domingo, 19 de febrero de 2012

La moda de la autoayuda...


"No hay mayor negocio que vender a gente desesperada un producto que asegura eliminar la desesperación" (Aldous Huxley)

No me gustan los libros de autoayuda por lo general te ofrecen la receta para todo: la felicidad, caer simpático, enamorar, conseguir un buen trabajo, dejar de fumar, etc., etc.
Consejos que no siempre puedes aplicar, porque las circunstancias personales no son para todos iguales, porque el pollo con cerveza usando la misma receta a todos no nos sale igual.
Esta confesión viene a cuento porque mi hija llegó a pasar el fin de semana entusiasmada con un libro:

No me iré sin decirte a donde voy
Autor: Laurent Gounelle 


…Has vivido cosas que, en cierta manera, se han grabado en ti y condicionan la forma en que ves el mundo, en que te comportas, tus relaciones con los demás, tus emociones... El resultado de todo ello es un verdadero desastre, hablando claramente. Te causa problemas y te hace desgraciado. Tu vida será mediocre mientras la vivas así, por lo que hay que obrar ciertos cambios. … (Copia de la contraportada)

Seguramente lo leeré aunque sólo sea para pasar un buen rato comentándolo con ella. Eso si, debo reconocer que lo haré con espíritu crítico. Alondra lleva un tiempo intentando ampliar su libertad interior, esa que no depende del amor, ni del que dirán, ni de tu padre, ni de la sociedad… Conjugar la razón y los sentimientos lleva su tiempo y a mi me sobra para reflexionar, cada día consigo pequeños logros para no ser una marioneta manipulada, para no dejarme arrastrar por pensamientos ajenos, criterios de otros, verdades a medias.

8 comentarios:

  1. Siempre de cada libro hay algo que aprender. Encontrarse a uno mismo y saber que enseñanzas pueden aplicarse a nuestra vida requiere de ese tiempo que tan bien emplea la Alondra.
    Que no deje nunca de volar en libertad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. No hacen daño pero tampoco solucionan nada
    Seguro igual encontrás alguna cosa interesante
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Gracias, "Alondra" por tus cálidas palabras. Tu blog es bello, además de muy interesante. Vendré por aquí de cuando en cuando.
    Un abrazo desde Madrid.

    ResponderEliminar
  4. No me cabe duda de que cada día ensanchas ese espacio de libertad que buscas, donde cabe sólo aquello que realmente deseas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Amiga, creo que los manuales de autoayuda contribuyen, en gran parte, en la decoraciòn o relleno de la biblioteca.
    Cada uno de nosotros, tenemos la obligaciòn de conocernos y reconocernos, siendo nosotros y sòlo nosotros quienes podemos ayudanos; desde luego que hay situaciones extremas, que para las cuales debemos detectar o aceptar que nos señalen el conflicto, para luego recurrir a la ayuda de los profesionales calificados.
    Lamentablemente, la humanidad se encuentra perseguida y presionada por un gran aparato llamado "marketing", cuyo ùnico objetivo es moldearnos segùn sus conveniencias....
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  6. Algunos manuales son muy malos y otros son muy buenos.Lo mejor en mi opinión es recurrir a un profesional.Besosssss

    ResponderEliminar
  7. La mejor autoayuda es un buen onanismo, lo demás sugestión y cuento.

    ResponderEliminar
  8. Que bueno que lo leas con ella para guiarla si le crea confusion.
    Besos!

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!