domingo, 24 de abril de 2011

Algo de un poeta: Jaime Sabines


Sólo en sueños...

Sólo en sueños,
sólo en el otro mundo del sueño te consigo,
a ciertas horas, cuando cierro puertas
detrás de mí.
¡Con qué desprecio he visto a los que sueñan,
y ahora estoy preso en su sortilegio,
atrapado en su red!
¡Con qué morboso deleite te introduzco
en la casa abandonada, y te amo mil veces
de la misma manera distinta!
Esos sitios que tú y yo conocemos
nos esperan todas las noches
como una vieja cama
y hay cosas en lo oscuro que nos sonríen.
Me gusta decirte lo de siempre
y mis manos adoran tu pelo
y te estrecho, poco a poco, hasta mi sangre.
Pequeña y dulce, te abrazas a mi abrazo,
y con mi mano en tu boca, te busco y te busco.
A veces lo recuerdo. A veces
sólo el cuerpo cansado me lo dice.
Al duro amanecer estás desvaneciéndote
y entre mis brazos sólo queda tu sombra.





Queridos amigos de palabras compartidas: cierro unos días este lugar de encuentro, evasión y sentimientos... ¡Ah!, eso si, os seguiré leyendo.

sábado, 23 de abril de 2011

La Virgen de la Soledad

Un año más, “pola caladiña”, a la alta noche, cuando no se oye una sola voz humana, después del Santo Entierro, la procesión de "As Caladiñas" es la más popular entre las mujeres lucenses. Sale a las 11 de la noche de la capilla que lleva su nombre y la Virgen de la Soledad cruza las calles del centro histórico acompañada por las féminas de Lugo en absoluto silencio: abuelas, madres e hijas conservan la tradición. Llueva, truene o nieve allí estamos, vela en mano y en fila a ambos lados de la calle escoltando la imagen de la madre de Jesús.

Nos sentimos solidarias con esa madre que como todas las madres amó sin esperar nada a cambio, su alegría no proviene de sus propias conquistas, sino del triunfo de su hijo, y sus tristezas también nacen del dolor de su hijo... En tiempos pasados era específicamente femenina, estos últimos años participan también un buen número de hombres y niños.

En fin, esta alondra tan descreída a veces, cumplió su cita como cada viernes santo, y no faltará mientras pueda a esa procesión, es un ritual de encuentro conmigo misma, aprovecho ese paseo nocturno para hacer una evaluación de lo que soy y dar las gracias por lo que tengo, es una hora en la que siento que caminar por la vida con los pies en la tierra es lo más importante…

Cuando la imágen llega a su capilla adosada a la actual Iglesia de San Pedro cantamos la Salve; la primera vez que mis amigas me llevaron a esta procesión no la recordaba bien, no había vuelto a decir esa oración desde mis lejanos días de interna en aquel colegio de monjas donde mis padres me dejaron dos años: ¡a esta niña la mimaron demasiado sus abuelos!... Lo único que recuerdo de aquellos años es la soledad.

Cuando el “yo” se agiganta, el corazón se vacía de “otros”, y si no hay otros, por rodeado que esté de gente, el ser humano estará solo. (Nieves García)

viernes, 22 de abril de 2011

La Colonia Tovar

Lo que hemos vivido forma parte de nuestra forma de ser, las ciudades, y los pueblos que hemos visitado dejan una huella a la que siempre vuelves aunque sea viajando con los recuerdos y la imaginación…

Aproximadamente a 45Km. de Caracas capital de Venezuela, hay un pueblo que sirve de escape a quienes viven durante la semana el ajetreo del tráfico, el trabajo, los estudios y las prisas de una pobladísima ciudad.

Subiendo la carretera al Junquito, la niebla cubre el cielo azul del valle; el paisaje de montaña, las quebradas y riachuelos se reflejan en los ávidos ojos de una multitud de caraqueños que los fines de semana además de pasear por el centro del pueblo, compran flores, verduras, frutas… ¡Uhm!,recuerdo especial para las tartaletas de fresas.

