martes, 5 de octubre de 2010

San Froilán...

Significa "amo y señor" yo prefiero una definición que leí hace tiempo "hombre de la tierra". Cuenta la leyenda que estando San Froilán una mañana rezando y absorto en sus oraciones, se le apareció un lobo hambriento que vio en el asno del santo un apetitoso almuerzo. Abalanzándose sobre él, comenzó a devorarlo momento en el que lo encontró el Santo, que con su mirada dejó al lobo acurrucado y temeroso, mientras le hablaba de amor y paz. Así fue como San Froilán consiguió quitarle al lobo el miedo al hombre y al fuego, tomándolo a su servicio para llevarle por el mundo las alforjas. Desde entonces, el lobo caminó siempre a su lado…

San Froilán, Obispo de León nació en Lugo hacia el año 833, en su honor se celebran las fiestas de mi ciudad, declaradas de interés turístico nacional, cuentan con una amplia variedad de conciertos, grupos y festivales aptos para todos los públicos, del 4 al 12 de octubre.

Ayer, se inauguró el alumbrado, mi calle luce unas hermosas mariposas de bombillas blancas y amarillas. En el balcón del Ayuntamiento, las autoridades acompañaban al pregonero: Francisco (Paco) Rivera Cela, un vecino que conoce las fiestas mejor que nadie, es periodista y por años fue el gerente del patronato municipal de Cultura; ya iba siendo tiempo que pensaran en él, su discurso gustó y se le vio pletórico presumiendo de ser el mejor regalo que recibió en el día de su santo.

Hoy es fiesta local, y el que más en las casetas, grandes casas de madera perfectamente ambientadas y con todos los servicios de un restaurante; y el que menos en su casa, saboreará el pulpo a feira, rey de la fiesta, porque como en todas las fiestas gallegas no puede faltar la gastronomía.

¡Ah!, y como olvidar a la familia Pelúdez.
El 17 de agosto de 1908 salía a la calle el primer número de El Progreso, el periódico ahora centenario. Y ya por el San Froilán del mismo año apareció en sus páginas el personaje Pelúdez, un labrador que desde entonces y de la mano de cinco sucesivos cronistas, esparciría sus comentarios humorísticos sobre el día a día de estas fiestas del otoño gallego y también sobre los diferentes acontecimientos del año que de algún modo recapitulaba con su característica retranca. Pelúdez y familia se convirtieron en figuras típicas y simbólicas del San Froilán de Lugo. (palabras de José de Cora)

Os dejo el enlace donde hablé de mi ciudad para los que quieran conocerla:

http://unpuentedepalabras.blogspot.com/2009/11/lugo-galicia.html

10 comentarios:

  1. Que pena que este año no podemos desplazarnos hasta Lugo, tenía mi visita más objetivos que la muralla, el pulpo o la familia, quizás hubiera podido saludar a un pajarillo.
    Pero hay más años y ocasiones, disfruta de las fiestas, el pulpo y los amigos.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Que precioso post!!
    No conocía la historia de San Frilán.
    Y las fiestas de tu pueblo me producen envidia.
    Suele decirse envidia sana o envidia buena.
    No se yo solo quiero estar allí, comer, beber, escuchar música historias y pasarla bien.
    Y no puedo! :/
    Besos

    ResponderEliminar
  3. que linda la historia de san Froilán, me encantó. Había visto una imágen una vez con lo que me parecía un perro, que ahora después de leer ésto se que no es así, y me inspiró muchísima ternura.

    que lindo la fiesta! y comer el pulpo también!

    beso grande!

    ResponderEliminar
  4. me sorprende cómo en europa se festeja tanto el día de los santos.
    acá, en argentina, no se le dedica una fiesta.
    solo recuerdo en el barrio de mi niñez, una zona de curtiembres, que le rendía un gran homenaje a San Miguel Arcangel.
    de grande nunca más ví algo así.
    kissesss

    ResponderEliminar
  5. ¡Menos mal que San Froilán llegó a tiempo, sino fijo que el lobo con la tripa llena no le hubiera hecho mucho caso!.

    Solo he estado en Galicia una vez y fue a los 8-10 años de edad en unas vacaciones interrumpidas por la muerte de un familiar. No tengo nada de turista en mis genes, pero tu city y sus murallas son una asignatura pendiente.

    Si no lloviera tanto..... Besooos.

    ResponderEliminar
  6. Pilar: te tomo la palabra, queda pendiente la cita, será un placer conocerte personalmente.

    Cantares: te daré más envidia sana jejeje, mis hijo pequeño ya tiene las entradas para llevarme al concierto de Joaquín Sabina

    Virginia Prieto: Este año se escenificó la historia de San Froilán, viniendo un actor con un perra pastor alemán adiestrada, desde la Catedral al Ayuntamiento, fue muy emocionante.

    deMónicamente: amiga, aquí hay una gran tradición católica y consideran más importantes los santos que el cumpleaños, de todas formas debo reconocer que somos muy fiesteros y no dejamos pasar nada sin celebrar; en el verano si no es el día del Carmen o de los Milagros es el día de las sardiñadas, del mejillón etc. Si te animas a cruzar el charco tendrás alguna romería esperando jejeje,

    Kelevra: no te voy a decir que vengas en la vespa, pero el coche nuevo necesita rodamiento, tú solo dices cuándo y yo te digo dónde.
    La lluvia no es impedimento a estas alturas no vas a encoger jejeje.

    ResponderEliminar
  7. Que conmovedora historia, no conocia la de San Froilán, que bella fiesta y el labrador
    Hoy aprendí algo nuevo.
    Gracias amiga linda
    Y ve por mi blog, colgué el 1er capi, de mi novelita y al final está el premio: Plasmando Sentimientos, si te gusta es tuyo.
    Besitos con trinos.

    ResponderEliminar
  8. Siempre hoy hablar de esa fiesta como algo muy importante de guardar San Froílan, y como coincide que siempre hemos tenido algun que otro amigo de Lugo por eso no me es extraño siendo más bien normal.

    Un abrazo al abrigo de la muralla tan hermosa que guarde perenne entre sus brazos la ciudad.

    Marí

    ResponderEliminar
  9. Fue interesante leerte, no conocia el tema.
    Por acá no todos los Santos son celebrados.

    Cariños

    ResponderEliminar
  10. Te he dejado un reconocimiento en forma de sonrisa. Por lo mucho que me aportas y por estar ahí...gracias.
    Espero que pases a recibirla cuando quieras.
    Un beso enorme y una sonrisa enorme.

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!