sábado, 4 de junio de 2011

De mi pequeña libreta...


Imágen:cuadernoderetazos.wordpress.com

Vivir informados, conocer la actualidad se ha hecho una necesidad y por supuesto es bueno pero a veces lo usamos como huida. Vivimos de acuerdo a unas normas; se trabaja, se descansa e incluso se ama en días determinados. ¿Dónde está la libertad?...

Llegamos a casa y encendemos la televisión, ponemos música, tal parece que nos angustiara el silencio. Tenemos que llenar el tiempo libre con salidas a lugares ruidosos, todo con tal de no encontrarnos solos... Vivimos aplazando los deseos, esperando que llegue algo que dé sentido a nuetra vida uniformada.

Sin darnos cuenta se nos va agriando el carácter y echamos la culpa de todos nuestros males a las circunstancias, buscando justificar el desánimo y la conformidad en la que nos instalamos.

Creo que es bueno no perder los sueños, simplemente al tenerlos mantenemos la esperanza, la motivación para seguir caminando. Cada día al levantarnos estamos a tiempo de llevar el timón de nuestro barco e intentar hacer un mapa cambiando algunas rutas para no sentirnos borregos manejados.

Nadie es mejor que otro, simplemente que valoramos al otro por lo que hace y no por lo que es.

Joan Corbella Roig también forma parte de mi biblioteca, me gustan sus ensayos sobre la persona y sus elecciones vitales, ayer en la pequeña libreta que llevo en el bolso encontré este escrito, supongo que por entonces leía "Miedo al silencio"

13 comentarios:

  1. Mi querida Alondra: Tú lo has dicho: No perder los sueños. Y es que tenemos que poner cada día una ilusión como objetivo porque de lo contrario es cuando entramos en ese círculo vicioso de la monotonía, del aislarnos de la gente y de pensar que todos son ¿mejor que nosotros?.

    Entiendo tu reflexión y la comparto pero yo tengo ahora delante mía una palabra llena de contenido y que me he colocado como objetivo: ESPERANZA.

    Brisas y besos mi querida amiga.

    Malena

    ResponderEliminar
  2. Miedo al silencio, sí. El silencio nos hace encontrarnos con nosotros mismos y eso es algo que, a veces, asusta: nuestra realidad es como un toro al que no tenemos valor para hacer frente. El olvido se puede buscar de muchas formas y es mejor que sea con música que con vino peleón.

    Nuestra especie -hay que reconocérselo- se ha inventado toda una enorme cantidad de trucos que le permiten ir trampeando con los zarpazos que le va dando la vida y la verdad es que, a veces, es prácticamente imposible cambiar las circunstancias: salvo que sea para poner las cosas aún peor. Es por eso, un truco bastante socorrido, engañarnos a nosotros mismos. Es por eso que compramos loteria, hacemos quinielas, adquirimos el cupón de los ciegos, etc. Y soñamos con los ojos abiertos y cuando ya no podemos dormir, vamos al médico en busca de pastillas: hoy todo se arregla con una pastillica. Advierto que yo no las tomo, salvo que me esté muriendo de dolor.

    Gracias por haberme puesto en contacto con Malena. Ha sido un gran favor. Un fuerte abrazo de Franziska

    ResponderEliminar
  3. En el silencio resulta imposible acallar las voces que gritan que te equivocas, quizás por ello corremos, y llenamos el silencio de ruido.

    Siempre certera en tu reflexión, un gusto.

    ResponderEliminar
  4. Apareció este post recién hoy, ahhh blogger!!
    Me encantó la reflexión,me recordó a una amiga que duerme con la radio encendida y rezonga todo el día jajajaja los que la queremos lo vemos con gracia, yo soy de carácter alegre pero lo he sido siempre, me parece que con los años se asentúan las caracteristicas de cada uno.
    Un besote, cruzo los dedos, a ver si queda el mensajeeeeee soy Cantares

    ResponderEliminar
  5. Me gusto la reflexión.A mi me agrada el silencio y a todo el mundo eso le parece raro.

    Fue un agrado visitarte.
    Un abrazo y que tengas una linda semana, amiga.

    ResponderEliminar
  6. Hola Alondra

    Me encanta que nos recuerdes que siempre debemos tener presentes nuestro sueños, nuestras metas, pues son el motor que nos lleva a la meta.

    Gracias por compartirlo.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  7. Me he dado cuenta que ansio el silencio pero no se estar así, pongo la tele o escucho música, aunque si te digo la verdad casi me tengo que ir al campo sola para no escuchar nada y allí ni los pájaros callan, es broma...
    Comparto tu reflexión.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Cuánta verdad hay en este post. Es bueno conservar intactos los sueños y no temer al silencio que nos permite bucear nuestro interior. Hermoso texto. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Hay que vivir el presente,cumplir los sueños y disfrutar del silencio.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Los sueños es bueno tenerlos porque en caso contrario te ves vací@ y sin esperanzas para seguir adelante, sin ilusión. Yo adoro el silencio, pero encuentro que los extremos no son buenos, no es bueno el ruido en demasía ni tampoco es bueno el silencio absoluto, más si pasas el día sol@.
    Buena reflexión del dr. Corbella, no me estraña que tomases nota y la guardases.
    Besos.

    Durrell

    ResponderEliminar
  11. A veces el silencio esta colmados de buenos sonidos, por ejemplo trinos de pájaros, olas besando la orilla....

    Cariños mil.

    ResponderEliminar

  12. Te deseo pases un fin de semana lo más ameno y cálido posible!!

    La próxima semana vuelvo a mi ritmo habitual...

    Buscando un arco iris un día te encontré y fui agasajada con el haz de tu mirada...

    Está que se pasea por las nubes de chocolate...

    María del Carmen

    PD/Los sueños nunca se deben de perder...

    Besos!

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!