jueves, 24 de mayo de 2012

Bajo el mismo tejado



Ha salido el sol y Marta está sentada en el balcón. En la soledad los pájaros anidan en su cabeza, con los brazos unidos se mece de un lado a otro...

La casa estuvo mucho tiempo alquilada, un día llegó, e hizo sentir su propiedad, cambió cortinas, pintó paredes, puso muebles nuevos y empezó a saludar a los vecinos; tendía la ropa en el patio interior, salía de paseo de punta en blanco y se mantenía al margen de problemas y chismorreos. Todo normal, hasta que comprendimos que sobrevivía en soledad. 

En el edificio los niños le llaman loca, pasea por las escaleras o sube y baja en el ascensor y no va a ningún lugar. Llama un taxi, abre la puerta, se sienta y no da ninguna dirección, pasa unos minutos en la compañía del taxista, paga y se baja; va a la panadería compra una tarta y la deja frente a la puerta de cualquier vecino, otras veces es una fuente de croquetas recién hechas o llama al timbre y te pide que la dejes hablar por teléfono.

Si la familia contrata a una persona que le haga compañía la echa a caja destempladas. No se mete con nadie y saluda con una sonrisa. Hoy de madrugada vino la policía, recorrió todo su piso para comprobar que no había nadie, la noche y su imaginación le jugó una mala pasada... 

Nada podemos hacer, no quiere ayuda, su soledad es como una burbuja protectora. Encerrada en las cuatro paredes de su casa reniega de la realidad y de los suyos. ¿Cómo salir del silencio cuando te abraza implacable y te arrulla en su regazo?

7 comentarios:

  1. Silencios, huecos, vacíos, que nadie entiende, ...
    Triste.
    Besos mi querida hada madrina :)

    ResponderEliminar
  2. Que hermoso tu relato. No no cohabita con el silencio vive la triste soledad.
    Tu entrada.
    besos, triste pero ¡cuantas veces real!
    besos.

    ResponderEliminar
  3. El silencio y la soledad son el refugio de los corazones lastimados...Cuando uno está en ese lugar ,no percibe el resto del mundo. Hermoso relato!

    ResponderEliminar


  4. ¿A que huelen las flores?
    Las flores huelen a romance primaveral…
    Y sus pétalos es la obediencia de tus ojos
    Para admirar la madrugada…
    Cada fin de semana virtual.

    Que tengas
    un precioso día
    sin mediar los enojos.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  5. Hola Alondra

    Afuera casi todo es gris y nos hiere fácilmente, con esa caparazón que a veces nos liberta o nos aprieta. Que decir, lo haz expresado perfecto.

    un abrazo.
    Hasta ahora!

    ResponderEliminar
  6. La soledad nos acosa pero se puede correr! linda historia! saludos!

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!