar. Estamos asistiendo a una perdida total y absoluta de respeto. Cuando nacen nuestros hijos no son buenos ni malos, los niños tiranos no nacen, se hacen. La familia, la escuela, la sociedad le va enseñando a actuar de una determinada manera y creo que está haciendo falta unos referentes para templar un poco el temperamento y el carácter.

Jerarquías bien definidas, límites, responsabilidad, comunicación y desde luego sensibilidad. Es una opinión personal todavía creo que las palabras mueven y el ejemplo arrastra.

sábado, 10 de marzo de 2012

León Felipe...

Sé todos los cuentos...

Yo no sé muchas cosas, es verdad.
Digo tan sólo lo que he visto.
Y he visto:
Que la cuna del hombre la mecen con cuentos,
que los gritos de angustia del hombre los ahogan
con cuentos,
que el llanto del hombre lo taponan con cuentos,
que los huesos del hombre los entierran con cuentos,
y que el miedo del hombre…
ha inventado todos los cuentos. 

Yo no sé muchas cosas, es verdad,
pero me han dormido con todos los cuentos…
y sé todos los cuentos.


Lo que no sé es como entre mis seguidores apareció Alondra (¿?)

jueves, 8 de marzo de 2012

El amante...

Unos dicen que este texto forma parte del libro "La pareja un delicado equilibrio" de Carlos Juan Bianchi. Otros dicen que es de Jorge Bucay. Nombro a ambos porque sinceramente desconozco a quien pertenece pero hoy es un buen día para dejarlo en la ventana.


...Muchas personas tienen un amante. Muchas otras quisieran tenerlo.

Están las que no tienen amante o lo tenían y lo perdieron.

Estas últimas personas son las que habitualmente entrevisto en mi consultorio.


Me cuentan que están tristes o que tienen distintos síntomas enfermizos como por ejemplo insomnio, falta de voluntad, pesimismo, crisis de llanto o dolores diversos.

Agregan que sus vidas transcurren de manera monótona, solitaria y sin expectativas. Que trabajan nada más que para subsistir y que no saben en que ocupar sus tiempos libres. Se sienten aburridos y desesperanzados.

En consultorios anteriores lograron la condolencia de un seguro diagnóstico : “depresión” , y la infaltable receta del antidepresivo de turno.

Si he llegado a conocerlos es porque, obviamente, no mejoraron.

Entonces les digo que no necesitan un antidepresivo, que necesitan un amante.

Es curioso ver la expresión con que reciben el lacónico veredicto.

Están los que piensan: ¡como es posible que un profesional añoso se despache alegremente con una sugerencia tan poco científica!

También los que escandalizados no vuelven nunca más. Aclaro que a estos últimos los justifico, ya que en los tiempos que corren es natural ser cauto y desconfiado con las personas a quien uno recurre en el comprensible afán de buscar ayuda.

Los que deciden quedarse escuchan esta explicación:

Amante es: “lo que nos apasiona”.

Lo que ocupa nuestros pensamientos antes de quedarnos dormidos y a veces no nos deja dormir. Lo que nos ayuda a esperar el mañana o el tiempo necesario para el reencuentro con lo amado. Lo que nos vuelve distraídos frente al entorno. Lo que nos deja saber en nuestra secreta intimidad, que así, la vida tiene una motivación y un sentido pese a ciertos disgustos - que lo amado - suele provocarnos.

En definitiva, ¿quién es este maravilloso amante que nos acerca a la felicidad y nos aleja del sinsentido?

A veces lo encontramos en nuestra pareja, en otros casos en alguien que no es nuestra pareja. Pero también solemos hallarlo en la investigación científica, o la literatura, la música, la política, el deporte, el trabajo cuando es vocacional, la necesidad de trascender espiritualmente, la solidaridad para con el prójimo, el hábito de viajar, el teatro, la pintura, la amistad, la buena mesa, el estudio, o el obsesivo placer de coleccionar estampillas. En fin, es alguien o algo que nos pone de novio con la vida y nos aparta del triste destino de durar.

¿Y qué es durar?, durar es tener miedo a vivir.

