jueves, 2 de septiembre de 2010

Eso no estaba ahí...



En el verano la naturaleza es una necesidad vital. Pasar un día al aire libre, cerca del mar, la montaña, el río, un parque, nos recarga las pilas para el resto de la semana.

Si el paisaje lo podemos disfrutar en nuestra localidad pedimos nos acondicionen senderos urbanos, espacios verdes para el esparcimiento pero a la hora de usarlos se nos olvida que estamos obligados a cuidarlos, a no realizar actividades que contaminen el ambiente.

Para lograrlo es necesario concienciar nuestros actos y tener una verdadera voluntad de cambiar en algo las injusticias que cometemos. A veces, pienso que no es fácil la tarea, todos decimos que nos preocupa el deterioro del planeta y siempre estamos dispuestos a echarle la culpa al otro, que si levantaron grandes moles de cemento paralelas a la playa, que si los incendios provocados, industrias contaminantes…

¿Y nosotros?, poca educación y poco respeto, por no decir ninguno… Las zonas de descanso, las áreas recreativa de montes u otros lugares se parecen cada día más a un vertedero…

Desde este lugar me gustaría pedir un poco de respeto por el Medio Ambiente, no cuesta nada guardar la basura en una bolsa y luego tirarla en una papelera o contenedor y si no hubiera, tampoco sería problema traerla de vuelta a casa.

No podemos arreglar los grandes problemas pero en las pequeñas cosas si podemos hacer algo ¿no les parece?

10 comentarios:

  1. Sé que suena antiguo, pero me temo que cada vez vamos a peor, quizás un poco menos de ciudadanía y un poco más de urbanidad, ya que parece que aún siendo de la misma familia encajan poco o hacen poco efecto.

    Una lástima, y si dices algo, enseguida se te encaran, "ya lo limpiarán" "a tí que te importa" y otras lindezas, un mal rollo

    ResponderEliminar
  2. Coincido pero lo veo desde otro lado.
    No es por el planeta ni por la ecología, hay que retirar la mugre propia por respeto a nuestro prójimo y porque los ESPACIOS PÚBLICOS, son de todos los ciudadanos no del que usó el sitio.
    Esos son los mismos que arrojan basura por las ventanas.
    Creo que es una cuestiòn de educación, a mi generación no se le hubiera a nadie ocurrido hacer eso, no tienen verguenza.
    Tendrán entonces los municipios que tomar medidas serias y multar a quien sea.
    Además, es cierto dañan el paseo, el pueblo, el pais, el planeta.
    Son una plaga.
    Perdoná la extención del comentario.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. OYEEEE!!! Me Puedes Prestar Dinero....Es Que Necesito Llamar Al Cielo, Hablar Con Dios Y Darle Las Gracias Por Haberte Traido A Mi Vida. ***Te Quiero Demasiado***

    Abrí mi Corazón.

    Hablé de nostalgia,

    arrullé sueños

    Desperté recuerdos

    Creí en el bien,

    Y finalmente,agradecí a Dios.

    Y cuando me di cuenta,

    ¡Estaba rodeada de Amig@s!.

    ¡Había conquistado la amistad

    ¡TÚ AMISTAD!

    MI DESEO PARA TI, ES QUE EN ESTE DÍA

    LO PASES LLENO DE,

    HERMOSAS BENDICIONES Y MUCHA ALEGRÍA

    TE DEJO TODO MI CARIÑO CON TODO MI CORAZÓN...

    No olvides pasar por mi blog a retirar unos premios que quiero compartir con vos!!!

    San♥

    ResponderEliminar
  4. Hola Alondra!!!
    Es todo un tema el que planteas y tal como dice mi compatriota Cantares, pasa por la educación.
    Somos muy poquitos quienes tenemos conciencia de ello y lo transmitimos a las nuevas generaciones, pero eso no basta.
    Somos muy pocos los que separamos los deshechos orgánicos de los inorgánicos, a nadie le importa si contaminan o no.
    Un abrazo enorme para mi querida amiga. Te extraño y te quiero.

    ResponderEliminar
  5. Cuanta razón llevas! Si no somos capaces de convivir con nuestro entorno ¿que va a ser de él?
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  6. Es triste.

    Es nuestra realidad, muy triste.

    Nos falta disciplina y cordura, sentido de higiene.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. en argentina a la gente no le importa ensuciar las calles e inundarse, porque la basura anda intentando colarse en las alcantarillas.
    es educación a nivel mundial. pero, no en los países, en las provincias ni municipios.
    en las casas no hay conciencia para vivir, menos va a rendirse culto a la ecología!!!
    andaré vivitándote en la próxima entrada. te invito a pasar por mi espacio.
    kissesss

    ResponderEliminar
  8. Los parques públicos de aquí son un cochinero. la gente no se acostumbra a levantar la basura ni a limpiar el lugar donde estuvieron o por donde pasan.

    Es una vergüenza, eso habla de la poca cultura ambiental que hay en nuestro país.



    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Hola, Alondra,
    Tienes razón. Culpamos a otros de la enfermedad de nuestra madre tierra, pero muchas veces somos quienes contaminamos. A nuestros niños hay que enseñarles con el ejemplo, llevar siempre una bolsa destinada a los desperdicios, si fuera posibles seleccionados.
    Cordiales saludos

    ResponderEliminar
  10. Alondra, llevs mucha razón, hemos de mirar y convivir con nuestro entorno, pero también es asunto de educación, de lo q sintamos...y sobre todo de los gobernantes del planeta entero...que no piensan nada más q en dinero, cuando en manos de ellos está el arreglo de casi todo, pro su afán de riqueza....mejor lo dejo q me pongo de mala uva. Buen post. Un fuerte abrazo. Uru.

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!