domingo, 31 de julio de 2011

Mañana dejará de ser noticia,

Imagen: periodismoenlared.com

pero seguirá ocurriendo... El lugar donde nace un niño es determinante para sus posibilidades de vivir.

Hoy quiero poner nombre a un niño, quiero que deje de ser una foto impactante, quiero no olvidar, y sobre todo pedir que "no olviden" los que se reparten el mundo.

Dari, nació en Somalia, una tierra dividida por clanes, señores de la guerra y líderes religiosos todos envenenados por el fanatismo y la codicia. En los brazos de su madre sigue vivo… Llevan 20 días caminando, sólo se detuvieron cuando su hermana murió desangrada en un parto prematuro, recuerdo del grupo armado que se llevó a su hermano Elmi y a su padre.

Dari vio la luz sobre una estera, no tuvo acceso a asistencia sanitaria adecuada, a vacunas, ahora los pechos de su madre se secaron y no tiene alimentación apropiada. Su cuerpo esquelético, la barriga inflada, unos enormes ojos que apenas parpadean y de donde su madre aparta con ternura las moscas, mientras sigue caminando hacia el primer campo de refugiados que encuentren, dicen que Mogadiscio ya está cerca…

Lejos queda su aldea en la sureña provincia de Bakool, donde llevaba más de dos años sin llover y el pasto, los pozos de agua, los ríos, las lagunas, todo se secó. Su madre cuando murió el último y escuálido camello se unió a la caravana que día tras día se hacía más larga y caminaba entre tierra y piedras. Su abuela Asha se quedó en la choza…

sábado, 30 de julio de 2011

Bon Jovi...



Esta banda estadounidense de hard rock, une generaciones. Desde que en 1983 Jon Bon Jovi, Richie Sambora, Tico Torres y David Bryan formaran Bon Jovi, la banda de New Jersey ha vendido más de 120 millones de álbumes en todo el Planeta y han ofrecido más de 2.700 conciertos que han podido disfrutar más de 34 millones de espectadores.

En todos estos años, la banda se ha reinventado una y otra vez en un alarde de creatividad y adaptación a los nuevos tiempos. El grupo, sobre todo Jon, su cantante, siempre ha tenido mucho tirón entre las féminas. Sus letras siguen siendo magníficas y la música transmite, al menos en mi caso, y no os digo nada en el de mi hija, porque este grupo es de los que se hereda. Desde su adolescencia fueron tantas las veces que escuchó sus discos, tantas las veces que he cantado sus canciones...



Desde la primavera tenía las entradas de Golden Circle entradas que le darían la posibilidad de estar muy cerca de Bon Jovi, acceso restringido a una de las zonas de pista más cercana al escenario. Ella y su amiga prepararon el viaje a Barcelona con tiempo e ilusión, y vibraron en el Palau dels Esports.

Puede gustarte o no, lo cierto es que Bon Jovi es ya un icono del pop rock y mi niña y su amiga tienen ya un hermoso recuerdo guardado en el baúl de los tesoros.

En la canción no coincidimos ¡qué se le hace!, ella prefiere Always y yo It's My Life


martes, 26 de julio de 2011

El verano no es sólo sol...


Ayer en compañía de mi costilla y Lúa hicimos una escapada a la playa. El pueblo: Cedeira, y como el sol no se dejó ver en todo el día nos dedicamos hacer turismo, por lo general pocas veces aprovechamos para ver el casco antiguo y es bellísimo, conserva su pasado medieval con calles estrechas y empinadas.

Los vecinos de una ventana a la otra conversaban y te daban los buenos días, y por supuesto retazos de conversaciones nos acompañaban mientras nos dirigíamos a la parte alta para ver la hermosa iglesia de Santa María do Mar, de estilo gótico marinero, y construida en el siglo XV.

A pesar de que la bruma no es lo más deseable cuando vas a la playa disfrutamos mucho el día. El paseo marítimo muy bien cuidado, Lúa encontró muchos de su especie. Por cierto, las mascotas son como los niños, ideales para entablar conversaciones…


Antes de llegar al puerto decidimos retomar fuerzas y nos sentamos en la terraza de un restaurante que se ubica en los bajos de la Casa del Mar, las vistas de la ensenada alimentaban el alma. Este año la economía no está para dispendios pero imposible ir a Cedeira y no probar los percebes, ese crustáceo que se encuentra pegado en las rocas más castigadas por el mar, los mejores se recogen en los peligrosos y bellos acantilados de este pueblo marinero. La dificultad para llegar y extraer los percebes de las rocas justifica de sobra su precio. El trabajo duro del percebeiro queda reflejado en la multitud de cruces que aparecen en la costa, recuerdo de las víctimas de este mar bravío.



