jueves, 4 de noviembre de 2010

Los hombres que no amaban a las mujeres.


Stieg Larsson

Desde el verano este libro estaba al alcance de mi mano, la única del nido que heredó mi afición por la lectura se encargaba cada día de decirme que lo leyera.

Una de las cosas que no me atraía eran los títulos de la trilogía quizás porque no tenían misterio y los dibujos de sus portadas son de mujeres frágiles y humilladas:

Los hombres que no amaban a las mujeres.
La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina.
La reina en el palacio de las corrientes de aire
.

Por otro lado estaba harta de oír hablar de él… En una ocasión mientras mi costilla veía un partido de fútbol empecé a leerlo. Nada, llevaba 20 hojas y allí se quedó de nuevo… El viernes llovía a cántaros y como no tenía nada mejor que hacer volví a darle otra oportunidad, el fin de semana largo era ideal para sus 665 páginas.

El principio me pareció un poco lento, describe tres historias: un anciano que recibe una misteriosa flor por su cumpleaños y lleva décadas recibiendo esa sorpresa para él poco agradable.
Luego el juicio de un periodista por sacar a la luz los trapos sucios de un magnate, y por último la historia de una joven víctima de un tipo sin escrúpulos.

Escrito con un lenguaje sencillo, claro, cotidiano, su lectura resulta fácil desde el momento que las tres historias se entrecruzan, y se convierte en una adición la página siguiente…

Mikael Blomkvist es un periodista de investigación que duda de su profesión, ve a muchos de sus compañeros como simples apéndices del poder.
Lisbeth Salander representa la justicia sin escrúpulos, le enseñará a Mikael a lo largo de la historia que unos cuantos trucos sucios vienen bien cuando juegas contra gente que no tiene en cuenta la dignidad de las personas.

Debo decir que hay páginas donde la piel se eriza, hay momentos vomitivos porque la pesadilla es atroz. Depredadores que no solo estafan, fingen, aparentan, roban la libertad por la fuerza… pensar, que si, que es cierto: el ser humano es capaz de torturar por el placer de dominar, y su mente pueda tener tanta podredumbre… eso, descoloca mis principios y también sería capaz del ojo por ojo…

En el argumento no fallan las fuentes hay buenos conocimiento periodísticos, policiales, informáticos y económicos te describe un entorno real de abusos financieros y de violencia contra las mujeres; a los personajes los odias y desconfias de ellos...

Al contrario de muchas personas, me encantan las descripciones de los lugares donde se desarrolla la historia y así, llegué a caminar por la isla de Hedeby, incluso me sentaba en la cocina y tomaba café, sería para estar despejados pero que manera de tomar esta infusión, al entrar en una casa lo primero que hacían era poner la cafetera al fuego. Otra cosa que me hacía subir por las paredes era el desorden en la casa de Lisbeth, y no digamos la imagen de Suecia que no cuadra con los tópicos de manual que la identifican como progresista y con un estado de bienestar.

Después de pasar tres días acostándome a las tantas de la madrugada y con la duda en la mente, dejaré que mis neuronas descansen antes de empezar con el siguiente de la trilogía.

¡Aly!, ganaste la apuesta, te pagaré el bono de la piscina.

10 comentarios:

  1. je
    A mi también me gustan las descripciones que me ayudan a entrar al sitio donde el protagonista camina.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Tengo la trilogía, se la regalaron a Jose....pero no sé porque no encuentro el momento de agarrarme a leerlos, en principio no me atraía..pero lo voy a intentar, me has hecho picar la curiosidad..UN BESO,. Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  3. Vi las dos primeras partes de la trilogía Milenium, me gustaron mucho!!!
    Ah y el personaje de Liz Beth Salander lo disfruté... jejeje

    Un abrazo de osa.

    ResponderEliminar
  4. Ah me olvidaba mi marido se devoró los libros!!!

    ResponderEliminar
  5. con las descripciones, me meto en escena y formo parte del relato como fiel espectadora. me gusta que así sea!! lo tendré en cuenta.
    kisses

    ResponderEliminar
  6. Gracias Alondra...porque me has dado la pauta de que se trata y me parece sumamente interesante...es del tipo de libros que me gusta leer...aunque este aún no lo he leído...y hace poco echaron la peli en la TV...pero soy un desastre....me quedé dormida...jaja....tengo además las pelis en el ordenador, pero aún no las he visto...aunque nunca una peli se aproxima al libro...besoooss y gracias por la recomendación

    ResponderEliminar
  7. He leído los tres libros, me los recomendaron y como soy leeadicta no pude parar hasta acabarlos.
    Me engancharon.
    Las películas no las he visto.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Te lo dije :) por cierto lo del bono de la piscina no hacia falta ponerlo aqui jajaaj

    ResponderEliminar
  9. leí la trilogía, en marzo y sinceramente...ME ENCANTARON

    es más, cuando estaba terminando el tercero lo leía más despacio porque no quería terminarlo, sobre todo teniendo en cuenta que no va a haber otros de este autor por su temprana muerte.

    también vi las tres películas, la primera bastante fiel al relato...las otras dos: descartables

    beso grande

    ResponderEliminar
  10. Tienes la suerte de poder leer uno tras otro, yo casi me como las uñas esperando la edición del tercero, y eso que lo comenzé en inglés.

    Son oscuros, tenebrosos, duros e incluso crueles, pero a mi me dejaron un regusto de victoria.

    Un beso

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!