jueves, 24 de junio de 2010

Todo puede ser...


Resumen personal de un artículo de Carlos Fresneda, periodista residente en N.Y. publicado en la revista Integral.

Tus certidumbres se desmoronan. Te sientes como un árbol en invierno, tembloroso y desvalido, en medio de un violento temporal. Estás en crisis. Donde menos los piensas “un manual de economía” obtienes la respuesta: “Una crisis es una tremenda ocasión que no podemos desperdiciar” (Paul Romer, Universidad de Stanford)Sigues el consejo y te conviertes en frío analista económico de tus circunstancias, estudias las causas como el Ibex 35 que determinaron la subida fulgurante que precedió a la gran caída, como lleva ocurriendo desde mucho antes del crack del 29.

Ciertamente las acciones como las emociones, se inflan por encima de su valor real. No conviene torear una crisis cuando estás en medio de un vendaval. Mejor dejarse voltear, morder el polvo si hace falta, y luego ya vendrá el tiempo de sacudirse. Según los economistas no hay quien nos libre de un buen batacazo cada diez años. En una palabra, el fantasma de la Gran Depresión está siempre presente.

Cuando el invierno dure más de la cuenta y no ves el momento en que vuelvan a brotar las hojas, entonces cambias de disco y pones el Roadhouse Blues de Jim Morrison: “El futuro es incierto, el final está siempre cerca”… comienzas a decirte cosas que nunca te dijiste, te asomas al mundo con otras pupilas y conviertes la crisis en aprendizaje.

En momentos de crisis puedes estrellarte sin paracaídas o rozar la cima de lo imposible... En momentos de crisis aprendió el hombre a volar, se encendió la luz o saltó la chispa de la relatividad… ”En medio de la dificultad, surge la oportunidad”, palabra de Albert Einsten.

8 comentarios:

  1. Hola mí querida Alondra. He tardado en pasar, pero es que no he podido. Me encantó tu reflexión sobre la crisis. Lástima que se haya hecho tan poco por los pobres y se proteja tanto a los que más tienen. Un abrazo y ya me tienes como seguidor. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  2. ¡Vaya reflexión sobre la crisis! Y como anda todo ..¡Nos estrellamos...!!!Tendremos que aprender a resurgir y a tirar "palante"...Un beso. Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  3. Las crisis pasan, es tremendo vivirlas,por estos lados cada dos por tres tenemos una.
    Lo que màs me indigna es que lo peor lo llevan los que menos tienen
    y los que màs tienen sacan màs ganancias.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Desde luego en una crisis es cuando empiezas a conocerte, hasta donde eres capaz de aguantar.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola amigos! en la vida siempre tenemos alguna crisis, económicas o emocionales, me gustó el artículo sobre todo porque deja un soplo positivo y esta alondra intenta sembrar flores porque si no cuido la tierra salen malas hierbas...
    Un abrazo a todos

    ResponderEliminar
  6. Y vaya que siembras flores bellas pajarita, este post, deja por lo menos en mi, un sentimiento positivo. La crisis te hunden. Alli donde esta lo peor de uno, pero también lo mejor, ello nos permite levantar el vuelo, resignificados y fortalecidos.
    Un besito entre alas.

    ResponderEliminar
  7. Mi querida Alondra: EStoy segura de una cosa y es de que en los momentos difíciles, de crisis de cualquier tipo, la mente y el alma se agudizan y encontramos soluciones, las mejores para ese momento. Si tiráramos la toalla no nos moveríamos del sitio.

    Mil besos y mil rosas.

    ResponderEliminar
  8. Pues va a ser que si, que en esos momentos de presión una sube o baja ...si baja esperemos poder subir y luego se han hecho grandes cosas y positivas ....

    Buena entrada

    Un beso

    ResponderEliminar

Un escrito crece con tu comentario. ¡Gracias!