viernes, 17 de junio de 2011

Juntos...

Todos los días me despiertas, me acaricias el pelo y yo en la modorra digo: ¡te quiero!

¿Cuántas mañanas han pasado?... llevamos recorriendo el camino uno al lado del otro, más de la mitad de nuestra vida, sigues siendo como el sol, como una noche iluminada por miles de estrellas, y una luna llena.

Recuerdo que entraste en mi corazón despacito, como el fluir de un río… A tu lado me sentí blanca como un prado que amanece nevado, florecí como los árboles en primavera; compartimos la edad pero también los sueños, y por supuesto alguna pesadilla.

¿Cómo capturar tantos momentos vividos?... Llegaste con las campanadas de un año nuevo, empezamos nuestra historia juntos respetando que la vida de cada uno, hasta ese momento, había sido suya porque no nos conocíamos.

Mi barca, cansada de luchar con fuertes oleajes encontró refugio en tu puerto, y para la tuya, fui el remo que ayudó a impulsar y surcar las olas; remamos de forma coordinada con el equilibrio que da la libertad y la tolerancia.

Aquí seguimos, a bordo y alegres, navegando no sólo por nosotros sino por todos los pasajeros que se añadieron en la travesía.

Si te quiero es porque sos/ mi amor mi cómplice y todo/ y en la calle codo a codo/ somos mucho más que dos… de un poema de Benedetti.

martes, 14 de junio de 2011

Arde Lucus...


El verano se acerca y el viernes comienza la fiesta... Durante tres días la ciudad de Lugo revivirá sus orígenes, volverá a ser “Lucus Augusti”, evocaremos el pasado romano y celta de la ciudad.

Voy a intentar hacer memoria y os contaré los recuerdos de esta alondra, desde su nido en el magnolio…


Todavía no había llegado el siglo XXI y los políticos lucenses hicieron lo que tenían que hacer: todos los trámites y presentación de documentos para que la Muralla fuera elegida "Bien Patrimonio de la Humanidad”. Mientras tanto los vecinos no se sentaron a esperar.


Primero decidieron rodear la muralla de libros y así nació Cumulum. La artista plástica Luz Darriba contó con la colaboración de todos los sectores de la ciudad, incluso internos de la cárcel embolsaron libros, que fueron colocados por grupos de vecinos durante ocho meses; si la memoria no me falla reunimos 650.000 libros que luego se enviaron a diferentes países de habla hispana para programas de alfabetización.


Después un hostelero, Alberto García logró que otros se unieran para celebrar un banquete multitudinario, se le llamó Comilonum y la convocatoria fue un éxito. Era Domingo 17 de septiembre del año 2000 cuando el perímetro exterior de la Muralla Romana se olvidó por unas horas de los atascos del tráfico, y se convirtió en un improvisado restaurante al aire libre. La mañana había amanecido nublada pero a la hora de los postres se improvisaban sombreros porque el sol pegaba con fuerza. Cinco mil comensales pagaron 1.500 pesetas (9 euros) y se sentaron para degustar tonelada y media de lacón, medio millar de empanadas, cinco mil kilos de chorizos, tres mil botellas de vino, no sé cuantas tartas de almendra, café y aguardiente con la que brindaron para que reconocieran a la Muralla más allá de nuestras fronteras.

Y por fin, el día 30 de Noviembre del año 2000, el comité de la UNESCO, reunido en Cairns (Australia) declaró por unanimidad que la Muralla Romana de Lugo, era Bien Patrimonio de la Humanidad





El año siguiente un fin de semana caluroso de Junio los hosteleros decidieron adornar sus negocios y vestirse de romanos, los vecinos más juerguistas asaltaron los baúles de las abuelas e hicieron vistosas túnicas, fue una noche mágica, dónde los que no se habían atrevido a disfrazarse prometieron que el próximo año lo harían…

No quedó en el olvido, y la organización se hizo con tiempo, incluso el Ayuntamiento creo talleres y regaló telas para que todos pudiéramos ir lo más parecido posible a la historia, y así… año tras año, intentamos reconstruir la vida no sólo romana, sino también el mundo celta indígena, que vivió inmerso entre la resistencia a la aculturación romana y la pacífica convivencia.