La Colonia Tovar, es un lugar de cuento de hadas, al dar la vuelta a una esquina puedes encontrar a Hansel y Gretel pero las casas no son de chocolate, son de madera; los techos rojos, las ventanas con cortinas de encaje, y en algunas puertas un robusto hombretón de ojos azules, piel blanquísima y sombrero tirolés vende exquisitas mermeladas y encurtidos vegetales.

Es como si al trópico hubieran trasplantado un trocito de la Selva Negra. Las casas y calles conservan la arquitectura de un pueblo alemán, ni el paso de los años, ni las visitas de turistas, ni la mezcla de razas lograron borrar esa impronta.

Se fundó en 1843, Venezuela estaba desvastada por la guerra de la independencia, despoblada y con mucho terreno para cultivar. Gobernaba José Antonio Páez y El Congreso Nacional sancionó una ley de inmigración que preveía una política de intercambio cultural y económico entre Venezuela y Alemania. Una vez seleccionada la zona donde se habría de instalar la colonia, teniendo en cuenta las similitudes geográficas y climáticas; los pobladores de una región campesina de Alemania con grandes problemas económicos, ubicada Kaiserstuhl, dentro del Gran Ducado de Baden, deciden buscar nuevas oportunidades en Venezuela.

Las tierras pertenecían al Conde de Tovar, quien las donó a los 390 primeros habitantes. Inicialmente, se producía café pero fueron derivando a una agricultura intensiva de alta productividad y rentabilidad; talleres artesanales de cerámica, fábricas de embutidos, galletas y dulces, incluso la primera industria cervecera.
No sólo labraron la tierra, conservaron muchas de sus tradiciones ancestrales, su lengua: el badischen, su gastronomía, vestimentas, bailes... En la actualidad todos ellos, descendientes de tan esforzados pioneros, están incorporados totalmente a la realidad venezolana. En 1964 fue decretada como zona de interés turístico.

martes, 19 de abril de 2011

Semana Santa...

No se trata de ser atrasados ni progresistas, simplemente conservar la tradición de un pueblo. “Un pueblo que pierde sus tradiciones pierde sus señas de identidad”

En España las primeras Cofradías de Penitencia se fundaron alrededor del siglo XVI y es un privilegio observar el valor histórico y artístico de cada paso procesional que mezcla piezas antiguas con tallas contemporáneas. Estas tallas,representan el valor de la imaginería española de los cuatro últimos siglos, el arte sacro en la calle.

No me considero católica en el sentido estricto de la palabra, soy la primera en afirmar que las religiones están manipuladas por el hombre, sin excepción, inventando y tergiversando la historia en beneficio de unos pocos; aunque digo abiertamente que mi personaje histórico es Jesús de Nazaret.

Puede ser que según algunas teorías Jesús simplemente fuera una entidad mítica producto de la simbiosis de la religión helenística y judía. Para eso están los estudiosos.

Esta alondra admira a un hombre humilde, bueno, con unas ideas revolucionarias que siguen vigentes hoy como ideal en nuestros corazones.

A Jesús de Nazaret…

Aún tenía en los labios el sabor de la copa, y el aliento llevaba el olor a pan fresco. Aún se oía la voz de la llamada a la amistad y sus manos estaban aún mojadas del agua del caldero.
Aún sentía el calor del amigo que se acercaba descansando su dolor y pena sobre tu pecho.
Era la noche de la traición. Era la noche, su noche; oscura, sin luna, sin estrellas. Noche en el huerto. Era la noche de sentirse solo y angustiado.
Era la noche de quedarse lejos, sin los suyos. Era la noche donde su rostro humano sintió la frialdad del suelo.
Era la noche. La noche del pan partido y la copa pasada de mano en mano, de boca en boca, en signo de un recuerdo.
Hombre luchando con la muerte, sin saber por qué, ni para qué, ni a dónde.
Sudando sangre y muerto de tristeza, temblando el corazón y lleno de dolor y miedo.
Pidiendo que el imposible se haga posible, se haga cierto.
Hoy, hay muchos como tú Señor Jesús, silenciosos ante la injusticia, ante el silencio culpables de tragos de hiel, esperando el milagro de que un mundo mejor es posible
... (Oración anónima escuchada al padre Ángel que ya no está con nosotros)


