jueves, 21 de junio de 2012

Escuchar y hablar un acto de correspondencia.



En un día lluvioso y gris me parece mentira que la celebración del solsticio de verano esté a la vuelta de la esquina. He pasado la tarde intentando pintar un jarrón de margaritas y escuchando la radio. Moviendo el dial encontré una emisora donde la música que sonaba era atemporal, esa que no pasa de moda y luego el programa me atrapó, pensé que ya no existían programas así: la audiencia protagonista,  una locutora de voz dulce intenta satisfacer musicalmente a sus oyentes y escucha sus cuitas.

Me alegró saber que era un punto de encuentro, los oyentes se comunicaban telefónicamente con el programa “en vivo”, y debo decir que era muy interesante el intercambio de saberes y experiencias de vida; algunas,  eran mujeres e imagino que de cierta edad, la participación en el espacio debía ser asidua porque la locutora conocía sus nombres. Lo extraño es que no había publicidad, ni un sólo patrocinador, se hacía un descanso a las horas en punto para las noticias.

Me gusta la radio, acompaña; la televisión y el ordenador necesita de toda tu atención. La radio te deja hacer, las manos libres y en la cabeza pueden surgir imágenes olvidadas, lo increíble es que se convierte en un murmullo a tu lado y logras desconectar y centrarte en la actividad que estás realizando.

Volviendo a esa fiesta que se acerca, donde el protagonismo lo comparten un personaje-símbolo de la cristiandad: San Juan,  el sol y también el fuego... Intento no dejar llevarme demasiado por el clima de hacer promesas  puede que se comprometan unas con otras y luego se convierta en un problema. No saltaré una hoguera, pero desde siempre escribo en un papel esas cosas que quiero olvidar y las quemo en un cenicero. Los rituales no son ni malos ni buenos, todo depende de quienes y con que fines lo practiquen.

9 comentarios:

  1. Hola Alondra, Muy bonita tu entrada, aunque difiero un poco de tus creencias, pero que bueno saber que tu fe te lleva a la paz, Un abrazo desde Puerto Rico, Muchas bendiciones, y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  2. Como siempre mi querida hada madrina comparto tus palabras ¡como si las hubiera escrito yo! jejeje
    Besazos enooooooooooormes :)

    ResponderEliminar
  3. Hermoso debe ser sintonizar esa emisora donde oyes la voz y se percibe la intención a través de la intensidad el timbre y el tono.Evidentemente los rituales tienen el valor moral que cada cual les adjudica. Pienso que es muy bueno escribir fracasos , errores y sinsabores y que se los lleve el fuego.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Alondra

    Que buen texto, son de aquellas cosas que uno vive a diario, experimenta, pero jamas cuenta. Me pareció estupenda tu narración e interpretación de la misma.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hermosa tu entrada
    Hay que ser honesto con uno mismo, es la mejor tradición
    Besotes grandes

    ResponderEliminar
  6. Coincido contigo, me gusta también la radio , y por mi lugar todavia se festeja San Juan con un gran fuego, aunque es un ritual que se va perdiendo.En algo difiero : ¡a mi ciudad llegó el invierno! Cariños

    ResponderEliminar
  7. Alondra querida
    El programa radial que describes parece muy interesante, sobretodo sin la carga de los comerciales.
    Hace mucho tiempo que no escucho la radio. Cuando pinto o realizo trabajos en los cuales el intelecto puede volar a sitios lejanos, pongo música que me haga soñar como la que canta Andrea Bocelli, temas de películas…
    Tampoco he hecho rituales de alguna naturaleza, pero me parece genial que haya gente que los haga y se sienta bien con ello.
    Feliz fin de semana.
    Que pases una maravillosa noche de san Juan.

    ResponderEliminar
  8. Mi querida amiga Alondra...agradezco desde mi corazón tu siempre visita a mi espacio y tus palabras de apoyo que llegaron no sólo a mi espacio, también a mi ser...Soy un Ave Fénix y como tal..ya estoy de vuelta en mi casita...Renovada, purificada espiritualmente y con ancías de seguir debatiendo sobre la vida y nuestra humanidad. Me encanta tu espacio y todo lo aquí expones...una esencia sin igual te acompaña.Un abrazo fraternal de Dew!!

    ResponderEliminar
  9. El radio es la mejor compañía tecnológica para muchísimas actividades. No tengo televisor, pero no puedo estar sin radio

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!