Es dedicarse a espiar como viven los demás, es tomarse la presión, deambular por consultorios médicos, ingerir remedios multicolores, sumar privaciones, alejarse de las gratificaciones, observar con decepción cada nueva arruga que nos devuelva el espejo, cuidarnos del frío, del calor, de la humedad, del sol y de la lluvia, postergar la posibilidad de disfrutar hoy esgrimiendo el incierto y frágil razonamiento de que quizá podamos hacerlo mañana,

Termino con una sugerencia, más que una sugerencia una súplica al probable lector: por favor no se empeñe en durar, busque su amante y sea Ud. también un amante y un protagonista... de la vida, piense que lo trágico no es morir, ( al fin y al cabo la muerte nunca se ha olvidado de nadie ), lo trágico, es no animarse a vivir... mientras tanto.




martes, 6 de marzo de 2012

Gabriel García Márquez...

Hoy cumple 85 años y soy de las hipnotizadas por sus historias. En mi biblioteca tengo casi todos sus libros. Cien años de Soledad lo leí cuatro veces; la primera por curiosidad, la segunda para enterarme bien de la historia y la tercera y la cuarta para hacer un resumen de quién era quién... mi hija se jugaba la nota de literatura.

No quiero regresar al territorio mágico de Macondo, ni a la familia Buendía, ni a una ficción que 37 años después sigue siendo realidad: odio político, guerras civiles, pobreza, matanzas por pensar diferente, desesperación, conformismo... un tiempo en que la matriarca Úrsula Iguarán, volvería a pensar: "siento unos irreprimibles deseos por despotricar y permitirme por un instante la rebeldía, instante tantas veces anhelado y aplazado de meter la resignación por el fundamento y cagarse de una vez en todo, y sacarse del corazón los infinitos montones de malas palabras que he tenido que atragantarme en todo un siglo de conformidad"


El amor en los tiempos del Cólera se publicó en 1.985, más tarde la película me decepcionó, en el libro quedan muy claras las muchas variantes que tiene el amor, como influye el paso del tiempo y como procesa nuestra memoria los sentimientos...

La historia se desarrolla a principios de siglo en Centroamérica, a las orillas del caudaloso río Magdalena. Y narra la vida de Fermina Daza, Florentino Aríza y el doctor Juvenal Urbino de la Calle. Aderezada toda la novela como en la mayoría de las obras de este autor, con los mitos y leyendas del lugar y los traumas de los personajes.

Habla de esas cosas tan importantes a lo largo de la vida:  la familia, la amistad, el amor, la fidelidad, la convivencia conyugal y también la muerte. En una palabra, nos va mostrando que en tiempos y espacios diferentes pero que las historias de los seres humanos son similares. 

El amor de Fermina y Florentino no se basaba en el trato directo, sino que era mediante cartas. Fermina simplemente sentía curiosidad, él no era el tipo de hombre que hubiera escogido. Pero pensaba en Florentino como nunca se imaginó, lo presentía, lo deseaba e incluso por la noche se despertaba con la sensación de que él la miraba mientras dormía…


Si el tiempo de la novela fuera nuestros días, diríamos que el uno y el otro vivían para esperar los e.mails o el chat con ansiedad. No tenían oportunidad de verse ni hablarse, cuando llegó el encuentro Fermina se da cuenta que su amor platónico no es más que un espejismo. Por el contrario Florentino hace su vida en función de que un día podrá conseguirla.


El doctor Juvenal Urbino de la Calle era el soltero más apetecido del pueblo. Aunque lo conocía menos y sus cartas no le producían la “fiebre” de las de Florentino. Le ofrecía seguridad, al fin y al cabo el amor no era lo que más falta hacía para vivir…


Fermína pasó la página de Florentino y se rindió al destino. Se casó con el médico, tuvo hijos y a pesar de las crisis matrimoniales sufridas a lo largo del tiempo, nunca se arrepintió. Por su parte, Juvenal no amaba a Fermina con pasión loca pero le gustaba su altivez, su seriedad, su fuerza.


