martes, 20 de septiembre de 2011

Antes de hablar piensa...


De nuevo durante dos semanas tendré que pasar por el taller de reparaciones. Hoy a las nueve de la mañana, sentada en una de las muchas salas de espera de nuestro hospital, valoraba una vez más, la tranquilidad de saber que recibo una atención sanitaria de tan buena calidad como si me desplazara a esos hospitales carísimos donde acuden famosos y millonarios para enfermedades como la mía.

Soy una defensora de la sanidad pública, un sistema que además de velar por el bienestar de los ciudadanos crea riqueza, formación, y puestos de trabajo directos e indirectos.

En los últimos años hay una campaña generalizada para desprestigiar y desmantelar los sistemas públicos de salud y nuestro sistema sanitario esta valorado entre los mejores del mundo, es eficiente, como usuaria responsable lo digo en voz alta. Si hay que ahorrar podemos empezar por muchos altos cargos de designación que sobran, para qué están los que tienen ese cargo después de sacar su oposición, no hay que poner al amigo del político de turno y seguro que muchos de vosotros añadirá más ejemplos.

No existe ningún tipo de seguro con la calidad y la excelencia profesional que tenemos. Se han parado a pensar alguna vez: ¿Cuánto nos costaría un seguro privado que cubriera todas las contingencias que cubre el sistema nacional de salud? ¿Cuánto dinero tendría que tener inmovilizado una familia en la cuenta bancaria para hacer frente a un problema de enfermedad? … Os aseguro que en mi caso ya llevaría varios años criando malvas.

11 comentarios:

  1. Está tan lleno de razón, es tan sincero todo lo que afirmas que no queda otra que aplaudirte esa iniciativa. No hay que silenciar más lo que está empezando a ocurrir.
    De la sanidad ni de la educación públicas hay que hacer ningún tipo de recorte. Ni siquiera aunque fuera sólo durante los dos años que necesitamos para controlar nuestro deficit.

    Ahora quiero que sepas
    cómo valoro tu talento,
    la gracia con que escribes,
    los sentimientos que expresas
    y el amor que le pones a la vida.

    Que la fe y la fuerza de tu vida
    sea para nosotros ajemplo;
    que la dicha del amor de los tuyos
    te acompañe, porque es seguro
    que saldrrás de esta batalla
    más fuerte y más valiosa aún de lo que eres.

    Un millón de besos y de abrazos quiero enviarte y espero, con ilusión, volver a esta página a encontrarte.

    ResponderEliminar
  2. Firmo absolutamente todo, disfrutamos de la mejor Sanidad Pública, que borren el senado que no pintan absolutamente nada , y que cuesta cientos de millones de euros y que los paises nórdicos mas avanzados no tienen ni senado ni senadores , , y no sigo porque acabaría enojado y con enojo a veces o casi nunca es suficiente para solucionar tragedias.
    ¡Cuanta razón tienes
    Mi beso

    ResponderEliminar
  3. Te felicito por que goces y te precies de tener la mejor sanidad pública del mundo. En cambio yo no pued decir lo mismo, en mi pais de origén es espantosa y en el pais dónde resido no hay salud publica. Resido en Estados Unidos, y aqui el costo de los medicos y las medicinas son costosisimas y tener un buen seguro medico es un lujo. Sin embargo, Dios me ha acompanado pues, mi esposo tuvo que someterse a un transplante de medula en uno de los mejores hospitales y lo hicieron libre de costos. Un milagro!
    Un abraXo

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo contigo, pienso que la Sanidad Pública de España es una de las mejores del mundo. No me gusta oír quejarse tanto a la gente, sobre todo habiendo conocido la de otros países donde la única alternativa para sobrevivir era pagar clínicas privadas, cuando se podía.
    Espero que no recorten demasiado sus recursos para que no se deteriore el servicio.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Se puede decir más alto, pero desde luego no más alto, si renunciamos a la sanidad pública, no quedará nada a lo que aferrarse, el mercado habrá destrozado la diferencia entre ciudadanos y potenciales clientes, y es realmente un mundo.

    Un abrazo y mucho ánimo, que te haga cortito.

    ResponderEliminar
  6. Bravo Alondra mía! así me gusta, que pises fuerte y a cada cual lo suyo!

    Quienes desean hacer de la sanidad pública un negocio, no tiene ni idea o mejor dicho, no le importa nada, de qué muera su comunidad ni mucho menos, de qué viva!

    Recortes y recortes, pero siempre desde abajo. Cuándo se ha visto talar un árbol desde su base?

    Sólo para eliminarlo en un caiga quien caiga.

    Besos, guapa!

    PD
    Que los arreglos de chapa y pintura no te dejen cansadita y puedas pronto acompañarnos para charlar.

    ResponderEliminar
  7. Mi querida Alondra: Tienes razón en lo que dices de la sanidad pública porque muchos paises deberían de aprender y lo que no podemos consentir de ninguna manera es que llegue hasta ella la amenaza de los recortes.

    Sé que irá estupendamente la ITV. Eres(somos) incombustibles :) A mí me toca a finales de octubre. Tennos al día
    ¿eh?

    Brisas y besos.

    Malena

    ResponderEliminar
  8. Espero que esas semanas en el taller de reparaciones sean lo más llevaderas posibles.
    Desconozco el sistema de salud español pero estoy a favor de la sanidad pública en general.
    Un abrazo enorme
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Quieres que te de un par de formulas simples para rebajar las listas de espera:
    - En atención primaria un tacto rectal obligatorio por acudir a consulta del medico de cabecera.
    - Si la entrada es por urgencias el tacto rectal, hasta el codo, y realizado por el MIR con menos experiencia.

    ResponderEliminar
  10. Amen, Doctor Mikel, como se nota que eres médico....

    ResponderEliminar
  11. La cosa pública es "necesaria" desprestigiar para acudir a otros métodos que indudablemente hacen pensar en privatizar todo, esperemos que pronto el ciclo termine y volvamos a algo más humano, me refiero a los indicadores sociales, prósperos para quien lo necesita, es decir, todos,

    los gobernados siempre están en aprietos y cuando los gobernados lo están siempre están apretando.

    buen día!

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!