lunes, 25 de octubre de 2010

Al caer la tarde...


Este año las temperaturas más cálidas han retrasado el espectáculo otoñal, los árboles todavía conservan su follaje. Me gusta el otoño es una estación deliciosa que tiene mil encantos, es época de los frutos secos y empiezan a caer las castañas, por el camino pisábamos su erizo espinoso y allí estaban marrón brillante; el suelo alfombrado también de bellotas, pardo marrón…

Deliciosa tarde de Domingo con su brazo protector sobre mis hombros, agradeciendo la pequeña y gran alegría en los caminos de ida y vuelta de nuestra convivencia; Lúa feliz sin su correa; saludos y pequeñas conversaciones con caminantes amigos, la mayoría de esos que ya pasaron la edad de las relaciones en bares, de aturdimiento de copas y necesidad de aglomeración, igual que nosotros buscan el sonido de los pájaros y la caricia del viento.

Las personas según su edad también nos ralentizamos como el otoño; a veces igual que las castañas con espinas por fuera por culpa de los mil y un sufrimientos, pero es eso, solo una funda, el corazón sigue palpitando dispuesto a querer y que lo quieran.

En contacto con la naturaleza la mente por unas horas, deja de indagar misterios que nos superan y es que el tiempo siempre está sujeto con alfileres, pocas veces se deja hilvanar, y ya no digamos hacer una costura duradera… ¿para qué pelearnos en hacer una obra de arte para la eternidad?, mejor ser como la naturaleza, adaptarnos a los tiempos de la vida porque el corazón no envejece.

6 comentarios:

  1. "El corazón palpitará siempre dispuesto a querer y a ser querido..." Bello y cierto amiga, me alegra tu feliz domingo y tu paseo con Lua."Disfrutar cada momento es lo esencial de la vida". Un beso. Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  2. jooooo la pekeñita va suelta joooooo q bonitaaaaaa me da envidia pero me alegro que esteis disfrutando tanto los 3.un beso grande mami

    ResponderEliminar
  3. Precioso texto,me encantó.
    Los colores del otoño me parecen bellísimos y cálidos, como tus letras.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. El otoño es mi estación del año favorita, las hojas caen, parecen que se desprenden dándole cuerpo a los sueños, que vuelan, que se van, tú lo expresas, lo vives en cada frase, en cada imagen, esa tarde de domingo.

    ResponderEliminar
  5. Ay esa Lúa me la como a besos parece pícara. Que precioso domingo has pasado amiga, gozando de lo mejor: La simplicidad de la vida y que bella tu comparación con los años que van pasando, con ese otoño dorado que se esta haciendo rogar pero que ya llegará.
    Que forma tan especial de escribir tienes, llega.
    Besitos con alitas.

    ResponderEliminar
  6. Mira que feliz que está Lúa.
    A mi me encanta pasear sobre todo ahora ,por el bosque.
    Besitos.

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!