En fin, un día es un día, y pedimos una ración. Su aspecto es un tanto extraño, parece una pezuña, la rompes, rechupeteas, succionas, y sientes todo el sabor a mar con el vértigo de la fuerza de las olas; recién hechos, tibios, es algo sublime.

El albariño nos soltó la lengua y mantuvimos una animada conversación sobre los tópicos… ¡Ah los tópicos!, esas expresiones repetidas tantas veces, triviales, temas que parecen no tener importancia pero no dejan de ser útiles.

Sirven para romper el hielo, llegas al portal de casa y encuentras a un vecino, das los buenos días, entras en el ascensor ¿y qué haces para cortar el espacio ahogante?, sueltas: ¡Vaya verano más frío!, y listo, con su respuesta o simple murmullo entre dientes ya se abrió el bendito ascensor en tu planta.

Por la mañana en la panadería nada más entrar dices: ¡que gusto entrar aquí con el aire acondicionado, hace un calor!… y cuando menos lo piensas ya te tocó el turno porque las respuestas empiezan a fluir. El señor mayor que se ahoga por el asma; el cartero que llega a casa literalmente cocido a pesar del uniforme de verano; la abuela que compra dos empanadillas porque va aprovechar y llevar a la nieta a la piscina…

Esas pequeñas cosas que los jóvenes llaman cotilleos, y ponen mala cara porque la dependienta despacha con más lentitud, son un todo, y tienen sabor a pueblo entrañable...

-¡Hola Luisa!, hoy me pones una chapata que viene a comer mi hijo.

-Y qué tal señora Lola, ¿ya dio a luz su hija?-

-¡Ay!, ya salió de cuentas, ayer la ingresaron en el hospital porque tenía la tensión alta.

Como siempre, con prisas, la dueña del puesto de revistas pregunta si no les importa que la despachen, dejó el quiosco sólo y quiere un par de magdalenas, mientras rebusca unas monedas suelta:

-Saben quién se ha muerto?, incluso la que ya estaba en la puerta vuelve a entrar…

-¿Quiéeeeeeen?...

-Don Raimundo, el del estanco.

Todos a una, preguntan:

-¿Cómo ha sido?

-Así, de repente, el corazón.

-¡Ay señor, señor!, tan joven, es que no somos nadie…

Hay tópicos para dar y regalar: críticas a la juventud que son todos unos vándalos, según Don Antonio, cuya pared amaneció llena de garabatos de los grafiteros. Los maestros que tienen muchas vacaciones y la de Luisito suspendió al pobre niño, dejando a toda la familia sin veraneo y mira que tienen una buena casa en la playa que le dejaron los suegros…

-¡Ay! ¿Se enteraron que el farmacéutico ya anda ennoviado?...

-¿Cómo? ¡Si la pobre Asunción levantara la cabeza!, una santa la difunta, tan trabajadora…




A la hora de la sobremesa frente a un humeante café, no hay nada como lo intrascendente para hacer la digestión.

jueves, 21 de julio de 2011

Los blogueros preguntamos o respondemos.

Entrevista a Alondra.

Remitente: Rodolfo Cuevas
http://rodyuricuevas.blogspot.com/


1.- Tu reflejo en el espejo, (enséñanos una foto)...

2.- ¿Un deseo?: Armonía en este mundo desequilibrado.

3.- ¿Una duda?: ¿Sólo una?... las cosas no son siempre como creemos.

4.- ¿Una certeza?: Nacemos y morimos.

5.- ¿Un defecto?: Demasiado responsable.

6.- ¿Una virtud?: Me dejo llevar por el corazón. ¡Vaya! (5 y 6) las dos pueden ser intercambiables

7.- ¿Un sueño?: Encontrar el momento y la oportunidad, tengo muchos por realizar.

8.- ¿Tu lugar favorito?: Pasear por la arena mojada de las playas lucenses.

9.- ¿Eres enamoradiza?: No, me gusta que me enamoren.

