miércoles, 2 de febrero de 2011

De todo como en botica...


Haciendo limpieza encuentro un archivo antiguo con este nombre, cosa rara, me gusta dar a cada uno el protagonismo que le corresponde y no tiene el nombre del autor, ¡lo siento! si alguien lo leyó en otro lugar me lo hace saber...

Hay personas que se despiertan de mal humor, siempre pienso que deberían despertar y regresar a la cama. Comprendo que muchas razones tendrán al manifestarse así... pero... ¡qué culpa tienen los demás! Y ellos, ¡pobres!... ¿no se darán cuenta del rechazo que despiertan en los otros?

Si alguien cercano a ti posee ese comportamiento, mejor hacerlo saber...una, diez o cien veces... todas las que sean necesarias para que traten de cambiar su actitud... tal vez necesite tu ayuda, ¿no?...

Hay personas que festejan las pequeñas cosas que haces a diario incentivándote, dándote dosis de energía, demostrándote que eres importante.

Hay personas que parecen de plástico con corazón almidonado, puede resultarte graciosa esta comparación, pero es real. Son aquellos seres totalmente impermeables, incapaces de conmoverse por algo o alguien. Es más, no demuestran sus sentimientos, sus inquietudes. Viven observando la vida desde arriba a los ojos de los demás, seguramente en el fondo son inseguros, sensibles, tristes... ¿puedes hacer algo por ellos? ...me parece que sí...

Hay seres mansos de corazón humilde y gran sabiduría, son los que te regalan un instante de paz, tan ansiada en estos tiempos.

Hay seres autoritarios que imponen sus ideas sin escuchar a los demás, hablan como gritando para ser oídos a la fuerza, sin darse cuenta de que los otros con el tiempo pierden el temor y ya no los respetan.

Hay personas que se hacen querer respetuosas, honestas, que saben decir gracias,... por favor,... disculpa. A ellas seguro las recordaré el resto de mi vida.

11 comentarios:

  1. Le sienta como anillo el dedo el título a tu post y pienso que los que se despiertan de mal humor, mejor que no se despierten y duerman plácidamente PARA SIEMPRE!!! (¡no mojen que no hay quién planche!)

    ResponderEliminar
  2. Espero que cada vez sean menos los que despiertan de mal humor o por lo menos estén bien lejos, yo quiero cerquita a los que me dan animos y me alegran el día.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Justo hoy...
    Me topé con una persona malhumorada y fastidiosa que me complicó algo gratuitamente.... uf!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Palabras para meditar y por qué no? Para revisarnos... debesmos buscar la menera siempre se ser felices y hacer felices a los que nos rodean

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Alondra dulzura, te aseguro acertada decisión la tuya al guardar este escrito sabio y real.
    Y felicitaciones al autor quien quiera que sea.
    Yo "casi" siempre me despierto de buen humor y las pocas veces que no.
    Se me pasa, no llego al mediodía con cara de C porque no soporto verme así, con solo pensar que es un día más de vida desperdiciado en mal humor se me pasa.
    Besitossss con plumas.

    ResponderEliminar
  6. Al mal tiempo, buena cara. Al mal humor, una sonrisa. Siempre desarma al malhumorad@ y, a veces, cambia de actitud.

    ResponderEliminar
  7. Querida Alondra
    Ignoro si quienes se despiertan malhumorados se percaten de ello, de lo que sí estoy segura es que siembran la intranquilidad en el hogar.
    "Hay seres mansos de corazón humilde y gran sabiduría, son los que te regalan un instante de paz, tan ansiada en estos tiempos." Como tú, estimada Alondra.
    Interesantes situaciones para reflexionar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Hay gente que vive en el fracaso personal continuo y busca en los demás el causante del mismo: esos resultan inaguantables.

    ResponderEliminar
  9. Para revisar nuestras características y reflexionar... Muy bueno!
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. En Mis caricias del alma,
    te he dejado un regalo,
    en un folio de arena
    con la dulzura
    de las mieles del durazno,
    para seguir cultivando
    la que tu blog ya tiene.

    En el folio
    se pueden dibujar lineas
    para ir configurando ilusiones
    como partida
    de un buen fin de semana
    que llega iluminada por las velas
    que reposan en candelabros de papel...

    La fantasía es libre
    y se desplaza con la luz
    de los sentimientos.

    Con afecto...
    Un abrazo desde Asturias.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  11. hay personas, sencillamente ¨jodidas¨, que nacieron así y no quieren cambiar. su energía es negativa TODO EL DÍA...y dificilmente quieran que alguien les regale algo.
    kisses

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!