Ayer en mi parroquia, como todos los lunes de semana santa desde 1.953,se celebró la procesión de la Virgen de la Esperanza. Cuentan mis abuelos que era un 30 de marzo e iba acompañada por gran número de autoridades civiles y militares. Durante el recorrido hizo una primera parada delante de la cárcel donde el coro de reclusos cantó una Salve, (durante muchos años y con motivo de esta procesión salían en libertad algunos reclusos que iban acompañando el paso de la Virgen proporcionándoseles un hábito para mantener su anonimato), también hacía una pausa delante del Seminario de Lugo donde la Scola Cantorum interpretaba una composición de arte sacro.

Un año más La Marina Ferrolana estuvo en Lugo, la espectacularidad del desfile de los marinos por las calles lucenses se clausuró, ya de noche, con la interpretación de la Salve marinera. Y es que la imagen lleva el ancla de la esperanza en su manto.

jueves, 14 de abril de 2011

Suegra...

He leído y escuchado pocas cosas agradables sobre las suegras, lo más suave es que la suegra es la descendiente de la serpiente del paraíso... Ayer Dorian, mi amigo de palabras compartidas, ese que siempre me hace sonreír, me recordó que iba a entrar en el club de las suegras…

¡Qué horror!... para nada me veo identificada con ese tópico. La forma de educar a mis hijos no fue con sobreprotección, la verdad siempre me gustó empujarlos a que vivieran toda experiencia nueva que estuviera a su alcance, en el fondo podía quedar preocupada, no lo voy a negar, pero era feliz cuando viajaban y siempre les animé a nadar para saber lo que había del otro lado del río.

En lo que respecta al amor y ante la pregunta: -¿qué te parece?, siempre dije: -“si te gusta a ti, a mi también…” En fin, mis pajaritos y sus compañeras/os de nido tendrían que tomar la palabra pero sinceramente creo que me paso por no hacer, más que por deshacer.

En estos tiempos las suegras llevamos entrenamiento previo, por lo general los hijos ya viven emparejados hasta que deciden firmar el papelito. Por el momento no creo que tengan queja; intenté aquello de consejitos los justos y sólo si los pedían, no aparecer por su casa sin avisar, y ante las dudas dar ánimos y no quitarlos. ¡Ah!, y sobre todo guardé mi espacio dije no a la costumbre de los domingos a comer, luego se vuelven leyes

Todavía los emparejamientos de mis hijos estaban lejos pero tomé buena nota de un libro de Victoria Cardona “Conciliar la vida familiar” decía algo así como que las suegras deben observar, callar, comprender y, no interferir nunca en la autonomía del matrimonio. Con calma sí se pueden decir las cosas, crear un nivel de confianza pero los excesos de ésta producen faltas de respeto.

Estos días estoy pasando una prueba de fuego, mi futura nuera no tiene en la ciudad a su familia y estoy ejerciendo de acompañante para pruebas de vestido, compra de zapatos, elección de flores… Reconozco que lo pasamos bien y al día siguiente vuelve a llamarme para algo que se le olvidó. Mi fórmula mágica es intentar ponerme en su lugar y como sabe más el diablo por viejo que por diablo, intento guardar en el bolsillo la llave de la discreción; observar las cosas y pensar antes de opinar, he aprendido a ser una buena gallega: “ellos no sabrán si subo o bajo pero yo si”…

Por cierto sobre esta frase quiero contaros que los gallegos del pueblo han sido largamente maltratados por los caciques propios y por los funcionarios señoritos. Entonces su actitud defensiva fue usar la ironía, la ambigüedad, contestando una pregunta con otra. Ahora bien,si me preguntáis ¿qué hace un gallego a la mitad de una escalera? Os diré que siempre subimos sin mirar atrás, el pasado no merece lágrimas, el futuro es lo que importa y los promesas solo son creadoras de humo.

lunes, 11 de abril de 2011

Mujeres viudas en la India...