10.- ¿Qué canción habla por ti?: “A mi manera”, en todas sus versiones.

11.- ¿Qué cosas siempre te acompañan?: El anillo de matrimonio y la cartera con poco dinero pero con mis señas de identidad.

12.- ¿A quiénes llevas en tu alma?: A todos aquellos que dejaron su huella de amor.

13.- ¿Qué significado tiene para ti una hoja en blanco?: A ver a que tren me subo hoy...

14.- ¿Escribes por necesidad o por afición?: La una sin la otra no serviría de nada.

15.- ¿Una frase?: La que ocupa la cabecera de este blog: "La imaginación es la pizarra en la que escribimos los ideales que la goma de la vida intenta, a toda costa, borrar"...


16.- Una hora, una fecha que te marca y ¿por qué?: No puedo elegir, hay muchas guardadas en el corazón...

17.- ¿Te mueve la razón o el sentimiento?: Intento encauzar los sentimientos.

18.- ¿En qué crees?: La vida siempre regala algo.

19.- ¿Qué esperas de la vida?: Que no me dé más de lo que pueda soportar.

20.- ¿A qué responde el nombre de tu blog o seudónimo?: Una alondra anida en los campos de cereales, en el suelo, pero tiene un trino armonioso cuando asciende en el aire. En cierta forma me identifico con esa ave, y el nombre del blog no podía ser otro; la red permite volar a cualquier lugar del mundo, la imaginación permite dar alas a los sueños.

21.- ¿Eres coherente? Lo intento.

22.- ¿Cuál es tu legado a las próximas generaciones? Espero que mis pajaritos hayan aprendido respeto, tolerancia, esfuerzo, e intenten ser felices con las pequeñas cosas.

23.- ¿Por qué creaste tu blog? Para seguir avanzando…

24.- ¿Por qué te agregas como seguidor a un blog?. Intento devolver las visitas, sólo me agrego cuando de alguna forma me atrapa su lectura.

25.- ¿Quién te gustaría que respondiera a esta entrevista en su blog? No hay compromisos, cualquiera de mis amigos de palabras pueden ser los destinatarios. Bueno, si, hay dos personas:
Cantares, http://cantares-ana.blogspot.com/ una dama encantadora, siempre dispuesta a dar un abrazo y me gustaría conocerla un poquito más.

Y Pilar http://abaloriospvv.blogspot.com/ a ver si le descubro alguna debilidad jejeje…

¡Gracias Rodolfo! fue muy agradable dejarme llevar por las preguntas.

martes, 19 de julio de 2011

Siempre quedan los recuerdos...

El domingo, después de muchos años volví a la aldea donde nació mi padre, seguía exactamente igual, el tiempo poco la había cambiado. El pequeño valle está al lado de la carretera general, giras a la derecha y encuentras la iglesia, el campo de la fiesta, una vieja escuela reconvertida en lugar social y apenas veinte casas; por la semana no debe haber más de cincuenta habitantes.

La tarde parecía más de primavera que verano, y el vecindario al completo esperaba en el atrio de la iglesia, por los comentarios y vestimentas de domingo parecía una reunión social y la gente se saludaba y miraba de reojo a los desconocidos.

La llegada del coche fúnebre cambió las caras y se hizo el silencio, al fin y al cabo despedían a un vecino de toda la vida.

El tío Federico pocas veces salió de la aldea, cuando lo hacía contaba las anécdotas con tanta gracia que siempre lo comparé a Paco Martínez Soria en la inolvidable película "La ciudad no es para mí".

En la aldea fue el primero en comprar una moto Honda, el primero en traer un Seiscientos y el único en teñirse el pelo. Se casó con una de las mujeres más guapas, mi tía Florencia que presumía de piernas bonitas aunque tuvo que dejar de usar tacones, era más alta que él; formaron una divertida pareja "dispareja”, según cuentan los chismosos el día de su boda el tío Federico llevó sombrero y encargó unos zapatos a medida con plantillas altas, y la pareja nivelada ante el altar fue la comidilla de la aldea durante mucho tiempo. No tuvieron hijos, ni quisieron adoptar pero siempre estuvieron muy unidos.


Una vez oficiada la misa de cuerpo presente, y a diferencia de otras aldeas cuyo cementerio está al lado de la iglesia, aquí está al otro lado del río, y fuimos en procesión detrás del coche fúnebre, casi un kilómetro mientras el párroco iba desgranando oraciones.

