martes, 24 de julio de 2012

Otras víctimas del fuego...

Crepitar del fuego en su comienzo y  silencio en la ceniza que  tiñe de negro el corazón. El mundo acabará, dicen, presa del fuego; otros afirman que vencerá el hielo. (Anónimo)


Nuestro hermoso planeta tal parece que únicamente está destinado para mejorar la calidad de vida humana sin tener en cuenta que se necesita de todas las especies, ya sea animal o vegetal, para sostener un equilibrio en el mundo.

Últimamente hice varios escritos porque los incendios no dejan de sucederse, y éste es para recordar también a esos miles y millones de criaturas que mueren abrasadas en la más completa indiferencia.

Tengo la sensación de que se comenta muy poco sobre de la fauna y la flora que desaparece en un incendio, en ocasiones especies endémicas que no vuelven a recuperarse. La naturaleza, sean animales, árboles, plantas… tiene que estar protegida por el ser humano y somos saqueadores que destruimos.

Cuantificamos la gran cantidad de hectáreas que consumen los incendios forestales, pero los animales de todas las especies devorados por las llamas, esos atrapados en sus madrigueras, los nidos de aves, los insectos, y todos los mamíferos que no lograron escapar y vagan con quemaduras, confusos, sin agua, asfixiados por el humo…¿dónde está la cuantificación de esas víctimas invisibles?...

Hablando de este tema me decía un amigo: “y no olvides que los incendios también contribuyen al cambio climático porque producen una congestión de carbono y de nutrientes que se van de golpe a la atmósfera. A la vez que ese nutriente que está a flor de las cenizas se pierde, porque se va a los ríos y produce mortandad de peces por los compuestos que concentra”

12 comentarios:

  1. Estremece todo lo que dices pero ¿qué se puede hacer para evitarlo? no se me ocurre siquiera qué hacer para detenerlo una vez ocurrido o causado.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  2. Todo cuanto dices es cierto, pero es fruto de una mala intervención del gobierno.
    Galicia , nuestra adorable Galicia hace 50 años estaba lllena de monte bajo, , avellanos , fresnos, xestas... y disfrutaban del monte nuestras ovejas , nuestras vacas "e todo o gando". logo viñeron os forestais, con una caravina al hombro y una placa de metal con el nombre de forestal guarda . Sembraron pinos eucaliptos, y ya mis ancestros no pudieron llevar el ganado al monte, debajo de los pinos solo crecen helechos, auténtica yesca que se enciende sola , mis abuelos como muchos otros no tuvieron donde alimentar el ganado no había forma de vivir y emigraron a la capital y muchos , muchos pueblos quedaron vacíos , convirtieron las fragas en pinares , sembraron yesca por todo el pais .
    Vi llorar generaciones cuando convirtieron mi hermosa tierra en futuro pasto de llamas y especuladores.
    Con todo cariño , muchos besos.
    andré.

    ResponderEliminar
  3. Nota
    Donde dice caravina quise decir carabina.
    Disculpa el error.

    ResponderEliminar
  4. Es terrible comprobar como el fuego acaba con todo ;(

    Un saludo afectuoso

    ResponderEliminar
  5. Un esfuerzo por salvar y acabó es tragedia, que pena.
    Besos enormes mi querida hada madrina

    ResponderEliminar
  6. Es un horror lo que sucedió
    Y lo que llevará recuperar.... y las vidas que no se recuperan.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. desgraciadamente son muchas las perdidas provocadas por el hombre, consciente e inconscientemente. Amamos la naturaleza pero no la cuidamos y hacemos de todo por hacerla desaperecer... Es una lastimas.
    Abrazo querida

    ResponderEliminar
  8. Hola Alondra

    Estas cosas suceden, son lamentables, a veces se escapan de las manos y muchas veces son provocadas. También es cierto, quien sabe las victimas que quedan al lado y parecen invisibles.

    Por cierto, vi la noticia del incendio el domingo (creo) en Barcelona, lamentable.

    abrazos

    ResponderEliminar
  9. Está tan llena de verdad tu argumentación que no me queda otra cosa que añadir: tienes todas las razones. todas.

    Yo creo que sí se pueden hacer cosas y una de ellas es buscar soluciones no siempre tan costosas, si nos implicáramos todos. Pensar que pudo ser una colilla estúpidamente arrojada por una ventanilla.

    Pensar que se podría mantener limpio el monte. Pensar que podría nacer de esa limpieza una nueva forma de actividad humana, hay que tenerlo en cuenta en un momento que no hacemos otra cosa que destruir empleo. pensar que se podría abrir cortafuegos. Pensar que en verano se podrían establecer torres de vigilancia para alertar del fuego cuando se inicia. Pensar que habrá otras muchas cosas que yo ni siquiera conozco pero que podrían ser aportadas por las personas que se han especialiado en el cuidado de los montes, en pensar, pensar...

    Perdona, me he enrollado, como siempre, dirás.

    Sabes comó valoro tus comentarios y como te quiero a tí. Un abrazo. Franziska

    ResponderEliminar
  10. Que te puedo decir, nos estamos consumiendo y no nos importa!

    Buen post! Saludos!

    ResponderEliminar
  11. Siempre es tan grato y armonioso entrar a tu rincón y,experimentar sensaciones de paz, de reflexión y de ese halo de debate que nos invitas a meditar.Los temas expuestos son el punto de reflexión y de inquietudes, que nos hacemos a diario. Por un mañana mejor, en donde toda criatura pudiera sentirse plena y protegida. No es una utopía...con amor y fraternidad podremos ir uniendo lazos. Un abrazo fraternal.

    ResponderEliminar
  12. Alondra querida
    Todo incendio deja desolación, tristeza y destrucción.
    En verdad todos pensamos en la pérdida forestal y de bienes humanos, sin cuantificar la terrible desaparición de cientos de especies animales.
    Siempre que hay sequía tenemos el problema del arrazamiento por fuego de grandes extensiones de bosques con todo el ecosistema que allí existía; pero ¿cómo concienciar a la gente para no seguir destruyendo nuestro hábitat?
    Deseo que pases un maravilloso fin de semana

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!