martes, 14 de junio de 2011

Arde Lucus...


El verano se acerca y el viernes comienza la fiesta... Durante tres días la ciudad de Lugo revivirá sus orígenes, volverá a ser “Lucus Augusti”, evocaremos el pasado romano y celta de la ciudad.

Voy a intentar hacer memoria y os contaré los recuerdos de esta alondra, desde su nido en el magnolio…


Todavía no había llegado el siglo XXI y los políticos lucenses hicieron lo que tenían que hacer: todos los trámites y presentación de documentos para que la Muralla fuera elegida "Bien Patrimonio de la Humanidad”. Mientras tanto los vecinos no se sentaron a esperar.


Primero decidieron rodear la muralla de libros y así nació Cumulum. La artista plástica Luz Darriba contó con la colaboración de todos los sectores de la ciudad, incluso internos de la cárcel embolsaron libros, que fueron colocados por grupos de vecinos durante ocho meses; si la memoria no me falla reunimos 650.000 libros que luego se enviaron a diferentes países de habla hispana para programas de alfabetización.


Después un hostelero, Alberto García logró que otros se unieran para celebrar un banquete multitudinario, se le llamó Comilonum y la convocatoria fue un éxito. Era Domingo 17 de septiembre del año 2000 cuando el perímetro exterior de la Muralla Romana se olvidó por unas horas de los atascos del tráfico, y se convirtió en un improvisado restaurante al aire libre. La mañana había amanecido nublada pero a la hora de los postres se improvisaban sombreros porque el sol pegaba con fuerza. Cinco mil comensales pagaron 1.500 pesetas (9 euros) y se sentaron para degustar tonelada y media de lacón, medio millar de empanadas, cinco mil kilos de chorizos, tres mil botellas de vino, no sé cuantas tartas de almendra, café y aguardiente con la que brindaron para que reconocieran a la Muralla más allá de nuestras fronteras.

Y por fin, el día 30 de Noviembre del año 2000, el comité de la UNESCO, reunido en Cairns (Australia) declaró por unanimidad que la Muralla Romana de Lugo, era Bien Patrimonio de la Humanidad





El año siguiente un fin de semana caluroso de Junio los hosteleros decidieron adornar sus negocios y vestirse de romanos, los vecinos más juerguistas asaltaron los baúles de las abuelas e hicieron vistosas túnicas, fue una noche mágica, dónde los que no se habían atrevido a disfrazarse prometieron que el próximo año lo harían…

No quedó en el olvido, y la organización se hizo con tiempo, incluso el Ayuntamiento creo talleres y regaló telas para que todos pudiéramos ir lo más parecido posible a la historia, y así… año tras año, intentamos reconstruir la vida no sólo romana, sino también el mundo celta indígena, que vivió inmerso entre la resistencia a la aculturación romana y la pacífica convivencia.

Son muchos los que trabajan intensamente y hacen que esa caracterización en la que nos sumergimos sea posible. Sobre todo diversas asociaciones culturales que fueron naciendo y ponen no un granito de arena, ¡sacos inmensos! para dar vistosidad.

Decoramos balcones, se celebran bodas celtas, desfilan las legiones, hay luchas entre celtas, romanos y gladiadores, mercados… y así, nuestra Ciudad Bimilenaria rescata una de sus épocas históricas más destacadas.


Las 10 puertas de la muralla siempre están abiertas, nadie es forastero, ¡Bienvenidos!


17 comentarios:

  1. Mi querida Alondra: A eso le llamo yo una ciudad viva pues se moviliza todo el mundo con tal de conseguir algo que es bueno para todo el mundo.

    Me encanta lo que cuentas y me encantaría poderlo vivir algún día porque hay mucha ilusión en cada una de tus palabras.

    Brisas y besos.

    Malena

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las ciudades que se enamoran de ellas mismas y no buscan más allá joyas que las adornen.

    Disfrutad mucho, lo mereceis, lástima de distancia.

    ResponderEliminar
  3. Me encantó!!!!! precioso que los pueblos que mantengan viva la memoria.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Una fiesta en la que todos intervienen...en las que todos se divierten....son las mejores fiestas.....besoooss y que lo pasen genial

    ResponderEliminar
  5. Vaya fiesta más animada con romanos y todo, me encantó esa muralla.
    Me hubiera gustado estar ahí comiendo con todos los vecinos ese lacón, chorizos y esas tartas de almendras.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Vaya qué bien os lo pasais... me alegro que al fin consiguiérais la declaración de la Unesco y me ha gustado mucho todo lo que he leído, lástima no haber estado ahí, por las fotos se os ve muy animados...

