jueves, 1 de julio de 2010

Quisiera que supieras...


Me preguntaba una amiga cual era el secreto de treinta años de matrimonio en armonía…En el momento no supe que contestar. Simplemente le dije: creo que el amor es un encuentro de un «yo» con un «tú» para formar un «nosotros». (Últimamente utilizo mucho las frases, de esta desconozco el autor)
Ahora cuando ya la oscuridad cubre el cielo y me asomo a esta ventana, tarareo una canción…

"Los ojos de mi amado
son de pan tierno
y los míos de hambre
se están muriendo"…


La vida puede cambiar en un instante pero cuando yo no esté me gustaría que quien hizo el camino a mi lado no cerrara los ojos, ni los oídos, ni la piel, y sobre todo no cerrara las puertas de la ilusión y siguiera los impulsos de su corazón porque siempre habrá momentos para los sentimientos cálidos que arropen las noches y los días…

Que supiera que mi mente no había envejecido y seguía permaneciendo joven, impulsiva y soñadora, atrapada fatalmente en un cuerpo que se deteriora. ¿Se han dado cuenta de que las fechas del alma no coinciden con las del calendario? …

Los años pasaron pero yo todavía conservo la ilusión. En la novela de mi vida están escritos muchísimos capítulos a su lado y sigo considerando que es mejor enfrentarse a las realidades que le afectan a uno, en buena compañía.

Aunque parezca mentira todavía existe el amor de dos personas que no sólo buscan penetración sino compenetración. Intimidad real, conocimiento mutuo, entrega desinteresada, balsámica ternura, sobrellevar los defectos, compartir la pena y la impotencia que pueden generar en nosotros infinidad de aspectos del camino, en definitiva, pelear juntos la gran batalla de la convivencia. Esto es el amor con “mayúsculas”…

Una atracción o aventura, de momento, puede parecer maravillosa, pero a la larga es fácil que caiga en las mismas dificultades, incluso en la apatía de un matrimonio estable que no supo buscar minutos para la mutua compañía. Las aventuras sexuales sin amor, duran más o menos pero antes o después terminan, y generalmente, con la misma rutina que utilizamos como excusa para acallar la conciencia.

El amor con “mayúsculas” no excluye los conflictos. Pero hay que tener tesón e intentar solucionarlos. Aclarar las cosas sin herir. Más que buscar culpables, hay que buscar soluciones. A lo largo del camino nos vamos auto conociendo y compartiendo conocimientos con y del otro. Es una fusión sublime y merece la pena.

El desquiciamiento del hombre y la mujer en este momento de la historia cada vez va a más. Estamos instalados en una estupidez y una mentira absolutas. La gente no sabe realmente qué hacer con su vida. No cruza el río, se deja llevar por él. Es todo muy preocupante parece que sólo el egoísmo es el diosecillo de barro que impera; el placer al cuerpo y del cuerpo, el éxito social, el bienestar, y nos olvidamos de lo más importante: el amor no tiene urgencia, sino lentitud; una lentitud de caricias, de miradas, de sentimientos “con pasión” o “compasión”… ahí, uno al lado del otro para apretar fuerte la mano si es necesario, y a la vez la suficiente generosidad para caminar juntos pero libres.

Cuando tenga que dejarte para siempre, recuerda nuestras emociones, sonríe o llora con el recuerdo de las experiencias compartidas… si ya no hay vuelta atrás dame el lugar que me corresponde en tu corazón, y sigue caminando…

17 comentarios:

  1. Como me he identificado con tus pensamientos, solo que tú lo piensas y yo lo estoy viviendo como tú nos dices...me ha parecido fantástica tu manera de explicaros el AMOR con mayúsculas...Un beso. Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta tu manera de sentir y pensar...

    besotes de esta peke.

    pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe, siempre que quieras...

    ResponderEliminar
  3. Qué bonito texto Alondra.
    Me ha parecido genial tu texto, especialmente porque después de lo que he vivido, leer cosas así, me devuelve la ilusión y las ganas de creer que el amor en mayúscula si existe, lo que pasa, es que a veces tardamos en encontrarlo.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  4. Precioso!
    Me ha encantado leer tus sentimientos sobre el amor y coincido en mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Alondra, que buen texto cuanta razón tienes, sabes que la vida nos presenta dos alternativa en el matrimonio, amar y comprender, amar incompresiblemente equivocados fracasados, eso no es amor, el amor es la claridad, tan claro como tu texto, gracias por tu visita.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola mis queridas amigas de palabras compartidas: la verdad es que el escrito nació una noche de miedo, de esas que piensas que a lo mejor no tienes otra oportunidad para decirle que has sido feliz...
    Sigue igual de vigente.

