miércoles, 14 de julio de 2010

¡Hasta pronto!


El hombre, llamado a morir un día, tiene frente a sí dos perspectivas; la resignación o la rebeldía hecha de un deseo de vivir lo que queda por vivir. (Maud Mannoni)

Las personas somos como las carreteras, con rectas, curvas, subidas, bajadas... tomo esta frase leída alguna vez para intentar escribir algo, los últimos días se me hace cuesta arriba, no tengo ilusión por hacer nada, sólo dejar pasar el tiempo enclaustrada en mi caparazón como una tortuga, intentando sacar fuerza de flaqueza con la dichosa angustia que siempre llega unos días antes de ir al taller de reparaciones…

Con los años algunos rasgos que nos han caracterizado durante toda nuestra vida empiezan a relucir con más fuerza y esta alondra se vuelve testaruda; siempre fui una persona independiente, la soledad no me da miedo y convivir con la leucemia ya se convirtió en una lucha también individual… enferma, pero consciente de que no debo arrastrar a otras personas mientras pueda, de lo contrario sería como una hoja al viento…

Esta vez se complicó todo, en la otra cara de la moneda están mis padres a los que la vejez llegó a los 85 años; los adultos no siempre sentimos ni actuamos como “viejos”, y es que entre nosotros hay “viejos” de 20 años y “jóvenes” de 90, pero los años no perdonan y además de mis problemas personales tendré que llevar el peso de lo que invariablemente tenía que llegar…

Cuidar a un anciano enfermo puede resultar una gran carga emocional y física, ya pasé la experiencia: sólo ellos sufren, sólo ellos tienen necesidades; la atrofia de facultades y una sensibilidad muy agudizada al dolor les hace tremendamente egoístas, pasas a un segundo plano.

Saber que tengo que volver a empezar me tiene entre la espada y la pared con la sensación de sentirme emocionalmente atrapada, y a la vez culpable, porque nadie mejor que yo sabe de la necesidad de ser escuchada, comprendida... porque nos sostenemos en las miradas de cariño pero la generosidad también tiene límites.

Bueno, iré paso a paso, intentando aceptar lo que no se puede cambiar.

21 comentarios:

  1. Alondra, es una lucha difìcil màs no imposible.
    Permitite sentir.
    Permitite saber que uno no puede controlarlo todo, eso a mi me diò fuerzas para andar.
    No puedo controlarlo todo pero puedo elegir transitarlo de la mejor forma posible.
    Y si no puedo màs es porque soy humana.
    El resultado no depende de vos.
    Como lo vivas, sì.
    Un enorme y càlido abrazo

    ResponderEliminar
  2. Querida amiga, te entiendo y estoy contigo. Espero que la distancia no sea impedimento para que a través de tus páginas te llegue mi fuerza y mi cariño...Seguro que somos muchos los que te la mandamos...Agarrala fuerte y como tú dices, paso a paso, acepta y vive!!!!Alondra del alma, remontarás tu vuelo porque estamos contigo...Un besazo enorme. Mari Carmen

    ResponderEliminar
  3. Paso a paso mi niña y si necesitas ánimos ¡grita!
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  4. Solo a veces necesitamos crear ese vinculo especial con alguien en quien debas confiar tus secretos, tus miedos y tus risas....

    besotes de esta peke.

    pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe, siempre que quieras...

    ResponderEliminar
  5. Espero que todo te vaya muy bien y te recuperes lo más pronto posible.
    Es duro cuidar a los padres cuando enferman, todo lo que has explicado tienes razón , los míos ya no están y he sentido cada palabra que has escrito, a mi me pasó siendo muy joven cuando yo los necesitaba todavía mucho a ellos, soy la pequeña y cuando debía estar pensando en novios tenía que estar cuidando de mi madre que sufrió una enfermedad degenerativa, la pobre hizo todo lo que pudo para sobrellevarlo hasta que se fue, lo pasé mal pero la querré toda mi vida igual que a mi padre, esa experiéncia ha hecho de mi lo que soy, veo lo frágil que es la vida y cada minuto que estamos aquí es muy importante.
    Todo llega y pasa.
    Cuídate.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Despacio, paso a paso, seguro que lo conseguirás, querida Alondra

    un beso muuy fuerte de tu niña gallega, esta que te quiere tanto

    sara

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Es duro, muy duro.

