sábado, 20 de agosto de 2011

Uso mi libertad para decir...


Imagen: http://teatromagicodeluisra.blogspot.com/

¡Estoy harta de la crispación social!. La tolerancia y el respeto deben definir a un Estado. Va siendo hora de dejar ir los fantasmas de las dos Españas. No quiero que se siga alimentando la intolerancia cívica. Si tenemos que dar la imagen de país sin miedo es que lo tenemos.

Si tengo que elegir prefiero el alboroto de unos jóvenes que abarrotan calles con canciones y risas; a esos que debaten ideas; y NO a los que queman banderas y horas con el botellón.

La religión no es un elemento obligatorio en la España de hoy; unos tienen una idea hedonista y otros abrazan restricciones. Nuestras fuerzas de seguridad son ejemplares, ¿hay algún garbanzo podrido?, por supuesto, que se tomen las medidas pertinentes…

Estoy “indignada” de ver nacer héroes y villanos.

5 comentarios:

  1. ¡Ole! Nada que añadir. Comparto cada palabra querida hada madrina ;)
    Beos enormes

    ResponderEliminar
  2. Apoyo tu sentir. Yo también me indigno contra la opresión que cierra las mentes y cautiva el libre pensamiento...

    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  3. APLAUSOS!!!
    Permitir y permitirse expresar discrepancia es sano aunque nos quieran vender la idea que debemos uniformarnos y andar por la vida formados en linea.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Leyendote.
    Hay temas que escapan al lugar y se convierten en mundiales.

    Cariños y buen fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  5. Alondra querida
    No te he olvidado, sucede que el tiempo casi siempre trata de pisarme los talones. De todas maneras me encanta estar ocupada.
    Amo la libertad, la mía y la ajena. Me parece excelente que expreses tus sentimientos cívicos.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!