Son muchos los que trabajan intensamente y hacen que esa caracterización en la que nos sumergimos sea posible. Sobre todo diversas asociaciones culturales que fueron naciendo y ponen no un granito de arena, ¡sacos inmensos! para dar vistosidad.

Decoramos balcones, se celebran bodas celtas, desfilan las legiones, hay luchas entre celtas, romanos y gladiadores, mercados… y así, nuestra Ciudad Bimilenaria rescata una de sus épocas históricas más destacadas.


Las 10 puertas de la muralla siempre están abiertas, nadie es forastero, ¡Bienvenidos!


lunes, 13 de junio de 2011

Critica que algo queda…


El Quijote le dice a Sancho: "No se tiran piedras sobre árboles sin fruto". La idea es clara, quienes son visibles socialmente son blanco predilecto de los rumores y el chisme. (Miguel Ángel Núñez.)

Los rumores y los chismes son tan viejos como la humanidad, el mensajero seguramente a lo largo del camino iba agrandando el mensaje o lo contaba en su propio tono, y los hechos cambiaban y se precipitaban las rebeliones.

La curiosidad no vamos a negar que está en nuestros genes: ¿Quién no quiso alguna vez escuchar algo candente acerca de otro?... Lo que me molesta es que se está haciendo del chismorreo, de la murmuración, una profesión. Si, ya sé que siempre existieron cuentistas, pero eras consciente que te contaban una historia, lo malo del asunto es que hoy te lo venden como verdad.

El rumor y el chisme mientras más sórdido sea, más creíble resulta para quienes lo escuchan y lo transmiten. En algunos medios de comunicación interesa más el rumor que la verdad, hay una compulsión maníaca por criticar destructivamente. No interesa lo bueno, los argumentos de la parte que se pone en la picota; interesa el morbo, la equivocación ajena.

El lenguaje correcto no está de moda, entiéndase por correcto en este caso: no agredir verbalmente al otro. Los gritos, los insultos, las conclusiones sin fundamento se llevan y se traen consumiendo horas vacías.

Me niego a creer que somos una civilización desvastada por la superficialidad.

jueves, 9 de junio de 2011

Tarde musical

Hoy no tengo nada especial que contar, en la tarde estuve escuchando vieja música mientras ordenaba un armario que todavía no puede lucir galas de verano.

Sonó un poema recitado por un italiano con corazón argentino: Gian Franco Pagliaro. En los años setenta, cuando esta alondra volaba empujada por la juventud, era uno de esos artistas que llamábamos de canción protesta. Le conocí a través de un grande de la música venezolana: Hector Cabrera que participó en el Festival de la Canción de Buenos Aires en 1.970, triunfando con una canción escrita por Jean Franco: “Las cosas que me alejan de ti” , (recomendable y vigente)

Musicalizó poemas de Martí, Rubén Darío y Neruda. No sigue las modas, tampoco las impone, tiene estilo propio pero no tiene seguidores, tiene adeptos y detractores. Su voz emotiva y cálida parece hablar para cada uno de nosotros. (según San Google)


Además tiene algo en común conmigo: cruzó el Atlántico en 16 días de mar, viento, lágrimas, y una incipiente nostalgia que será su amiga para siempre. Él en el trasatlántico Conte Grande, yo en el Ascania con seis años, luego siendo ya adolescente, volví surcar el atlántico en el Santa María; han pasado muchos años pero el nombre de este barco está entre los más recordados de la emigración. En 1.961 fue secuestrado por el Directorio Revolucionario Ibérico de Liberación (DRIL)

¡Vaya!, para no tener ganas de escribir me explayé bastante... a lo que iba: el poema es para poner en práctica...