Hoy, en el blog de Franziska http://lasonrisadelosetruscos.blogspot.com/
leía un escrito conmovedor, y una vez más me sentí indignada con situaciones que están viviendo todavía muchas mujeres a lo largo y ancho de este planeta. Las leyes internacionales de derechos humanos, tienen poca efectividad en países donde prima la costumbre impuesta por la religión y el derecho consuetudinario.

¿Qué hacer? Quizás cada uno lo que tiene a su alcance, recojo el testigo y dejo el hilo en este blog.

Vrindavan, también llamada ciudad de las viudas. Está a sólo 150 kilómetros de Nueva Delhi, la capital de la emergente India, y a sólo 70 kilómetros de su perla turística: Agra, con el Taj Mahal, que irónicamente fue construido por amor a una mujer. Vrindavan, un lugar que parece olvidado por el tiempo, es, en cambio, el lugar adonde van a parar las mujeres a quienes nadie quiere ya. Según el hinduismo, el juguetón dios Krishna pasó aquí su infancia, por eso para muchas ramas de esta religión, entre ellas los Hare Krishna, es un lugar sagrado. Cientos de templos de todos los tamaños y formas sobresalen en sus medievales calles laberínticas, por las que corre el desagüe al aire libre. (Ana Gabriela Rojas)

La India es un país altamente tecnificado, sin embargo, sigue apegado a las costumbres más tradicionales. En las ciudades las mujeres han conseguido ocupar los más altos cargos políticos como Indira Gandhi o trabajar en bancos e industrias. Mientras que en las zonas rurales aún se asfixian niñas al nacer ante la imposibilidad de pagar la dote a su futuro marido. La tradición continúa siendo dar en matrimonio a las hijas cuanto antes y después esperar a que les llegue el primer periodo para enviarlas a la vivienda del marido.

La fe hindú prohibe que las viudas vuelvan a casarse. La última vez que quemaron viva a una mujer en la pira funeraria de su marido fue en 1999.
Ahora ya no las queman, simplemente las abandonan a su suerte y las estigmatizan obligándolas a permanecer en duelo el resto de su vida; debe olvidarse de sus coloridos saris, no llevar ningún ornamento y cortarse todo el cabello para no producir deseo en otro hombre. No es bienvenida en las festividades porque su presencia es de mal agüero. La gente les huye porque son tan peligrosas que hasta su sombra podría traer desgracias.

En la actualidad, hay en la India 34 millones de viudas, muchas de las cuales viven en aldeas donde sufren crueles abusos y marginación.

Un Ashram es una comunidad espiritual, propia del hinduismo, los turistas ven los Ashrams como lugares artísticos y hermosos, llenos de lindas piezas de decoración y de meditación, perfecto para encontrar momentos de paz y de conexión con el mundo y su naturaleza, se promueve el amor espiritual hacia todos los seres, incluyendo las plantas y los animales, quienes merecen un tremendo respeto por la comunidad.

Yo me pregunto ¿cómo una fe así puede despreciar a las mujeres viudas? … Según el Código de Manu, una de las escrituras sagradas más antiguas, una mujer no será nunca independiente. “Una viuda debe sufrir mucho antes de morir, debe ser pura en cuerpo, pensamiento y alma”. El Skanda Purana va más allá: “Un hombre sabio debe evitar a las viudas, aún sus bendiciones, como si fuera el veneno de una serpiente”.

He leído que La Unión Europea financia uno de los proyectos de cooperación más interesantes y necesarios que existen en la actualidad, el proyecto Reopa, que tiene por objeto apoyar el empleo de la población rural, especialmente de las mujeres viudas y abandonadas. Son proyectos de obras públicas, fundamentalmente, mantenimiento del vial y preservación y rehabilitación del patrimonio público. Su duración prevista es de un año y según leí se comenzó en 2010 (¿?) no encuentro noticias sobre el proyecto...

