viernes, 8 de abril de 2011

¡Hola!

Aquí estoy de nuevo, en libertad provisional durante tres meses, y empiezo el primero pisando fuerte el acelerador. Ha llegado un acontecimiento de esos que escribimos en el libro de la vida como "muy importantes".

Mi hijo mayor se casa, y esta alondra con su poco afecto a ritos y formalismos sociales, patea la ciudad acompañando y ayudando para que la ceremonia sea cálida y en el banquete todos estén contentos y felices.

Si cierro los ojos no puedo evitar verlo de todas las edades, parece que fue ayer cuando lo estreché en mis brazos por primera vez con emoción y temor, ¡era tan frágil!

Entre risas, llantos, enfados y alegrías, transcurrieron los años, y tuve la dicha de escuchar sus primeras palabras, y el orgullo cuando dio los primeros pasos. Viví su primer día de colegio, su rebeldía adolescente, el vuelo del nido…

Ha crecido a un ritmo veloz, ¿en qué momento se ha vuelto tan alto?, ¿no fue ayer cuándo le enseñó su padre andar en bici?...

Los recuerdos se acumulan, los sueños no siempre se han cumplido pero en el balance de mi vida hasta hoy, son más las satisfacciones.

Espero que ame y respete a su esposa en base al ejemplo recibido porque al matrimonio se va enamorado pero hay que cultivar la amistad, el perdón, la confianza, la paciencia, ¡uf!, tantas cosas… pero indudablemente el camino de la vida es más fácil en compañía.

15 comentarios:

  1. Menudo acontecimiento!!!!!Felicidades a los novios en particular, y a toda la familia en general. Pero sobre todo, felicidades a esa orgullosa madre que estará radiante en un día tan importante y especial.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bien expresado! Se pueden decir las cosas de otro modo pero no de un modo más sincero o más claro. Puedo entenderte perfectamente. El matrimonio como otras muchas cosas de esta vida, es, pasada la gran ilusión -alimentada por novelas y películas- una parte más de la realidad de vivir. Lo peor es que esperamos más de lo que, razonablemente, podemos esperar del otro.

    ResponderEliminar
  3. Mi enhorabuena para todos!
    que sea una gran boda que enlace dos almas para amarse, apoyarse, escucharse,comprenderse...tantos años como la vida, así lo quiera y ellos lo sepan cultivar.

    Un beso para todos, en especial para tí, amiga.

    ResponderEliminar
  4. Hola...que momento tan especial para conocerte...entre en tu blog...por casualidad...y esa casualidad me llevo a ti...en un dia especial...me gusta tu blog....porque hablas claro y sencillo...yo soy una mujer que empezo hace poco en este mundo del blog...y leerte ha sido especial...felicidades por el acontecimiento.
    te espero en mi rinconcito...un besote.
    http://www.sandalos.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Alondra querida
    En mayo del 2006 tuve sensaciones muy semejantes a las tuyas pues mi hijo mayor contrajo matrimonio por esas fechas. Hice un pequeño escrito: “Cuando un hijo se casa”; lo puedes encontrar aquí: http://villaencantada.blogspot.com/2006/05/cuando-un-hijo-se-casa.html
    Que mi Dios bendiga tu hogar y el de tu hijito.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  6. Qué buena noticia Alondra...seguro que todo irá bien...felicidades a los novios y a toda la familia....besoooss

    ResponderEliminar
  7. ¡¡¡Enhorabuena!!! Y te entiendo, yo no pude entrar a la habitación de mi hija hasta pasado un tiempo, la veía desolada ;)
    Besos enormes mi querida hada madrina

    ResponderEliminar
  8. Besos por la libertad recobrada y besos por el acontecimiento, seguro que estás haciendolo todo estupendamente, ayudando cuando lo piden y dandoles espacio cuando lo precisan.

    Besos, y besos, felicidades!!!

    ResponderEliminar
  9. Gracias a todas por vuestros buenos deseos y por seguir acompañando el vuelo de esta alondra.
    Bienvenida Beatriz, prometo visitarte, en realidad tengo que visitaros a todas/os mis amigos de palabras compartidas, aunque no dejé de leeros.
    Un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
  10. Esos momentos puntuales te recuerdan el inexorable paso del tiempo, que si fué bien vivido es un gozo.
    Felicidades a los novios y los mejores deseos para su futuro.
    Felicidades para vos que te recibís de suegra:) Besos grandes

    ResponderEliminar
  11. ¡Que bien! de boda, a lucir trapitos, y como madre del novio a ayudar en lo que haga falta.
    Que sean muy felices y tú que lo disfrutes mucho.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Sienpre que te leo me imporesionas. Jamas pensé que podias tener un hijo en edad casadera!!! Felicidades querida por este acontecimiento maravillosa. Tambien por esos consejos que pones aquí que valen para todos... Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  13. Lo mejor de la vida para tu hijo y su parcera y un fuerte abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  14. Alondra, creo que cuarenta y cuatro millones de viudas y, seguramente, más del 90% estarán pasándolo muy mal, desborda a todas las Organizaciones Humanitarias que están trabajando en la India. En mi opinión, cabría hacer algo y esto podría ser escribir como particulares, al gobierno de ese país, para instarle a que se luche contra esa situación. Me parece a mí que si el escándalo fuera mayúsculo y se moviera una campaña a nivel mundial, las cosas empezarían a cambiar. De momento, se les debe permitir que trabajen para ganarse la vida (hay muchas niñas y mujeres jóvenes) y a las ancianas, un lugar, por modesto que sea y una pensión que las libere de la mendicidad, la desesperación y todo el sufrimiento que conlleva verse rechazadas por todo el entorno social. Esto tiene que cambiar porque es una auténtica infamia.

    Voy a trasladar este comentario a tu blog porque como no es habitual en mí que yo haga comentarios, ssé que no vas a volver a ver que digo. Un abrazo, querida Alondra.

    ResponderEliminar
  15. Como ya sabes estoy descansando unos días, lo que me ha prohibido el famoso tiempo pasar a felicitarte el fin de semana. Pero sí, hoy puedo disponer de un instante y al menos despedirte el domingo con la alegría que siempre llevo impresa en mi interior.

    Deseando que inicies una semana donde se cobijen todas las ilusiones que ya tengas trazadas sin rendirte a hacerlas posibles.

    Un beso te dejo acompañado de una leve sonrisa, que en mi se proyecta de armonía cuando te estoy escribiendo estas letras.

    Marí

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!