viernes, 27 de agosto de 2010

Demasida quietud...


Estos días me apetece releer viejos libros, ver viejas películas… La vida es complicada, alegría, dolor. Todavía no llegó Noviembre, para mi el verano está pasando sin disfrutar lo que más adoro: el mar...
Los días de finales de agosto son hermosos, un milagro cada día cuando sale el sol y rompe la bruma, cuando se va ocultando poco a poco en la montaña lejana. Por las noches, tan limpias, las estrellas brillan como haciéndote guiños, y la luna es enorme, como una bola de luz allí al Este de mi ventana.

Sweet Novenber

Director: Pat O´Connor
Protagonistas: Keanu Reeves, Charlize Theron

Posiblemente para algunos sea mejor y más poética que “Otoño en Nueva York” el problema es que si ves primero una la compararás con la otra y viceversa.
La fotografía de la ciudad de San Francisco me encantó, hay escenas muy hermosas y tiernas con una luz que tan pronto te hace sentir viva como melancólica, y es que la ciudad es ideal para un cuento de hadas. Por un lado: moderna y materialista y por el otro innovadora y bohemia.

Así son los personajes de la película, totalmente distintos… Nelson Moss un exitoso profesional del mundo de la publicidad, trabajador compulsivo obsesionado por los bienes materiales, Sara Deever una chica vegetariana, protectora de los animales, despreocupada y liberal, claro que desde el inicio de la historia sabes que guarda un secreto, al menos para mi era previsible.

Indudablemente se conocen por casualidad y esa chica medio loca y muy tierna dispuesta a disfrutar cada instante de la vida, se impone en la vida de él y lo invita a vivir juntos el mes de Noviembre... ¿Por qué? "es un tiempo lo suficientemente largo como para ser importante, pero al mismo tiempo lo suficientemente corto como para no ser un problema”.

Me gustó como metáfora: “cuando el amor llega a ese momento perfecto darle fin, para que no termine en rutina, para conservarlo en el recuerdo para siempre”… Cuántas veces no idealizamos ese tipo de relación; libre, sin expectativas, sin presión, sin ataduras.

El final por supuesto acorde con esta filosofía, no voy a desvelarlo para que vean la película. Simplemente diré que te deja esa sensación de cuando ves en el cielo una estrella fugaz. Valoro la cualidad de la protagonista: el placer de dar, él, quizás es quién sale mejor parado de la situación, tiene la oportunidad de continuar con su vida de antes pero sabe que puede y debe desarrollarse como persona.

10 comentarios:

  1. A mi también me gusto mucho y estoy de acuerdo contigo en la filosofía ;)
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  2. Hay amores y amores
    No estoy segura de haber visto la pelicula, tengo una imagen borrosa, puede ser.

    Van unos cuantos veranos que no puedo acercarme al mar,
    posiblemente no pueda volver a disfrutar de la playa en verano nunca màs, sin embargo, el mundo tiene tantos sitios preciosos que me quedo con la idea de ir a descubrirlos e intento cuando puedo buscar un lado optimista a las situaciones negativas
    ¡ànimo!!
    Habrá un bosque, unas montañas, unos caminos arbolados, unos parques con verdes y flores, siempre habrá un sitio precioso esperandote.
    Abrazos grandes y un beso

    ResponderEliminar
  3. Alondra he venido en busca de tus palabras. A partir de hoy ya sé dónde encontrarte y procuraré estar atenta a los temas que vayas publicando. No dispongo de mucho tiempo pero hay personas de las que no quiero alejarme, vendré de vez en cuando.

    No he visto la película pero la tendré en cuenta. No hay que olvidar que el amor puede ser como un arma de destrucción masiva del otro y que nos hace dependientes.
    Después, cada uno lo vive de acuerdo con su sicología y es curioso que el hombre que apuesta por la seguridad, termina por sentirse atrapado. De ahí viene el decir: "me han cazado". Mientras nosotras que soñábamos con el Amor, descubrimos que es sólo una necesidad vital, un lugar común y rutinario con el que el cuerpo trata de aliviar sus pulsiones. Pasada la etapa de los hijos, el amor es sólo algo que te mantiene atrapada y lo que es peor: aburrida. Con suerte te has convertido en una amiga fiel de tu marido mientras él, si se presenta la ocasión, no le hace ascos a ninguna aventura ocasional. Lo dejo porque ya me he despachado. Te digo, como siempre que todo lo que acabo de escribir no tiene pretensiones de polemizar con nadie, es sólo una opinión y, por supuesto, tampoco es una experiencia personal.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  4. No he visto la película pero me quedo con la metáfora. Muy buena y cierta. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, tengo que decir que tras Matrix y Constantine, personalmente tengo a Keanu Reeves en un pedestal en cuanto a un tipo duro, solitario metido en su caparazón; así que ver esta película sería resquebrajar ese pedestal, aunque el hecho de que salga Charlize Theron empuja mucho a verla, pero debo terminar diciendo que aún no me he atrevido....

    Muchos besos, si algún día me animo a verla te lo diré. Por cierto, te he dejado una sorpresa en el correo.

    ResponderEliminar
  6. No la he visto y tal vez no la vea hasta que salga en la tele, pero como dice Alma, a mí también me ha gustado la metáfora. Estoy de vuelta de las vacaciones y pasaré a menudo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Estimada Alondra
    Para que la vida nos sea grata, tenemos que tragarnos los tragos amargos en la soledad, en donde nadie se entere para lograr tener siempre una sonrisa y una sensación de bienestar que otros aprecian y hasta envidian sin percatarse de que alguna vez, todos tenemos bajones.
    El tema de la película lo encuentro un poco egoísta pues cuando llega el verdadero amor no estamos pensando que alguna vez puede acabarse, por el contrario, creemos que la dicha será eterna. “Sweet november”, tengo que verla algún día, mi esposo colecciona películas.
    Cordiales saludos

    ResponderEliminar
  8. “cuando el amor llega a ese momento perfecto darle fin, para que no termine en rutina, para conservarlo en el recuerdo para siempre”.


    puessss...

    tiene algo de lógica, y pudiera ser un consejo sabio.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Saludo, querida Alondra:
    No he visto la película, pero sí acabo de leer tu bien estructurada crónica y eso de seguro que me incitará a verla. Muy buen escrito el tuyo.
    Un abrazo, amiga Alondra.

    ResponderEliminar
  10. Mi Alondra bonita, que bella palabras en tu entrada, y no importa el mar va contigo amiga, lo tienes y lo trasmites en cada entrada.
    Y voy a ver la peli, ya esa frase me mato: “cuando el amor llega a ese momento perfecto darle fin, para que no termine en rutina, para conservarlo en el recuerdo para siempre”…
    AAAyyyy (supiros) cuanta razón hay, y cuan díficil es esa decisión
    Besoteeesss dulces.

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!