La anécdota acompañará siempre al tío Federico, porque incluso el día de su entierro hizo sudar la gota gorda a los dos enterradores, la caja mortuoria por más que empujaban no había forma de que entrara en el nicho.

Allí quedó el panteón de mármol lleno de flores, las lágrimas de mi tía que repetía una y otra vez que se fue como un suspiro, tuvo una buena muerte. Los allí presentes bajamos la cabeza y haciendo la señal de la cruz le dejamos en la paz del cementerio.

lunes, 18 de julio de 2011

Un pintor, un cuadro...


"La débâcle", 1892 - óleo sobre lienzo de Theodore Robinson.

Hace tiempo escribía que… Un cuadro es una ventana a la imaginación, cada cual puede hacer su propia lectura…

En español, la debacle, se puede traducir como ruptura, desastre, calamidad; en esta pintura sólo veo una idílica tarde de verano y una mujer que espera, el más puro naturalismo romántico.

Una superficie armoniosa de amarillos, verdes y ocres, es como si en una fotografía el protagonista dejara de ser la persona y tomara su lugar el paisaje, el puente y el riachuelo me produce placer estético, una reflexión interna mientras observo como el agua refleja el puente como un espejo.

Si tengo que escoger un tiempo pictórico, no lo dudo, el impresionismo, muestra el misterio de la naturaleza lo más fiel posible, se nota la factura de las obras realizada al aire libre y no dentro del taller tras un previo esbozo.

La luz, según palabras de Antonio Gala: no se deja domesticar, sino que reta al que la mira e impone su infinita monarquía.

Los estudiosos dicen que esta obra se pintó en Europa, Theodore Robinsón a finales de la década de 1880 visitó Giverny para conocer a Monet, su influencia sería fundamental para su pintura, fue uno de los primeros artistas estadounidenses en introducir el impresionismo en su obra. Cuentan que Monet no mantuvo contacto cercano con los llamados "givernistas" ya que nunca quiso asumir el rol de maestro.

miércoles, 13 de julio de 2011

Sigo con el cancionero...

Es increíble como un recuerdo te lleva a otro…

Salgo de casa a pasear a Lúa y en el edificio de enfrente una señora limpia el portal, le digo: ¡Buenos días!, aunque me da pena interrumpirla porque siempre está cantando… Hace veinticinco años cuando llegué al barrio todavía se escuchaba a la gente cantar por los patios de luces, yo también lo hacía, ahora parece que sentimos vergüenza y lo hacemos bajito.

La vida siempre está unida a las canciones, recuerdo a mis tías cortando una tela sobre una mesa enorme, con un metro de madera marcaban con jaboncillo y cantaban copla igual que en la radio, y esta alondra a la primera oportunidad se apoderaba de los tacones de aguja que arrastraba con sus pequeños pies e imitaba a Marisol, aunque no tuviera los ojos azules ni el pelo rubio.

Cuando mi padre trabajó en Barquisimeto, los fines de semana íbamos desde Caracas a pasarlo con él y nada más llegar la música se apoderaba de los pies porque la gente cantaba en la calle, en las casas, bajo un árbol, en los patios… “Pueblo querido tu cielo jamás olvido y el ritmo de mis capachos cantando sueña contigo…”

Hoy, la señora que limpiaba el portal entonaba: “doce cascabeles lleva mi caballo…” y el paseo se llenó con la imagen de una niña de doce años amarradita muy fuerte a la mano de su madre, mientras su padre golpeaba un llamador de hierro con forma de mano; todavía siento aquel sonido amplificado en el portal de piedra del convento. Más tarde aprendí que mejor hacer sonar la campana que había en el lateral de la pared, era menos tenebrosa. La voz de la hermana portera nos saludó con un: ¡Ave María Purísima!...