Me identifico más con la lucha de mujeres indias que restriegan en la cara de la sociedad donde nacieron las pésimas condiciones en las que quedan las mujeres cuando pierden a sus maridos. Así está el ejemplo de Mohini Giri, esta mujer, también viuda, comenzó sus reivindicaciones cuando viajó a Vrindavan como titular del departamento para la mujer. Quedó horrorizada al ver un cadáver devorado por perros que nadie se había preocupado de quitar de la calle, o de cremarlo, porque era el de una viuda. Su ashram acoge a unas 120 mujeres.

viernes, 8 de abril de 2011

¡Hola!

Aquí estoy de nuevo, en libertad provisional durante tres meses, y empiezo el primero pisando fuerte el acelerador. Ha llegado un acontecimiento de esos que escribimos en el libro de la vida como "muy importantes".

Mi hijo mayor se casa, y esta alondra con su poco afecto a ritos y formalismos sociales, patea la ciudad acompañando y ayudando para que la ceremonia sea cálida y en el banquete todos estén contentos y felices.

Si cierro los ojos no puedo evitar verlo de todas las edades, parece que fue ayer cuando lo estreché en mis brazos por primera vez con emoción y temor, ¡era tan frágil!

Entre risas, llantos, enfados y alegrías, transcurrieron los años, y tuve la dicha de escuchar sus primeras palabras, y el orgullo cuando dio los primeros pasos. Viví su primer día de colegio, su rebeldía adolescente, el vuelo del nido…

Ha crecido a un ritmo veloz, ¿en qué momento se ha vuelto tan alto?, ¿no fue ayer cuándo le enseñó su padre andar en bici?...

Los recuerdos se acumulan, los sueños no siempre se han cumplido pero en el balance de mi vida hasta hoy, son más las satisfacciones.

Espero que ame y respete a su esposa en base al ejemplo recibido porque al matrimonio se va enamorado pero hay que cultivar la amistad, el perdón, la confianza, la paciencia, ¡uf!, tantas cosas… pero indudablemente el camino de la vida es más fácil en compañía.

martes, 5 de abril de 2011

Donde el corazón te lleve...

Autora:Susana Tamaro

¿Por qué estoy releyendo viejos libros? Supongo que busco saber cuánto he cambiado…

“Nadie es lanzado desde el cielo si no hay una razón precisa. Si estás aquí quiere decir que alguien te ha deseado. Alguien tenía la necesidad de tus ojos, de tus palabras, de tu corazón... y los destinos antes o después se encuentran.”

Olga es una anciana que tuvo que encargarse de cuidar a su nieta al morir su hija Ilaria en un accidente de tráfico. Vive sola, acompañada únicamente por el perro de su nieta. Siente que la muerte se acerca y decide escribirle una especie de diario, en el que va explicándole toda su vida para que sirva como el mejor testamento que puede dejarle:

"Una vida desperdiciada es la que no ha logrado seguir el camino del corazón”

La historia es como el encuentro entre generaciones: la abuela, la hija y la nieta… Olga quiere trasmitirle que no hace falta correr que es bueno saber esperar, y luchar contra todo lo que se interponga en el camino que desdeñe el uso excesivo de la mente.

Cuando la nieta regrese de Estados Unidos, sólo encontrará la relación de los pensamientos, sentimientos; delicadeza y esperanza, soledad y amargura que la vida ha ido tejiendo. Sabrá cuál fue la historia de la familia, las peleas con la madre muerta, los desencuentros y las heridas que nunca cicatrizaron.

Puede parecer un libro triste, pero según vas pasando páginas te das cuanta como te ayuda a reflexionar sobre aspectos de la vida. A veces te detienes, levantas los ojos de las letras y te quedas con la mirada perdida porque te identificas. Otras, es crudo, Olga va admitiendo sus propios fallos, le sirve de catarsis para explicarse actuaciones que debió decirse a sí misma. La autora con una sensibilidad increíble, revela la riqueza de los sentimientos que permanecen ocultos...

“Lo había previsto todo en mi existencia hasta la vejez y el hecho de que irrumpiera algo que no había calculado me llenaba de una gran ansiedad. No sabía cómo había de comportarme. Al primer impacto lo nuevo da miedo, para conseguir avanzar es necesario superar esa sensación de alarma.”