    ResponderEliminar
  7. Que belleza lo que acabo de leer y mis sentires volaron felices, siempre es grato encontrar seres como tú en el camino.

    Te deseo todo lo mejor y que sigan en vuelo juntos y gozando del día a día.

    Cariños inmensos

    ResponderEliminar
  8. Que preciosidad de escrito, Alondra. Y es que expresas muy bien...

    besos y abrazos de tu niña gallega

    sara

    ResponderEliminar
  9. Han quedado todas tus opiniones tan bien expuestas y está todo tan claro que ya sólome resta felicitarte por el éxito que habéis tenido los dos: ten la seguridad de que dos buenas personas se han encontrado y han decidido vivir juntos.

    Desgraciadamente, hoy ha muerto una mujer de 49 años a manos de su marido. Y ya vamos, si no me equivoco, por más de treinta...Está claro que la tragedia aparece en la vida de muchas personas. Que, vistas las cosas así, no parece tan fácil acertar. Siempre oí decir a mi madre que era como una lotería: muchos juegan pero pocos consiguen el premio y los reintegros es el premio que más fácilmente se consigue.

    Perdona que esté llevando un post que te ha salido precioso, que es sincero y que nos muestra tu felicidad intentando hacerte ver que le debes a la vida un premio muy especial, en resumidas cuentas, que no os faltarán los méritos a tí y a él, pero que también el Destino ha estado de vuestro lado. Verás que yo, erre que erre.

    Un abrazo, querida amiga, me conforta tu felicidad. Es de casos como el tuyo del que tendrían que hablar los telediarios, a ver si cundía el ejemplo.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola Alondra!
    Me gusto mucho su articulo, en el esta la felicidad de dos.

    Saludos de J.M. Ojeda.

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado mucho como explicas lo que sientes, comno expresas el amor.
    Pues felicidades por esos 30 años de amor y que sean muchos más.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Hola amigos de palabras compartidas: Gracias!, espero que si algún día el protagonista pasa por este lugar le ayude a seguir adelante...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Mi querida Alondra: Me ha emocionado leer tu post porque eso es el AMOR con mayúsculas. La vida en común está formada por cambios constantes porque evolucionamos y pueden salir roces, que sí que salen, pero cuando se quiere de verdad se liman las arperezas y todo sigue hacia adelante y el balance es positivo.

    Hay que felicitar a ese señor que está a tu lado desde hace 30 años porque tú habrás ganado un gran compañero pero él se ha llevado a una maravillosa persona.

    Mil besos y mil rosas.

    P.D/ ¿Cómo salió tu hija del examen? Me acordé de ella.

    ResponderEliminar
  14. Hola Alondra, buenos días. Has hecho una hermosa reflexión sobre la vida, el amor y la vida y el amor en la pareja. No se que ocurre hoy, pero cada vez el hombre y la mujer se soportan menos... ¿porque? Eso no lo sé. Pero es así. A veces hablamos sobre ello en casa y no entendemos esa desmesurada falta de convivencia que hay en las parejas. Nosotros llevamos casados ya 43 años y sabemos que en un matrimonio hay distintas etapas. Todas son (o deberían ser) bellas, todas tiene un encanto especial que cuando las vemos a traves de los recuerdos nos hacen sentirnos felices. Creo que este trocito de poema que escibí hace tiempo lo explica bién:
    "... que allí donde un día ardió
    la llama con tanta fuerza,
    se conserva con firmeza
    el amor que no murió.
    Mas sosegado y tranquilo...
    no por eso menos fiel.
    Sigue siendo rica miel...
    ¡nos sigue poniendo en vilo!".
    Un abrazo amiga Alondra y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  15. Con pasión y compasión

    Quizás de todas las "recetas" está sea la más acertada, nos cuesta mucho pasar de una a otra.

    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  16. Que bonita reflexión, creo que la leeré maás de una vez.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  17. Gracias por tu visita y grato relato compartido.

    Cariños

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!