Lo de estudiar un año en un internado de monjas quizás contribuyó a esta forma mía de pensar y guardar todo dentro… Mi espacio era una cama pequeña ubicada en una habitación grande que todas compartíamos, el armario un estante donde cabía lo necesario. La rutina se regía por horarios: levantarse a las siete, hacer la cama, asearse como los gatos, ducha tocaba los sábados, y a misa; a continuación desayuno y todavía con la boca llena corriendo a clases pues las externas ya subían en fila las escaleras. La hora de la comida en silencio y la música de fondo la voz de la hermana Julia que nos leía algún escrito religioso; antes de iniciar las clases teníamos un poco de libertad en el patio y si lograba subirme a uno de los columpios cantaba a pleno pulmón: “doce cascabeles lleva mi caballo por la carreteeeeraaaaaaa….” Otras veces, sobre todo si lucía el sol me salía el joropo: “ Por si acaso yo no vuelvo me despido a la llanera; despedirme no quisiera porque no encuentro manera…”

Por la tarde al terminar las clases, quince minutos de merienda y al estudio hasta la hora de cenar; si nos portábamos bien encendían un poco la tele y siempre coincidía con la familia telerín y aquello de: - “vamos a la cama que hay que descansar, para que mañana podamos madrugar”… para nosotros no era del todo cierto, todavía nos quedaba ir a la capilla a dar gracias a Dios y formar para pasar lista en aquellas escaleras y paredes de piedra que rezumaba humedad y que te hacían castañear los dientes.

Si lloraba en la cama tenía que hacerlo tragándome las lágrimas, sor Almudena dormía en una celda en la habitación y en vez de consolarte podía dejarte sin paseo el domingo. Sin olvidarme de las influyentes, recomendadas, y chismosas que me llamaban “merenguito”.

La felicidad total llegaba cuando podía salir los domingos a casa de los abuelos, volvía con un nudo en el estómago de los nervios pero cargadita de chocolate y rosquillas que tenía que pasar de contrabando y esconder muy bien, de lo contrario, siempre había alguna mano inquieta que te dejaba sin tus tesoros o las buenas monjitas lo requisaban porque la glotonería era un pecado.

De todo aquel año conservo un buen recuerdo, una obra de teatro por el día de la patrona del colegio como tenía el pelo corto, era muy alta para mi edad y delgada como una escoba me dieron el papel de Tom Sawyer, imagino que sería una adaptación poco ortodoxa del argumento pero no olvidé ninguna frase y aunque las luces del escenario no dejaban distinguir los rostros del patio de butacas aún saboreo los aplausos y la música de la rondalla al finalizar la obra haciendo sonar: “doce cascabeles lleva mi caballo por la carreteeeeeeeeraaaaa…”

Llegó Junio y mis padres se apiadaron de mí y regresé a Caracas, esta vez en avión, los viajes anteriores fueron en barco, una azafata me recogió en la zona de embarque y me sentí muy importante viajando sola...

Subiendo por la autopista de La Guaira, rumbo a casa en el ford cortina de mi padre, la canción que sonaba en la radio era de la Billo’s…

“Para cantarte a ti puse el arpa todas las cuerdas de oro, para cantarte a ti mi garganta recogió un ruiseñor. Para cantarte a ti mi Caracas, he pedido al poeta que le ponga a mi verso toda su inspiración. Y es que quiero tanto a mi Caracas que mientras viva no podré olvidar, sus cerros, sus techos rojos, su lindo cielo las flores de mil colores de Galipán”.

martes, 12 de julio de 2011

Un día más...

Por alguna extraña razón hoy no puedo dejar comentarios en las ventanas amigas, no me acepta mi cuenta de google (¿?)…

No tengo mucho tiempo, es uno de esos días donde parece que tienes una piedra en el estómago, y las horas se harán largas... estoy segura de que todo saldrá bien, voy a poner música, esa que identificamos con algún acontecimiento especial de esos que dejan huella, porque las canciones son la banda musical de nuestra vida.

Un día comprendí que mi camino había sido gratificante y ese día sonaba esta canción:”a mi manera”, total que ahora es el himno al que recurro…

¿Cuál es vuestra canción favorita?


jueves, 7 de julio de 2011

¿Por qué no decirlo?...

El amor no es un derecho, es un regalo, sin embargo nos educan para retribuir, es una responsabilidad moral… Juzgamos con alegría lo que hacen otros, así creemos ser mejores, pues no, los comportamientos no son siempre buenos o malos cada persona es única, cada situación es única, y las modas cargadas de moralina pueden crearte un complejo de culpa que te arruina la vida.

Uno quiere creer que con los años cambiamos para bien, y cerramos las pequeñas heridas y retomamos las relaciones sin siquiera pensar en el pasado. Ahora bien, no todos actúan con el corazón en la mano pero si lo hacen sobre nuestro corazón para arrastrarnos a tomar decisiones que favorezcan a sus propósitos, en una palabra te manipulan.