Nunca estuviste segura de mí
nunca supiste a ciencia cierta si te amo.
Nadie te garantiza si regreso a ti cada noche
o me marcho para siempre al día siguiente,
la incertidumbre te desvela
te mantiene alerta,
y eso es bueno amor mío,
es bueno para nuestro amor
pues, por si no lo sabes
en la certeza y en la seguridad
el amor, hasta más grande perece.
No estés nunca segura de mí
no me hagas creer que eres mía eternamente,
la misma eternidad es dudosa;
déjame pensar que no soy
el único en este mundo
porque tú no eres la única para mí;
déjame tener esas pequeñas dudas.
Eso es lo mas cierto de los sentimientos.

No te quiero hábil como un artesano,
ni inteligente como una computadora,
no te quiero prolija como una costurera,
ni haciendo méritos como una secretaria;
no te quiero todo el día en la cocina,
ni solícita como una mucama,
no te quiero amor, madre inmaculada,
ni tampoco te quiero maestra jardinera;
te quiero, sencillamente... ¡Mujer!

Nunca estuviste segura de mí
nunca supiste a ciencia cierta si te amo,
¡Pero cuánto te amo!

sábado, 4 de junio de 2011

De mi pequeña libreta...


Imágen:cuadernoderetazos.wordpress.com

Vivir informados, conocer la actualidad se ha hecho una necesidad y por supuesto es bueno pero a veces lo usamos como huida. Vivimos de acuerdo a unas normas; se trabaja, se descansa e incluso se ama en días determinados. ¿Dónde está la libertad?...

Llegamos a casa y encendemos la televisión, ponemos música, tal parece que nos angustiara el silencio. Tenemos que llenar el tiempo libre con salidas a lugares ruidosos, todo con tal de no encontrarnos solos... Vivimos aplazando los deseos, esperando que llegue algo que dé sentido a nuetra vida uniformada.

Sin darnos cuenta se nos va agriando el carácter y echamos la culpa de todos nuestros males a las circunstancias, buscando justificar el desánimo y la conformidad en la que nos instalamos.

Creo que es bueno no perder los sueños, simplemente al tenerlos mantenemos la esperanza, la motivación para seguir caminando. Cada día al levantarnos estamos a tiempo de llevar el timón de nuestro barco e intentar hacer un mapa cambiando algunas rutas para no sentirnos borregos manejados.

Nadie es mejor que otro, simplemente que valoramos al otro por lo que hace y no por lo que es.

Joan Corbella Roig también forma parte de mi biblioteca, me gustan sus ensayos sobre la persona y sus elecciones vitales, ayer en la pequeña libreta que llevo en el bolso encontré este escrito, supongo que por entonces leía "Miedo al silencio"

miércoles, 1 de junio de 2011

Este blog cumple su primer año...


Hoy quiero dar las gracias a los 88 seguidores, y a todos aquellos que desde España, Argentina, Colombia, México, Venezuela, Chile, Estados Unidos, Perú, Guatemala, República Dominicana, Alemania y Canadá, en ese orden, siguen los escritos que voy dejando.

Algunos de vosotros sois “mis amigos de palabras compartidas”, esos que cada día dejáis huellas llenas de sentimientos afectuosos, y sin conocernos personalmente formáis parte de las querencias.

Ha sido un año muy gratificante, necesitaba volar en soledad, todas mis incursiones en la red habían sido en compañía, y va mi agradecimiento también para esos amigos que fueron cómplices a la hora de luchar con molinos de viento, especialmente a Sibaris de quien aprendí que la virtualidad es como la realidad con los mismos defectos y virtudes.

No tengo una temática definida, este blog es un espejo de lo que “cuando quiero y cuando puedo” pasa por mi cabeza, y sobre todo, me ha permitido ser arte y parte del mundo de las bitácoras que me han enriquecido como persona.

Jan Carreras, “inedit00”, escribió la siguiente definición: “un blog es uno de los juegos que más libertad te da y mas se adapta a tus necesidades, ya que tu lo creas, tu lo administras y tu mismo publicas los artículos”. Añadiré, que como juego espero tener la suficiente frialdad para dejarlo cuando empiece a repetirme demasiado o simplemente, como dijo Pablo Neruda: se transforme en esclavo del hábito repitiendo todos los días los mismos trayectos.

¡Gracias por la compañía!