jueves, 16 de diciembre de 2010

Tarde de diciembre...


Hoy el sol estuvo radiante, se agradece, los días de este mes son cortos y la lluvia me está entumeciendo los huesos, en la calle subí el cuello del abrigo, el viento del norte soplaba y el termómetro marcaba 2º. Al llegar a casa me preparé una taza de chocolate caliente y allí en la mesa de la cocina me entretuve con ideas absurdas y desordenadas…

En la pared de enfrente está el viejo calendario con la imagen de un pavo real, sólo queda una hoja. Otro año que termina, nada va más deprisa que los años; el tiempo nos devora y pocas veces nos detenemos a pensar, lo que nos rodea nos despista y es más cómodo dejarnos llevar por una sociedad de consumo que atrapa de forma voraz mientras te explota en un mercado donde todo se compra y todo se vende.

Me levanto y pongo el dial de la radio en una emisora musical, estoy harta de: teorías, opiniones, supuestos, prejuicios, afirmaciones, negociaciones…

Cuando el año termina siempre lo hace con fiestas. No es mala idea, toda despedida debía ser alegre, si nos despedimos es porque algo tuvimos. Tengo que preparar la lista de los quehaceres, este año platos simples no quiero estar todo el día en la cocina, además no pienso romper la tradición de ir con mi hijo pequeño y mis padres a la misa del pollito en la parroquia. Si no preguntan cómo ayudar, pienso decirlo: delegar, es una asignatura que no logro aprobar.

En este mes cumplo años, envejecí sin notarlo, antes no tenía estas arrugas en la comisura de los labios ni en el cuello, para colmo me recreo demasiado en memorias acumuladas; los recuerdos se escapan a borbotones, los sentimientos están a flor de piel, y me gusta hacer balance y también proyectos, ¿por qué no?, muchos proyectos…

El próximo no podremos evitar que lo malo se suceda, pero tampoco podremos evitar lo bueno, ¡qué algo habrá!


No indagues, Leucónoe, no es lícito saberlo
qué plazo a ti o a mi nos han otorgado los dioses,
ni consultes los cálculos babilonios.
¡Cuánto mejor es aceptar cualquier cosa que ocurra!
sea que Júpiter te haya reservado muchos inviernos,
ya sea éste el último,
el que ahora amansa en los opuestos escollos, el mar Tirreno:
sé prudente, filtra el vino;
no pongas gran esperanza en el breve espacio de la vida.
Mientras hablamos habrá huido, envidioso, el tiempo.
Goza el hoy; mínimamente fiable es el mañana. (Horacio)

12 comentarios:

  1. A mi modo de ver, lo mejor de la vida es lo impredescible.
    He racibido muchos palos y muchas alegrías, supongo que como todos en mayor omenor grado.
    Deseo que este año la vida te sorprenda amablemente, que te regale muchos buenos momentos y que los tragos amargos sean pocos y pequeños.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Al viejo lo despediremos sin grandes penas, aunque seguro que no todo fué malo, y aunque recibamos al nuevo un poco precavidos, seguro que entre sus ojos esconde algún regalo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Me apunto a ese chocolate, que sabes que me gusta.
    Lo de las arrugas yo las tengo más bien al lado de los ojos, vamos unas bonitas patas de gallo, debe ser por que me río mucho..., no no es verdad aparte de que la edad no perdona, tengo los ojos muy claros y aunque me encanta la claridad de la luz, me molesta y siempre voy por la calle guiñando los ojos, debería ponerme gafas de sol pero no me gusta llevarlas.
    ¿Sabes cuando me doy cuenta que pasan los años? cuando veo fotos mías, sobre todo las últimas que me he hecho, ahí me doy cuenta lo que voy cambiando, aunque en mi corazón me siento más joven.
    No me molesta cumplir años, son medallas.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. lo importante, mientras arrancamos hojas del almanaque, es sentir que hemos honrado la vida, viviéndola del modo que mejor pudimos.
    cumplir años es ley...espero que lo pases genial.
    kisses

    ResponderEliminar
  5. Magnífica entrada sincera, abierta, abres tu corazón y nos muestras, tus temores y esperanzas.
    Que creo que las nuevas arruguitas son prueba de que has vivido, en ella estan las caricias y cachetazos que nos ha estampado la vida, porque como tu dices el 2011 traerá algo negativo, pero también lo bueno.
    Y el día que dejemos de hacer proyectos, yo por lo menos no estaré viva.
    Besitossss y nos vemos mi amiga sabia.

    ResponderEliminar
  6. Lindos o post y el poema! Hoy retomamos con fuerza el pensamiento de ese romano...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Estimada Alondra
    A mis hijos les digo: gocemos hoy pues no sabemos si mañana esteramos.
    La vida, como decía Jorge Luis Borges, está hecha de momentos; espero que pases muy feliz en compañía de los tuyos.
    Un abrazo
    Que pases un hermoso fin de semana

    ResponderEliminar
  8. Hola queridas amigas de palabras: encontraros siempre es una caricia cálida, estos días no tengo mucho tiempo para pasar por este lugar mágico, pero iré dejando algún trino cada vez que pueda.

    A Rud, si vienes por aquí, te diré que te leo pero la página no me permite dejar comentarios, lo seguiré intentando.

    Besitos a todas y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  9. Estas fechas siempre nos mueven a pensar en lo efímero del tiempo, en su rápido transcurso; en fin, mejor envolver todo eso en fiestas.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola Alondra!
    Bonito escrito.
    ¿Algo bueno habrá!

    Saludos de J.M. Ojeda.
    Feliz Navidad y Prospero Año Nuevo.valkoke

    ResponderEliminar
  11. Alondra: esas arrugas trátalas con mucho cariño porque tu les das la vida, viviendo el día a día. Nos gusta decir que los años mueren pero no es cierto, ellos son puro tiempo que permanece mientras nosotros somos los que no lo haremos. Pero sí, un año nos regala bueno y menos bueno y todo hay que recordarlo, agradecerlo.
    Mil estrellas de alegría hoy y siempre
    Sherezade

    ResponderEliminar
  12. Oh el tiempo!!! Este año me acorraló y me ganó por Knock out y el muy sinvergüenza se me escurrió como el agua entre los dedos, no me dio oportunidad de disfrutar ni un minuto!! No me quejo pues entre amarguras hubieron muchas satisfacciones, pero os aseguro que en 2011 tomaré revancha, me lo beberé como corresponde!!!
    Alondra querida para ti y para todos los amigos un muy feliz 2011!!!

    Un abrazo de osa.

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!