martes, 5 de abril de 2011

Donde el corazón te lleve...

Autora:Susana Tamaro

¿Por qué estoy releyendo viejos libros? Supongo que busco saber cuánto he cambiado…

“Nadie es lanzado desde el cielo si no hay una razón precisa. Si estás aquí quiere decir que alguien te ha deseado. Alguien tenía la necesidad de tus ojos, de tus palabras, de tu corazón... y los destinos antes o después se encuentran.”

Olga es una anciana que tuvo que encargarse de cuidar a su nieta al morir su hija Ilaria en un accidente de tráfico. Vive sola, acompañada únicamente por el perro de su nieta. Siente que la muerte se acerca y decide escribirle una especie de diario, en el que va explicándole toda su vida para que sirva como el mejor testamento que puede dejarle:

"Una vida desperdiciada es la que no ha logrado seguir el camino del corazón”

La historia es como el encuentro entre generaciones: la abuela, la hija y la nieta… Olga quiere trasmitirle que no hace falta correr que es bueno saber esperar, y luchar contra todo lo que se interponga en el camino que desdeñe el uso excesivo de la mente.

Cuando la nieta regrese de Estados Unidos, sólo encontrará la relación de los pensamientos, sentimientos; delicadeza y esperanza, soledad y amargura que la vida ha ido tejiendo. Sabrá cuál fue la historia de la familia, las peleas con la madre muerta, los desencuentros y las heridas que nunca cicatrizaron.

Puede parecer un libro triste, pero según vas pasando páginas te das cuanta como te ayuda a reflexionar sobre aspectos de la vida. A veces te detienes, levantas los ojos de las letras y te quedas con la mirada perdida porque te identificas. Otras, es crudo, Olga va admitiendo sus propios fallos, le sirve de catarsis para explicarse actuaciones que debió decirse a sí misma. La autora con una sensibilidad increíble, revela la riqueza de los sentimientos que permanecen ocultos...

“Lo había previsto todo en mi existencia hasta la vejez y el hecho de que irrumpiera algo que no había calculado me llenaba de una gran ansiedad. No sabía cómo había de comportarme. Al primer impacto lo nuevo da miedo, para conseguir avanzar es necesario superar esa sensación de alarma.”

Cuántos en algún momento no hemos pensado que la vida al igual que las aguas caudalosas de un río te va arrastrando a su antojo… Pasas años, muchos años en los que nada cambia, los meses, las semanas, los días, uno igual al siguiente. Nada sucede, ningún acontecimiento extraordinario que cambie la monotonía, te vas dejando llevar sin dejar de ser consciente de que tu vida es incluso aburrida en ocasiones. Pero en un instante y sin esperar algo sucede, y todo empieza a cambiar. De un amanecer a otro y sin que te des cuenta empiezan a surgir todos esos cambios que de alguna manera estabas deseando que sucedieran. Y son tantos, y a tal velocidad que casi te es imposible asimilarlos todos.

”A lo largo de mi vida me he sentido como esos soldados que marcan el paso manteniéndose en el mismo sitio. Cambian tiempos y personas, pero yo tenía la sensación de estar siempre quieta”

Nos gusta pensar, porque así nos han enseñado que todo requiere tiempo, y seguramente sea así, pero muchas veces hay momentos, instantes, que si los dejas pasar no vuelven... No siempre coinciden los deseos con la realidad, pero cuando lees este libro te das cuenta que lo mejor está aún por cumplirse, o puede si no estás atenta pasar sin darte cuenta.

“He aprendido que las cosas, por mucho que nos empeñemos en cambiarlas, no son sencillas ni complicadas, sino que son como son, son así, y vienen así y de repente...”

En la vida siempre debemos apasionarnos por algo.Una vida sin emociones, se convierte en unos ojos apagados, un recorrido aburrido, muchos anhelos insatisfechos, soledad, puritanismo mal entendido, envidia, en una palabra un desperdicio de destinos por miedo a dar un paso adelante...

Todos los párrafos en cursiva pertenecen al libro, y para finalizar el broche de oro:

“Cuando ante ti se abran muchos caminos y no sepas cuál recorrer, no te metas en uno cualquiera al azar: siéntate y aguarda. Respira con la confiada profundidad que respiraste el día que viniste al mundo, sin permitir que nada te distraiga: aguarda y aguarda más aun. Quédate quieta, en silencio, y escucha a tu corazón. Y cuando te hable, levántate y ve donde él te lleve".

9 comentarios:

  1. Mi querida Alondra: Tiene este libro según tú lo cuentas un carácter intimista de aquellos que como tú dices, te hacen meditar y hay algo con lo que estoy completamente de acuerdo y es que nos olvidamos a veces de vivir con plenitud. Vivimos en una monotonía con la que nos encontramos seguros pero en un momento determinado todo puede cambiar y los cambios siempre producen un poco de miedo (al menos a mí). Quiero creer que lo bueno está por llegar.

    Gracias por esta reseña y por tus pensamientos.

    Brisas y besos.

    Malena

    ResponderEliminar
  2. Lo leí hace tiempo y me encantó, lo retomaré de nuevo. Gracias mi querida hada madrina ;))
    Besos enormes

    ResponderEliminar
  3. No lo conozco
    Estuve releyendo a Cortázar que nunca falla.
    Un besote grande

    ResponderEliminar
  4. A mi me gstó mucho ese libro,tiene unas frases estupendas

    ResponderEliminar
  5. No he leído este libro, parece interesante.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Amiga mía, lo leí hace tiempo y casi lo tenía olvidado...Me encantaron tus comentarios sobre él y me han dado ganas de releerlo, quizás la lectura de ahora sea más interesante que la primera vez, al menos creo que lo veré desde otra perspectiva, gracias por hacer que lo recuerde. UN beso. Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  7. Alondra! yo lo he leído un par de veces y, cada vez, tras terminarlo, he corrido a refugiarme en los brazos de mi abuela. Es un poco como Olga y de ella, aprendo cada día cosas aprendidas y olvidadas y otras nuevas que me muestra en el devenir de sus días...
    Es una novela instructiva, pero también triste, Alondra.
    Triste porque al final, siempre llegamos tarde a donde más deseamos llegar.
    Lo que me recuerda que mañana mismo, visitaré a mi abuela...
    Un beso y gracias por todo, amiga.

    ResponderEliminar
  8. Me encanta releer libros, es una especie de viaje al pasado, al momento en que lo leí y a la historia a la que me trasportó. Y los lugares han cambiado.

    Una elección preciosa.

    Un beso grande, espero que todo marche bien, qué digo, requetebien.

    ResponderEliminar
  9. Es un libro muy bonito que invita a la reflexión!!!!

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!