lunes, 21 de febrero de 2011

Espacio abierto a... Kelevra

Para mi es Joseluinik, un chico joven emocionalmente maduro, que acepta las críticas con buen humor y siempre te ofrece una respuesta.
Desde mi nido en el magnolio lo veo como a un halcón peregrino atrapado en la ciudad deseando migrar a la orilla del mar. Tiene mucho de arqueólogo, estudia sistemáticamente los restos de sentimientos desaparecidos en el tiempo, y los procesa en su laboratorio mental, necesita retar continuamente su inteligencia, reservado pero muy perceptivo, va trazando metas despacito…
Sus palabras salen a borbotones y se quedan en una caligrafía de jeroglífico en el bolsillo de su pantalón, cuando llega el momento, a la luz de una pantalla, las reflejará y dejará volar por el laberinto de la tela de araña.
En un pequeño escondite de su corazón conserva un candil encendido a la esperanza. Esta alondra siempre persuasiva le cuenta que, en la vida y el amor nunca podemos imaginar cual será el próximo paso, es algo que no se puede planear tal y como deseamos, pero mi querido halcón sigue observando desde las alturas y no le gusta, si puede, dejar nada al azar.

Imágen elegida por él.

Tras el cristal.

La primera vez que empuñé un lapicero fue para traficar moscas por serrín, pesadillas por sueños de pijamas y edredones. Ahora la inercia me lleva, me dejo llevar, soy como esa hoja sobre el río que disfruta en los rápidos y en la tranquilidad de un estanque se cuestiona si acercarse a la orilla y dejarse encallar, o esperar a que aparezca un tornado. Tal vez la respuesta esté en los bucles, los laberintos y las espirales.
No lo niego, no lo oculto y me reafirmo: no creo en internet y en sus relaciones, no creo en los cumplidos ni en las frases por decir. Hace bien poco el destino me apoyó con eso que llaman inescrutables caminos. Todo me resulta demasiado falso, demasiado egoísta, demasiado sencillo y automático… demasiado cómodo, demasiado cobarde. Demasiado sencillo soñar, imaginar, creerse, mentirse y dejarse llevar entre las nubes y lo idealizado sin quitarse las zapatillas de andar por casa, protegidos tras el cristal. Sin embargo aquí sigo, persiguiendo aquello que llaman imposible, apostando por el rojo en una ruleta monocolor.
Escribo para no callar, pero me callo. Grito para no enloquecer, pero hace tiempo que dejé de estar cuerdo, y sueño para no despertar, porque el decorado se lo comieron las termitas. Me molesta sobremanera que los miedos siempre se salgan con la suya, que lo seguro venza al valor, que lo complicado se aparque por lo sencillo y que esta vida en la que abrazados a cualquier ñoña canción fingimos perseguir un sueño, en el momento de enfrentados a él, lo neguemos huyendo por la salida de emergencia más cercana.
Tal vez sea eso lo que llaman vivir, o tal vez simplemente en eso es en lo que nos hemos convertido. Quién sabe.


http://entrelunasyalquitran.blogspot.com/

7 comentarios:

  1. Alondra, has hecho una buena presentación. Hace poco (como es lógico en mí -llevo solo unos meses en este mundo-), entré en el espacio "Entrelunasyalquitrán", me gustó lo que ví y volveré a pasearme por allí.
    Beso

    ResponderEliminar
  2. Mi querida Alondra: Me gusta este conocer a tus amigos a través de sus escritos y en este caso Kelevra muestra desde una serenidad o una aceptación, su percepción de la vida. En algunos casos le diría que está equivocado pero en otras tiene más razón que un santo pero en resumen, me ha gustado mucho su escrito.

    Brisas y besos para los dos.

    Malena

    ResponderEliminar
  3. Resulta fantástico ir conociendo a tus amigos...poco a poco me iré adentrando en sus mundos, siempre se aprende TANTO!! Un beso. Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  4. Preciosa presentación y buen alegato de José...detrás del cristal hay personas,....algunas se ocultan, otras no...la cuestión es saber quien es quien...besoooss

    ResponderEliminar
  5. Alondra, un abrazo fuerte, mañana será mejor día, seguro.

    ResponderEliminar
  6. Me alegra saber de el. Ultimamente ando muy perdido en la vida social en la red en España, estoy más centrado en Colombia. Me alegra ver que va bien con su nuevo proyecto.

    Un abrazo para ambos y otro mas para compartir con el resto de los lectores.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! me alegra que este espacio sirva para el reencuentro de amigos que a veces se pierden en la red.
    Las presentaciones son personales, sensaciones veraces que siento al leerlos... Siempre desde el afecto.

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!