Cuántos en algún momento no hemos pensado que la vida al igual que las aguas caudalosas de un río te va arrastrando a su antojo… Pasas años, muchos años en los que nada cambia, los meses, las semanas, los días, uno igual al siguiente. Nada sucede, ningún acontecimiento extraordinario que cambie la monotonía, te vas dejando llevar sin dejar de ser consciente de que tu vida es incluso aburrida en ocasiones. Pero en un instante y sin esperar algo sucede, y todo empieza a cambiar. De un amanecer a otro y sin que te des cuenta empiezan a surgir todos esos cambios que de alguna manera estabas deseando que sucedieran. Y son tantos, y a tal velocidad que casi te es imposible asimilarlos todos.

”A lo largo de mi vida me he sentido como esos soldados que marcan el paso manteniéndose en el mismo sitio. Cambian tiempos y personas, pero yo tenía la sensación de estar siempre quieta”

Nos gusta pensar, porque así nos han enseñado que todo requiere tiempo, y seguramente sea así, pero muchas veces hay momentos, instantes, que si los dejas pasar no vuelven... No siempre coinciden los deseos con la realidad, pero cuando lees este libro te das cuenta que lo mejor está aún por cumplirse, o puede si no estás atenta pasar sin darte cuenta.

“He aprendido que las cosas, por mucho que nos empeñemos en cambiarlas, no son sencillas ni complicadas, sino que son como son, son así, y vienen así y de repente...”

En la vida siempre debemos apasionarnos por algo.Una vida sin emociones, se convierte en unos ojos apagados, un recorrido aburrido, muchos anhelos insatisfechos, soledad, puritanismo mal entendido, envidia, en una palabra un desperdicio de destinos por miedo a dar un paso adelante...

Todos los párrafos en cursiva pertenecen al libro, y para finalizar el broche de oro:

“Cuando ante ti se abran muchos caminos y no sepas cuál recorrer, no te metas en uno cualquiera al azar: siéntate y aguarda. Respira con la confiada profundidad que respiraste el día que viniste al mundo, sin permitir que nada te distraiga: aguarda y aguarda más aun. Quédate quieta, en silencio, y escucha a tu corazón. Y cuando te hable, levántate y ve donde él te lleve".

viernes, 1 de abril de 2011

Los perdedores siempre son los mismos...

Imagen de: www.jrcasan.com/IMPACTO/impacto2.htm

Un informe de la Unesco, titulado Una crisis encubierta: conflictos armados y educación, pone de relieve los efectos devastadores de las guerras, hasta el punto que el 42% de los niños sin escolarizar, unos 28 millones, viven en los países en guerra.
Se calcula que si todos los países pobres recortasen solamente un 10% del gasto militar podrían escolarizar a 9,5 millones de niños que hoy están privados de educación. Pero también se puede hacer otro cálculo: tan sólo con lo que dedican los países ricos al gasto militar durante una semana se podría financiar la brecha financiera de 16.000 millones de dólares que se calcula que costaría una educación para todos.


Las guerras son terribles, no sólo quitan la vida a los más indefensos, es que mata sueños, esfuerzos, esperanza…

Vienen a mi mente las últimas imágenes del telediario y pienso en la ansiedad, desesperación y porvenir incierto que marcará a tantas familias. Infancias que se pierden, niñas y mujeres que difícilmente se recuperarán tras haber sufrido violencia sexual, familias refugiadas dejando atrás sus raíces, su patrimonio.

Qué indefenso está el hombre normal ante la avaricia, cuántas países con heridas abiertas, y cuántos exprimiendo por las entrañas de la tierra, por estúpidas ideas, y dioses milagrosos cuando los pecados mortales se cometen contra muchos inocentes.

En la tierra hay sitio, comida y energía para todos; pero unos pocos trapichean los conflictos y compiten dónde y cómo hacerlo.

Sirva este escrito para mostrar mi inconformismo e indignación, parece que se estuviera perdiendo el pensamiento crítico, y de tanto ver imágenes televisadas nos estuvieran infectando con un virus de la indiferencia.