martes, 8 de noviembre de 2011

¿Voltereta?...

Caer: desplazarse un cuerpo de arriba abajo por la acción de su propio peso. ¡Vamos!, darte un trompazo contra el suelo.

Todavía me pregunto cómo pude hacer tal acrobacia…

Imagínense que brújula en mano camino hacia el Norte, a mi derecha el Este, un bordillo que separa la acera de la zona ajardinada. Doy un traspiés y en apenas un segundo mi anatomía pega contra el duro suelo. Cuando tomo conciencia de que me caí, tengo un dolor horrible en la oreja izquierda, Oeste y la sujeto fuerte con la mano ante el temor de quedarme como Van Gogh.

Observando el mapa de heridas encuentro un rasponazo en la rodilla derecha y la mano de ese mismo lado inflamada (Este), supongo que el inconsciente funcionó e intenté buscar apoyo en la mano. Lo que no termino de comprender, a pesar de ser una alondra juro que no volé; era mi posición tumbada del lado izquierdo, Oeste, sobre el bordillo de la acera, y mis piernas orientadas al Sur….
Resultado: alivio al dolor con antiinflamatorio, hielo sobre el pabellón auditivo, desinfectante en las raspaduras y unos cuantos moretones.

Frases que recuerdo:

Peatones: ¿Te caíste?..., ¿Te duele?..., ¡Levántate que el suelo está frío!..., ¿Cómo hiciste?..., ¡Quita la mano y déjame verte la oreja!..., ¡Te pudiste matar!...

Desde los coches parados en el semáforo: ¿Te llevo algún lado?... ¿Llamo a una ambulancia?... ¡Esos golpes en la cabeza son peligrosos!... ¡Tío, dale el bolso que está en la hierba!...

Resumiendo: una caída tonta, pero si no fuera tonta no me habría caído... Confirmo que siguen existiendo personas compasivas; también que las caídas provocan risas; y cuando logras levantarte dices: ¡No sé como fue!... Eso si, espero que nadie tuviera tiempo de grabarlo en video y me encuentre protagonizando un corto en youtube.

.

8 comentarios:

  1. Entre el Norte , y el Sur , no cabe duda que te caíste en los cuatro puntos cardinales, . Yo he dibujado en color siena las curvas de nivel del plano topográfico de tu caída incluido bordillo.
    Realmente te has caído con mucho humor , o el humor tal vez llevaste un golpe en la cabeza y ahora te sale la vena del arte geográfico.
    Lo importante, (aún sin volar) es que tu humor es magnífico
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Cómo lamento tanto estropicio físico, cuidate mucho, por favor.

    besos con cuidadito.

    ResponderEliminar
  3. Alondra, cielo, cuidate! aún te duelo? pobre!

    Esto nos ha pasado a todos en alguna ocasión y no estamos libres de que nos vuelva a suceder!!

    Pero es cierto lo que dices, siempre hay gente buena dispuesta a socorrer!

    Al menos mi experiencia es así, y desde entonces, cuando veo a alguien caído, siempre me acerco para ayudar... a pesar de que algunos me tachen de osada, con tanto engaño como hay en la capital, pero por unos sinverguenzas no vamos a rasar al resto de la sociedad!

    Mejorate guapa, y que pongan mercromina en las raspaduras...como siempre nos hacían las mamás o las abuelitas!!

    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  4. Que horrible!! estarás dolorida.
    Espero te repongas, creo que volando vas mejor :)
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Alondra, maja: Pon los cinco sentidos, o los seis si los tienes, cuando te veas en la tesitura de la voltereta.
    Y mira bien arriba, abajo, derecha izquierda. Déjate de brújulas, que no hacen más que incordiar.
    Besos abrazos

    ResponderEliminar
  6. ¡Lo siento,... lo siento,... Alondra, pero a costa de cómo has relatado tu batacazo, me he sonreído como hacía tiempo no lo hacía!
    Espero y deseo que ya estés mucho mejor, y con el tiempo logres encontrar las respuestas a cómo te caíste.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  7. Espero que te encuentres bien amiga!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! gracias a todos, ya estoy mejor aunque la oreja la tengo de color "Pitufina" y sigo sin encontrar respuesta jajaja...
    Besitos

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!