lunes, 29 de agosto de 2011

Suvenir de vacaciones...

Cuando Mascab, de http://larebeldequenofui.blogspot.com/, querida amiga de palabras compartidas, se fue de vacaciones nos dejó un regalo que todavía no había traído al nido en el magnolio.


Sobre al asiento trasero de la moto de su chico, recorrió carreteras y sus ojos se llenaron de hermosos paisajes.

Aprovechó un alto en el camino y mientras hacía el equipaje para poner rumbo al mar, a las inmensas playas gaditanas, se asomó a la ventana para saludar a sus muchos amigos. Esta alondra le dijo que si en sus paseos por la arena encontraba “una piedra en forma de corazón” me haría mucha ilusión que le hiciera una foto y me la regalara, y hoy de nuevo compartió sus buenos deseos con todos sus seguidores. “Como símbolo del corazón humano, de todos los humanos que laten a un mismo son: LUCHAR POR LOS DERECHOS HUMANOS, LA PAZ Y EL EQUILIBRIO MUNDIAL...”



Este lugar tiene como protagonista "la piedra corazón" y le doy las gracias, ya se que los regalos no se piden pero ella no sabía que sería tan fácil complacer a una alondra.

Me gustan las piedras que el mar deja en la orilla de la playa, esas piedras pulidas, con formas y colores tan diversos. Hace tiempo, empecé a recoger las que tenían forma de corazón, no todas, sólo algunas que parecen decir: ¡llévame!

No creo en talismanes pero las piedras tienen energía, me gusta tocarlas cuando necesito fuerza y animo; esas piedras fueron talladas por la naturaleza y en nuestra vida presurosa nos olvidamos de los bienes que el planeta tierra pone a nuestra disposición y rompemos su armonía…
Decía Goethe que “Como el agua gasta lentamente la piedra, así el tiempo gasta los corazones.
Creo que el corazón no se gasta, puede latir más despacio porque el tiempo es implacable pero si nos lavamos la cara todos los días, también podemos lavar el corazón, hidratarlo, maquillarlo y hacerlo lucir hermoso.

"Dicen que las alegrías, cuando se comparten, se agrandan. Y que en cambio, con las penas pasa al revés. Se achican. Tal vez lo que sucede, es que al compartir, lo que se dilata es el corazón. Y un corazón dilatado esta mejor capacitado para gozar de las alegrías y mejor defendido para que las penas no nos lastimen por dentro" (Mamerto Menapace)

7 comentarios:

  1. Gracias por tu visita a mi blog de homenaje a los Discapacitados.
    Me pareció muy interesante tu espacio y entrada.Te sigo así no te pierdo.Cariños.


    (¯`•.•´¯) (¯`•.•´¯)
    *`•.¸(¯`•.•´¯)¸.•´ ¡¡ Muy buena semana ¡¡
    ¤ º° ¤`•.¸.•´ ¤ º° ¤

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir, me enterneciste, si se hizo más grande el deseo. Me encantó esa piedra, los detalles están allí, hermoso que así lo descubras y de paso yo tb.

    un abrazoo Alondra.

    ResponderEliminar
  3. La preciosidad de éste post no está en las imágenes que muestras, tampoco en las palabras compartidas. Están y permanecerán siempre en tu ALMA, amiga. En ése alma inmensa que guarda tu noble cuerpo y anida en tu dulce corazón.

    Besos, guapa!

    PD
    Tengo la piedra. La traje con intención de devolverla a la misma playa en mi próximo regreso, pues pienso que no soy yo quien debe aislarla de su entorno. Pero tras leerte, he pensado que quizá la quieras para tu colección. De ser así, no lo dude, dímelo y te la haré llegar mañana mismo.
    La fotografía solo deja ver su imagen plana, pero es tridimensional, y todos y cada uno de sus lados, forman un hermoso corazón.
    Jamás imaginé que pudiera encontrar una piedra así, y en el primer paseo en que salí a buscarla!

    ResponderEliminar
  4. Mi querida Alondra: A partir de ahora cuando vea una piedra en forma de corazón la fotografiaré y te la regalaré porque realmente regalar corazones es algo muy hermoso sobre todo si llevan sentimientos dentro.

    Me parece un precioso regalo de Mascab.

    Brisas y besos.

    Malena

    ResponderEliminar
  5. Cada piedra tiene sus propias vibraciones , , su propia frecuencia y esa frecuencia determina la calided y naturaleza de la piedra, sus vibraciones son distintas de las nuestras , pero se inter-relacionan.
    También yo tengo muchas piedras
    ..Y sí, las alegrías son para compartirlas , igual que las sonrisas.
    Entrañale tu post.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Hermosas tus palabras, como siempre. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  7. Que tierno este post
    Me encantó, precioso
    Besos

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!