    Besos y enhorabuena.

    ResponderEliminar
  7. Es una gran fiesta familiar todos unidos y desde luego es de suponer que lo pasan divinamente.
    Y como he tenido y tengo la suerte de conocer a esas gentes desde hace muchos años y a parte que en casa todos somos socios del Lar gallego que hay en mi tierra, la alegría y el empeño en ello esta servido.

    Gracias por el comentario dejado hace un momento preciosa!!

    Hasta mañana que pasare a dar un poco la vara...ja ja ja ja.

    Marí

    ResponderEliminar
  8. Hola, Alondra:

    Interesante e instructiva reseña, es bueno conocer de otros lugares y disfrutar de tan valiosa información.

    Gracias por visitarme y por tus amables comentarios.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Que grato lo que has compartido!!!!

    Espiritualmente allí estaré, gozando de esos buenos momentos que se llevarán a cabo.

    Cariños

    ResponderEliminar
  10. Recuerdo haber visto en la tele la Muralla cubierta de libros.
    Espero volver a Galicia y, si lo hago, no me quedaré sin visitar Lugo.

    Que lo festejéis bien

    Abrazos

    ResponderEliminar
  11. Cuando fui el año pasado me encantó lugo!espero volver!
    Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  12. Hola vecina,

    Espero verte disfrazada de romana o de castrense?... al final, este año hay esas posibilidades y más...
    Buena manera de hacer publicidad sobre nuestra ciudad. Ni la Hoja Parroquial lo hace mejor.

    Un fuerte abrazo y que sea lo que el César diga... Ave César!!!

    ResponderEliminar

  13. Abriendo el comienzo del post de Mis caricias del Alama del día de hoy he dejado un detalle para ti que lleva impreso mi toque personal...

    Es un obsequio en el que le he puesto sentimiento, por estar a mi lado acompañándome y dándome el aliento necesario para continuar dibujando ilusiones en compañía de diversas emociones que hacen que el arco iris brille para mi con más intensidad de la que ya posee...

    A continuación hay un corazón que pide ser adoptado y para terminar el galardón Luz del sol, como ves regreso con una hermosa cascada de motivaciones para compartir.

    Feliz fin de semana para que todo siga siendo un compás de armonía a tu alrededor...

    Te aprecia y estima.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  14. Hola Alondra

    He visto la noticia en el periódico. Pero tu entrada es perfecta. Me ha encantado, tiene que ser mágico pasear por las calles de Lugo recordándote todo a la época romana y celta.

    Una de las cosas que me han llamado la atención, era lo de las bodas celtas, incluso he leído que daban el certificado. Me parece una idea superoriginal para celebrar una boda.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  15. Nada más hermoso que las fiestas. Por esa razón estamos todos tan apegados a ellas. Hay algún momento en el que es posible echar balones fuera, alejar las preocupaciones y las penas. ¡Vivan las fiestas!

    Acabo de comprobar que hace tiempo que no estoy al día de tus publicaciones. Y, además, me está pasando con todo el mundo porque yo cuando no hago visitas, no suelo discriminar es porque no puedo. Ha sido imposible y me temo que va a volver a transcurrir algún tiempo hasta que pueda volver con regularidad. Pero quiero que sepas que no te olvido.

    Un abrazo de Franziska

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola amigos! la ciudad vuelve a la tranquilidad, debo decir que disfruté y sufrí la fiesta, lo primero porque la ciudad era un arco íris de vecinos y visitantes que a pesar de que la noche refrescaba lucían escote y piernas; lo segundo porque debajo de mi ventana a las cinco de la mañana los jovenes romanos seguían la bacanal.
    Las bodas celtas tienen un valor simbólico las parejas deben ir otro día al juzgado si quieren legarlizarlas; en un círculo de flores se invocan a los espíritus de los cuatro puntos cardinales que cada uno tiene un poder distinto.
    Debo decir que los "indignados" se vistieron de esclavos y también la manifestación recorrió las calles pacificamente.
    Ahora los barrios empiezan a prepararse para las hogueras de San Juan y es que hasta el San Froílán que con el inicio del otoño se cierren las fiestas, el verano en Galicia tiene olor a comida, sonar de gaitas y pies siempres listos para el baile.
    Gracias por vuestra compañía.
    P.D. a mi estimado vecino Quino no lo ví, imagino que estaría en alguno de los campamentos ¿celta o romano?...

    ResponderEliminar
  17. he caido aqui por mediación de un amigo y me gusta ...incluso lo de los Romanos me hace gracia yo tengo un poema ..bueno me quedo
    saludos
    Marina

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!