Estamos acostumbrados a que nos muestren a los ancianos abandonados, deprimidos, y a culpar a los hijos de la soledad en que los viejos se ven obligados a vivir. Reconozco este hecho, pero hoy no voy a ser políticamente correcta, también existen personas viejas que por el simple hecho de serlo no los convierte en buenas personas. La vejez no es garantía de bondad, ni sinónimo de generosidad, el mal carácter, la desconfianza y el llamar la atención se agudiza.

Cuando una persona envejece tiene un declive físico, pierde muchas de sus facultades pero si alguien en su vida fue testarudo, necio, de mal carácter, cerrado de ideas, y cuando hablaba te hacía creer que el malo eras tú, con la edad tiene la excusa perfecta para seguir haciéndose la víctima, y manipularte hasta que estallas en mil pedazos.

Lo que muchos hijos se preguntan es cómo enfrentar la situación: ¿la detienes, te sometes, lo ignoras…? Se da la paradoja de que para mantener la integración social del anciano se puede producir la exclusión del cuidador… Si, tenemos obligaciones para cumplir, esta alondra jamás las eludió, pero también nuestros mayores tienen deberes: alguna sonrisa y no malinterpretar todas nuestras actuaciones.

La vida es cambiante y hay verdades absolutas y relativas, el ser humano tiene enemigos en el camino, hay uno que no puede superarse, la vejez… Espero que este escrito me lo recuerde en el futuro.
.

Regalos



Mascab, http://larebeldequenofui.blogspot.com/ (¿alguien puede ayudarme? no logro poner el enlace) me dejó un hermoso regalo, normalmente sólo los agradezco pero hoy quiero dejarlo en este post, tiene una buena causa: ¿qué vas hacer con tu mascota en verano? mi respuesta ya la espera: "Lúa seguirá acompañándome".

Cuando llega el verano todos los años se encienden las alertas sobre el abandono de animales y las protectoras lanzan siempre el mismo mensaje: hay que ser responsables para cuidar a las mascotas durante todo el año, no son un juguetes, tienen corazón. Pese a estas advertencias, cada periodo estival cientos de animales son abandonados en las cunetas de las carreteras. Recuerda: Si un animal es doméstico se vuelve desvalido y si lo abandonas se encuentra perdido y muy triste.


De la casita de la Gata Coqueta http://miscariciasdelalma.blogspot.com/ viene este regalito adelantado en fecha, pero ya saben: el afecto mejor por exceso que por defecto, lo comparto con todos mis amigos de palabras.

lunes, 4 de julio de 2011

Castillos en el aire...

Estos días no abrí esta ventana, a veces, no se tiene ganas de volar porque la realidad supera la ficción...
Intentaré empezar de nuevo, y como canta el gran Alberto Cortéz volver hacer "castillos en el aire".

Quiso volar igual que las gaviotas,
libre en el aire, por el aire libre
y los demás dijeron: "¡pobre idiota,
no sabe que volar es imposible!"

Mas él alzó sus sueños hacia el cielo
y poco a poco, fue ganando altura
y los demás, quedaron en el suelo
guardando la cordura.

Y construyó, castillos en el aire
a pleno sol, con nubes de algodón,
en un lugar, adonde nunca nadie
pudo llegar usando la razón.

Y construyó ventanas fabulosas,
llenas de luz, de magia y de color
y convocó al duende de las cosas
que tiene mucho que ver con el amor.

En los demás, al verlo tan dichoso,
cundió la alarma, se dictaron normas,
"no vaya a ser que fuera contagioso
tratar de ser feliz de aquella forma".

La conclusión, es clara y contundente,
lo condenaron por su chifladura
a convivir de nuevo con la gente,
vestido de cordura.

Por construir castillos en el aire
a pleno sol, con nubes de algodón
en un lugar, adonde nunca nadie
pudo llegar usando la razón.

Y por abrir ventanas fabulosas,
llenas de luz, de magia y de color
y convocar al duende de las cosas
que tienen mucho que ver con el amor.

Acaba aquí la historia del idiota
que por el aire, como el aire libre,
quiso volar igual que las gaviotas
pero eso es imposible..., ¿o no?...