jueves, 24 de noviembre de 2011

Eduard Punset

Con motivo del lanzamiento de su nuevo libro, Viaje al optimismo, Punset tuvo un encuentro digital con sus lectores en el sitio web de El Mundo el día 22 de noviembre. Mientras desayunada hoy, escuché su entrevista en la Cadena Ser, reconozco que admiro a este hombre y soy seguidora de "redes" no creo que se enfade por traerlo a este blog y compartirlo...



Manifiesto del optimismo:



1) No es cierto que exista una crisis económica planetaria, lo que existe es una crisis específica de países específicos.


2) La esperanza de vida aumenta 2,5 años cada década. Por primera vez aprendemos que hay vida antes de la muerte y que cualquier tiempo pasado fue peor.


3) La educación y la medicina avanzan hacia la personalización, y nos obligan a engendrar un nuevo modelo social. La prevención será más importante que la curación.


4) Un gran descubrimiento: el aprendizaje social y emocional. Por primera vez en la historia de la evolución empezamos a conocer y gestionar las emociones. Y sabemos que es tan importante aprender como desaprender.


5) Las redes sociales son lo que nos hace distintos del resto de animales. El origen de la interconexión actual está en las rutas de la Seda y del Incienso. Gracias a la revolución digital ahora la comunicación puede ser instantánea y universal.


6) Tras los avances de las ciencias de la mente, hoy conocemos la importancia del inconsciente con relación al pensamiento racional. Por primera vez constatamos que podemos confiar en la intuición.


7) Nunca habíamos sabido tanto sobre la naturaleza de la felicidad. Eso es lo esencial: la felicidad se encuentra en la sala de espera de la felicidad.


8) Otro de nuestros quebraderos de cabeza seculares: la belleza. Sabemos que la belleza es ausencia de dolor, o sea, la que refleja un rostro con un nivel de fluctuaciones asimétricas inferior al normal.


9) Evolutivamente, en tiempo de crisis, la manada se vuelve hacia los jóvenes para que ejerzan su liderazgo. Es pues, la hora de los jóvenes. No pueden defraudar.


10) Hace unos años estábamos convencidos de que la visión del universo correspondía a la realidad. Luego descubrimos que esa visión dependía del marco y de las emociones. Ahora sabemos que es el resultado de un modelo matemático: la incertidumbre envuelve a nuestro universo.


El pasado fue cruel, insoportable y afortunadamente no volverá jamás.

Para el optimismo son imprescindibles aprender y sobre todo desaprender las tonterías heredadas del pasado.

5 comentarios:

  1. Si querida amiga pero esa incertidumbre, en los universos paralelos son distintas , y allí también estás tú.
    A veces es bueno ser menos cientifista, y algo más humanista
    ¡Acaso tu sentido común te permite creer que: a los feos siempre les duele el estómago!
    ¡Con todo mi cariño!
    Un beso.
    P.D yo también admiro muchas facetas de Punset y le sigo.

    ResponderEliminar
  2. Hola, buena y real entrada, todo lo que dices en ella es cierto.
    El pasado hay que olvidarlo, se fue; el presente hay que vivirlo, es el regalo que tenemos en nuestras manos en el momento actual, ¿para qué pensar en el futuro?, ya llegará?, no sabemos si tendremos futuro, gocemos del presente mientras podamos quizás así logremos alcanzar la felicidad de la que hablas.
    Besos, gracías por compartir tan real entrada

    ResponderEliminar
  3. Aunque soy naturalmente optimista, hubo tiempos en los que no pude más que hundirme, lo fantástico es que ,luego salí fortalecida de esas experiencias.
    :)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola Alondra

    Con bemoles te digo el texto es primera muy dinámico y como soy fiel amigo de la catarsis pública, puede que en mucho tenga aciertos. por lo pronto me gusto leer lo que nos compartes.

    genial, un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!