Fermína Daza y Juvenal Urbino formaban una buena pareja, a pesar de las tormentas, nadie podría pensar que su matrimonio no era armónico. Aunque ella sabía que era el pilar de una sociedad que manejaba él. Ellos lograron vivir juntos en armonía y consideraban eso como la perfección. Eran leales uno al otro y cumplían las normas del juego. Cuando Juvenal le fue infiel, rompió las reglas del juego; entonces ella utilizó su orgullo para que no se le notara el miedo y con el tiempo unos resentimientos revolvieron otros; se abrieron cicatrices antiguas, las volvieron heridas nuevas y ambos se asustaron con la comprobación de que en tantos años de lidia conyugal no habían hecho más que pastorear rencores.


Mientras Florentino sustituía el amor platónico por Fermína con amores de cama clandestinos en tardes de domingo. Aprendió que hay muchas clases de amor y de dolor. Sin embargo aunque entre ellos nunca hubo un compromiso. Le entristeció que tuviera que morir alguien para que él pudiera ser feliz y no pensó en los veintisiete años interminables que llevaba esperando.


Cuando ella quedó viuda consideró que ya se acabara su tiempo, tenía una edad en que no esperaba nada de la vida. Ambos eran dos ancianos, la ilusión que vivieran un día, no era de ellos sino de dos adolescentes que se habían perdido en el largo camino de la vida.


Florentino no deja la lucha y cambió  la estrategia de seducción, borra el pasado y comienza una batalla con nuevas esperanzas y curiosidades para una mujer que ya no era la misma que él conoció, ya había vivido una vida, para ello tenía que darle una ilusión loca, que le diera el coraje necesario para salir de los prejuicios de una sociedad de la que formaba parte y arte.


Florentino invita a Fermína para ír de viaje de descanso por el río Magdalena y ella acepta. En ese viaje encuentran la dicha de estar juntos simplemente por amor, sin los sinsabores del matrimonio; no eran novios recientes, ni amantes tardíos, simplemente eran como esposos escaldados de la vida, sin las trampas que produce la pasión y sin los espejismos de ilusiones que se rompen. Y fue allí en aquel barco, en cuarentena por el cólera, donde comprendieron que ya no podrían vivir el uno sin el otro. 

viernes, 2 de marzo de 2012

Simplemente una expresión...

 A veces…, últimamente repito mucho esta expresión, y es que en algunas ocasiones pienso que se nota que estoy envejeciendo porque vivo en el presente y recuerdo con dulzura el pasado ¿y mañana?..., ya se verá... Tal vez nunca fui tan consciente de mi existencia como ahora, nunca me sentí tan protagonista de mi vida y nunca valoré tanto lo que tengo… Rara vez pienso en los momentos desagradables que puede haber vivido, indudablemente la memoria es selectiva y tengo la suerte de que en la mía se diluyeron, en vez de dolor me dejaron experiencia. 
A veces, le digo a los que quiero que la forma de tratar a los demás los invita a que te traten de forma similar. Si reímos, si nos ilusionamos, contagiamos a quienes tenemos cerca. La felicidad es indefinible, sólo depende de si te gusta lo que tienes, lo que haces; los gozos de unos pueden ser la pesadilla de otros y quizás lo que nos hace buscar la felicidad es que aparece y desaparece todos los días. Una vez dijo el sabio:  “ Sé capaz de cambiarte a ti mismo, y el mundo cambiará contigo” 

Hay veces que recuerdo que una vez fui flor, no sé si merecía más pero me convertí en espiga, esa que se volvió trigo para nutrir todos los días… Es como en el amor, la sensación de comprobar que de conquistador pasas a ser prisionero, que a veces sobran las palabras, con una mirada compartida sabes perfectamente lo que siente o lo que te intenta decir...

Una vez que eres madre se agita tu responsabilidad, tu amor; tal vez no me nubló la razón y les inculqué que cada día es sólo un traspiés y no deben permanecer en el suelo más tiempo del necesario, se aprende de los errores propios.

A veces están lejos, intento darles consejo cuándo lo necesitan, palabras de aliento si están tristes, no queda otra, debo dejar que mis hijos hagan su camino; a la vez saben que el nido sigue en lo alto del magnolio y alguna vez pueden cobijarse, porque todas las veces que vuelvan seguirá en el mismo lugar y el corazón latirá a la vez.