    Saludos de J.M. Ojeda.
    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  8. Querida Alondra,paso a darte un beso y un abrazo...Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  9. Alondra amiga con alitas, si la vida no es rosa, tiene mil colores, varios oscuros, por más que uno intente pintarla de claridad. Pero no nos queda otra, que colgarse los anteojos y tratar de verla lo mejorcito posible. Que el negro azabache, no lo sea tanto, que tienda a un gris, y asi. Asi todos lo días.
    Algo que ayuda es no cargarte con culpas que no tienes amiga, esa mochila hace tu vuelo pesado.
    Se que encontrarás las fuerzas, que esto es una parada en tu vuelo para retomar fuerzas, para colgarte esos anteojos.
    Yo por mi parte te ofrezco mis alitas de amistad, cuando quieras que te lleve.
    Estaba por obsequiarte unos premios; pero luego de esto, suena banal.
    TQ, amiga y te envió una lluvia de energía y muchaaa luz para ti. Ya sabes donde encontrarme, y también tienes mi email.
    Aqui estaremos tus amigos,blogueros que tanto te queremos, para hacerte de oreja, para leerte y alentarte.

    ResponderEliminar
  10. Saludo, Alondra querida:
    Valor, amiga, fe y constancia, con estas tres compañeras todo se puede; espero que el Creador te fortalezca en esa lucha tenaz, mas sé que logrará sobrellevarla...
    Abrazos muuuy afectuosos y lleno e cariño, para ti Alondra.

    ResponderEliminar
  11. Preparando el homenaje de Jose te recuerdo, cada momento vivido, compartido me hace pensar en las personas que pasan momentos difíciles. Un beso enorme querida amiga. Sigues siendo ESPECIAL. Un beso. Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  12. Querida amiga, difícil tus responsabilidades, pero como tú misma lo expresas con tu sabiduría, paso a paso y yo agrego hasta donde puedas. También te asiste el derecho a desplegar tus alas y vivir. Todo mi cariño, mi admiración, mi respeto y mis buenas ondas. Conmovida te dejo mi abrazo sincero y fraterno.

    ResponderEliminar
  13. Cuidar es una tarea a veces inabarcable y agotadora, no olvides que no estás sola.

    ResponderEliminar
  14. Pase a saludarte deseandote buenos dias a venir y dejandote la frase de la semana...........

    "Sorprenderse, extañarse es comenzar a entender"

    -Ortega y Gasset-

    Cariños

    ResponderEliminar
  15. Un beso Alondra del alma...Mi paseo por tu blog es como un ritual para saludarte...Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  16. Buena semana y que el sol te ilumine.

    Cariños

    ResponderEliminar
  17. Mi Querida Alondra!!!!

    Toda esa autobiografía, se llama....VIVIR.....VIVIR.....Y MIL VECES VIVIR....CARAJO!!!!

    Solo recuerda una cosa: NO ESTAS SOLA, ME TIENES A MI (A TU PEPE GRILLO)

    Besos personales para mi Alondra Divina!!!!!

    ResponderEliminar
  18. Besoooosss!!!!desde el corazón...Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  19. A eso llamamos VIVIR....VIVIR....Y MIL VECES VIVIR CARAJO!!!!

    ResponderEliminar
  20. Besos y sonrisas desde el alma, te espero con el corazón encogido porque te echo de menos...Un abrazo. Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  21. Un beso desde el corazón...espero leerte pronto, te echo de menos.Tómate el tiempo que necesites, nosotros no te olvidamos.Un fuerte abrazo Alondra. Mari Carmen.

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!